March 17, 2006

Las exploraciones distorsionadas del cuerpo humano de Franco Méndez Calvillo

Por Luis Alonso Pérez

Injertos, Implantes y Descomposiciones es el nombre de la nueva exposición del artista visual Franco Méndez Calvillo que será inaugurada el viernes 17 de Marzo en la galería del Instituto de Cultura de Baja California.

Una obra que según su curadora Olga Margarita Dávila puede ser descrita como una muestra pictórica en la que se concreta una con-tundente tesis: La pintura como presentación de la distorsión humana contemporánea.

A través de una serie de colages, fotografías y pinturas el artista nos llevará a través de un insólito proceso artístico que experimenta, explora, descompone y desmiembra al cuerpo humano, solo para crear un nuevo ser, uno que posea una belleza distorsionada a través de su lente y de sus pinceles.

Aunque el experimento suene un muy parecido al del Doctor Frankenstein, la obra del maestro Méndez Calvillo no trajo a la vida ningún monstruo, al contrario, logró plasmarse en una serie interdisciplinaria compuesta por dos series de 8 fotografías cada una, un políptico de 21 colages, 4 impresiones digitales y 17 pinturas, así como un artefacto de agua que de cierta manera cataliza la distorsión del proceso creativo.

La idea para estas experimentaciones visuales surgió en el año 2000, cuando Méndez Calvillo fue invitado a contribuir en una exposición colectiva en la ciudad de La Habana y participó con ocho obras pequeñas de un pié cuadrado de pinturas acuarela sobre vidrio que conforman una serie sobre cuerpos humanos ahogados que titula “Río Bravo, Cuerpos Clandestinos”.

A raíz de ese trabajo el artista visual mandó a hacer un pequeño visor de acrílico que llenaba con agua y colocaba frente a su cámara para que sus fotografías lucieran como si fueran tomadas dentro del agua.

A partir de esa idea comenzó a hacer colages con revistas de belleza como Vogue o Cosmopolitan, tomando recortes de partes del cuerpo como caras, torsos, brazos, ojos y otras partes, logrando figuras muy interesantes. Después fotografiaba esos colages a través del dispositivo que inventó, de manera que resultaban fotos con una distorsión muy original.

Pero a su vez, estas fotografías servían como base para realizar pinturas al óleo. De esta manera cerrando un proceso creativo que resultaba en tres piezas en diferente técnica. A partir de las distorsiones que atraviesan los cuerpos humanos se decidió por el nombre Injertos, Im-plantes y Descomposiciones.

En su exposición se podrá admirar este original dispositivo, aunque para Franco Méndez Calvillo su intensión no es presentarlo como un esfuerzo didáctico, sino que lo presenta porque desea compartir el proceso creativo completo que lleva su obra.

El cuerpo humano forma una parte importante dentro de la estética del artista, ya que durante 25 años dedicó su vida a la medicina. A la misma vez se ha visto inspirado por la estética cubista y surrealista, que alteraba la figura humana para concebir una nueva “estética de la fealdad” según describe Méndez Calvillo. También tiene que ver una forma de crítica o sátira sobre el concepto de belleza actual, a veces tan plástica, tan artificial, que hace a las personas verse más feas de lo que originalmente eran.

Méndez Calvillo se encuentra ansioso por conocer la reacción de las personas que visiten su exposición, ya que desde la concepción de su obra el artista no buscaba obtener una reacción específica sobre las personas, al considerar que su trabajo es una obra abierta a diversas interpretaciones y análisis personales.

La exposición Injertos, Implantes y Descomposi-ciones será inaugurada el viernes 17 de marzo a las 8pm en la galería del Instituto de Cultura de Baja California. Av. Centenario #10151 Zona Río. La entrada es libre y para todas las edades. Para mayor información visita el sitio de Internet http://www.bajacalifornia.gob.mx/icbc o comunícate al teléfono 011 52 (664) 683-59-22

Return to the Frontpage