March 11, 2005

Comentario:

El Regreso del Zorro Latino

Por Humberto Caspa, Ph.D

Se dice por ahí que la secuela del Zorro está por volver a la pantalla grande. Lo cierto es que los pobres, los abatidos por el tráfico y el crimen, ya están apostando banderillas de bienvenida a este personaje mítico que hará su entrada no en la pantalla grande, sino en las calles centrales del viejo Los Ángeles. Se le espera el 17 de Mayo y quiere ser Alcalde. ¿Será que llega?

Sí, el Zorro estará por aquí pero éste es un poco diferente. No lleva el sombrero negro de ala ancha, ni la capa hasta el piso, ni la pequeña máscara negra. Este Zorro es más bien bajito y flacuchento. Se pone gomilla en el cabello, no tiene bigote y tiene una sonrisota que levanta el ánimo al más pobre.

A diferencia del Zorro anónimo de Hollywood, éste tiene nombre y apellido.Se llama Antonio Villarraigoza. Es Latino de pura sepa, aunque su cultura es más de aquí que de allá y sabe hablar “espanglish”.

Villarraigoza acaba de ganar las elecciones preliminares para alcalde. Según los datos estadísticos, obtuvo 33% del voto electoral angelino; mientras que su contrincante, el alcalde James K. Hahn sólo consiguió el 24%. Los dos se volverán encontrar en la vuelta final en Mayo.

Las malas lenguas dicen que James K. Hahn ya está empezando a obstaculizar la victoria inminente de Villarraigosa. Primero, cortejando a su más asiduos enemigos de la pasada campaña electoral, al ex-asambleísta Bob Hertzberg y a la comunidad negra. Segundo, Hahn apuesta que sus nuevos aliados, el ex alcalde Richard Riordan y el equipo del gobernador de California Arnold Schwarzenegger, le tiendan la mano. Quiere resucitar del descalabro de su pasada ad-ministración.

La gente que apoya la llegada de Villarraigoza a la alcaldía, particularmente la comunidad latina, no debe preocuparse tanto. No obstante, cautela es necesaria para que no pase lo que ocurrió hace cuatro años, cuando Hahn paró las aspiraciones de Villarraigoza de convertirlo en el primer Hispano alcalde después de más de un siglo de espera.

Irónicamente, lo mejor que pudo haber ocurrido a Villarraigosa no es que él haya ganado las elecciones preliminares. Eso se contaba como un hecho anterior al suceso. Más bien, la gran noticia fue que precisamente haya resultado Hahn segundo, y no el ex asambleísta Bob Hertzberg. Éste sí hubiese sido un hueso duro de roer, sí es que se hubiese enfrentado en la contienda final con Villarraigosa.

James Hahn dice que va a dar una batalla a muerte el mes que viene. Sin embargo, las pleitesías en su equipo de trabajo y los delitos de cuello blanco de algunos de sus más cercanos protegidos, ya le están empezando a restar fuerza a su campaña electoral.

Por otra parte, la gente de los Angeles, especialmente la comunidad negra, que le acertó un palazo en la cabeza de Villarraigoza hace cuatro años, ya no quiere más a Hahn. Se han convertido en sus enemigos acérrimos porque quitó a unos de los suyos, el ahora concejal Bernard Parks, como jefe de policías de la ciudad.

Se prevé que, ahora, la comunidad negra apoyará la candidatura de Villarraigosa. Se espera que ese porcentaje de votantes afro-americanos se una a los 4% de su buen amigo Richard Alarcón, incluyendo al del suyo de 33%. Todo ello sugiere –a groso modo— un 50% del voto total, el cual es suficiente para destruir las aspiraciones de Hahn de gobernar otra temporada.

Empero, en la política el diablo sabe más por experiencia que por diablo. A Hahn experiencia le sobra, y es tan malo como el diablo para gobernar. Villarraigosa necesita una campaña efectiva para, primeramente, mantener la base política que lo apoyó el día miércoles. Luego, es importante que jale a electores moderados que se alinearon con Hertzberg. Esta gente demostró conspicuamente su desilusión con el presente gobierno.

En la tierra de Los Ángeles, donde se cobijan bellezas de Hollywood como Zalma Hayek y Catalina Z. Jones, no hay espacio para el diablo. Tampoco hay cabida para el mal gobierno en una ciudad turbada por el crimen, el hampa y la pobreza. Los angelinos piden a gritos la llegada del Zorro Latino, quieren que los saque de la desesperación y la turbulencia.

Dr. Humberto Caspa, Profesor de economía política en la Universidad Estatal de California San Marcos. E-mail: hcletters@yahoo.com

Letters to the Editor Return to the Frontpage