March 19, 2004

Eterno brillo de sol en la mente inmaculada

Por Jose Daniel Bort

Las películas de Charlie Kaufman que quedan peor las dirige Michel Gondry; las mejores las hace con Spike Jonze. A la prueba me remito: Con Jonze hizo Being John Malkovich, Adaptation. Con Gondry Human Nature, y ahora está Eternal Sunshine for the spotless mind. Podemos decir que la que hizo con George Clooney, Confessions of a dangerous mind está entre las dos, en calidad se refiere.

OK. ¿Quién demonios es Kaufman?. Es sencillamente el escritor de cine más personal e interesante que ha salido de la maquinaria Hollywoodense en los últimos veinte años. Sus películas despiertan la misma admiración que tan solo se ve en directores como Spielberg o Stone. Kaufman investiga la naturaleza humana y todas sus contradicciones a través de premisas fantásticas e imposibles (ej.: conseguir una puerta donde se puede entrar en la cabeza de alguien famoso).

“Eterno” juega con los mismos elementos. Jim Carrey (Joel) tiene una relación de tres años con Clementine (Kate Winslet). Un día, Clem decide hacerse una operación donde le borran todos los recuerdos de Joel. Al día siguiente, Clem since-ramente no reconoce al que era el amor de su vida. Cuando Joel se presta a la misma incisión, su mente empieza a resistirse en borrar los recuerdos, y es aquí cuando realidad y ficción se entremezclan en el subconsciente de Joel.

Fascinante premisa. Pero en las manos de Gondry se decanta en la necesidad imperiosa del director de demostrar todo su “artistismo” y perderse en la marisma de las imágenes ingeniosas y los recovecos de la mente de Carrey, que está completamente a la disposicion del director (gracias a Dios, cuando Carrey se monta encima de su director, a la Bruce Almighty, el resultado es un viaje de ego del tamaño de la cartera del actor). Winslet es siempre fabulosa de ver y el resto del elenco está idealmente escogido. ¡Si tan solo Kaufman no se hubiese casado con Gondry en esta idea, tendría-mos una película admirable!

Tomando vidas

La serena belleza de Angelina Jolie es el pretexto para este “Thriller” que tiene un par de sorpresas interesantes y excelentes actuaciones por parte del elenco de apoyo. Especialmente de la siempre estupenda Gena Rowlands, que tiene la misma presencia iconica de Joan Crawford, Bette Davis o Catherine Deneuve.

Quien la pasa mejor aquí es Ethan Hawke, quien, de la misma forma que Tom Cruise en los ochenta, estaba especializándose en ser el apoyo de personajes “locos”. Hawke explora opciones interesantes como actor y demuestra tener un carisma parecido al de Johnny Depp en esta cinta.

El principal problema es Jolie. Ella representa al agente del FBI Ileanna Scott, pedida especialmente por la policía de Quebec para investigar a un asesino en serie. Hawke es testigo de uno de los asesinatos. Jolie tiene la responsabilidad de la película en sus hombros y su necesidad de cumplir con los rivetes de la historia le impiden lanzarse en picado, de la misma forma como lo hizo en Gia y Girl, Interrupted, personajes que definieron su carrera. Habrá que esperar a que la fase de protagonista se queme para que Jolie vuelva a tomar riesgos como actriz. No la va a parar nadie cuando vuelva a sus sentidos.

Eternal Sunshine for the spotless mind
Con: Jim Carrey, Kate Winslet
Dirigida por: Michel Gondry
Clasificación: R
Chiles: 3 ½ de 5

Taking Lives
Con: Angelina Jolie, Ethan Hawke
Dirigida por: D.J. Caruso
Clasificación: R
Chiles: 2 ½ de 5

Return to the Frontpage