March 12, 2004

Objetos en el espejo están más cercanos de lo que parecen

Johnny Depp desafía las apariencias en Secret Window

Por Jose Daniel Bort

La cara del actor favorito de todo el mundo (después de su aparición en Piratas del Caribe) se refleja en el espejo retrovisor de su SUV. El foco cambia y vemos la figura de su rival amoroso y el famoso letrerito que aparece en algunos carros. Este instante resume el tema y el sentimiento que une la nueva película de Depp, Secret Window.

Concebida a partir de la novela de Stephen King “Secret window, secret garden” y adaptada y dirigida por el famoso guionista David Koepp (Las dos Spiderman, Panic Room, Carlito’s Way, Jurassic Park, entre otros), la película parece empezar de forma muy parecida a Misery, (Loco aterroriza a escritor para que cambie una historia), la cual es la mejor adaptación de una obra de King hasta la fecha.

Pero una vez más, las apariencias engañan. Por supuesto no voy a revelar el final, pero no tiene nada que ver por donde la película comienza, y creo que esa es una buena señal para el género que toca. Secret Window cuenta con sólidas actuaciones pero se siente contraída e incompleta en el desarrollo de la historia.

Johnny Depp es Mort Rainey, un famoso escritor que está en el medio de un difícil divorcio con su esposa de diez años, Amy (María Bello), quien decidió continuar su vida con su amante Ted (un estupendo Timothy Hutton). La pareja quiere que Mort finiquite el divorcio y seguir con sus vidas, él se siente utilizado ya que sus pertenencias y sus sentimientos por Amy están en juego.

Al principio, Koepp trata en lo posible de identificar a la audiencia con el carismático Depp, y realmente no hace falta. El público está vendido al actor desde el primer momento que aparece en pantalla, con el mismo fervor con que se identifica con leyendas como Mae West o Greta Garbo. El actor también ayuda produciendo otro de sus personajes que batean duro y profundo al campo izquierdo con sus excentricidades.

Mort también tiene todos los defectos típicos que los escritores sufren cuando están en mitad del proceso (Largas siestas en la mitad de la tarde, autocrítica destructivas de su trabajo, etc.) hasta que recibe la visita de un personaje inesperado, Shooter, actuado por John Turturro con un convincente acento sureño.

El hombre no podría estar más alejado a Mort en apa-riencia, pero aparentemente comparten los mismos gustos y tendencias literarias. Shooter posee una muy convincente manera de persuadir sus deseos a Mort.

La cinta luego se convierte en una claustrofóbica muestra de carácteres con giros de trama quizá demasiado trillados (referencias directas a Fatal Attraction y a “doble de cuerpo” son inevitables), pero el mayor gusto es ver a Johnny Depp en primer plano todo el tiempo, disfrutando de sus opciones en el personaje como el niño en la caja de arena.

Si bien “huele a quemado” en el desenvolvimiento de esta historia, Secret Window entrega una premisa aparente, la dobla, la convierte en otra cosa y se sale con la suya. Ahora, ¿cuántos de nosotros podemos decir lo mismo de nuestras propias vidas?

Secret Window (La ventana secreta)
Con: Johnny Depp, Maria Bello, Timothy Hutton
Dirigida por: David Koepp
Clasificacion: PG-13
Chiles: 3 de 5

Return to the Frontpage