March 11, 2005

Los Robots cobran vida en la pantalla

Los dibujos animados de William Joyce celebran su humanidad

Por Jose Daniel Bort

La distribuidora de cine Fox se ha tomado para si el mes de Marzo para lanzar sus productos animados, lo que le garantiza la virtual falta de competencia de otras “comiquitas”, pero sin llegar a tener los copiosos beneficios que implica lanzar este tipo de películas en el verano. La estrategia funcionó con “Ice Age” en el pasado, y ahora le toca el turno a “Robots”.

Con las voces principales de Ewan Mc Gregor, Robin Williams, Halle Berry, Greg Kinnear, Mel Brooks y una larga lista de personajes de reparto, pareciera que los directores de esta película necesitaran que cada uno de los más pequeños personajes tuviese el sello de garantía de un actor reconocido por detrás.

Quizá ésta estrategia serviría para asegurarse de que no se vieran los inmensos lugares comunes de la primera parte de Robots. La sensación de que la trama viene como repuesto reciclado de otra película no tan lejana es inevitable. La historia de creer en si mismo hasta el final ha sido utilizada con tanta frecuencia que uno se pregunta si los ocho añeros para los que ésta película está dirigida no aprendieron esta lección hace cuatro o cinco años atrás.

Ya que lamentablemente el caricaturista más importante del Japón, Hayao Mizayaki (creador de la ganadora del Oscar Spirited away) no estaba disponible para darles unas lecciones a los escritores sobre como contar los mismos temas de forma original, Robots empieza cojeando. Sin embargo, la riqueza visual de la segunda parte de la película combinada con la banda musical de John Powell (a veces se siente como si la imagen estuviese al servicio de la música, no al revés) salva a esta costosa producción de caer en la mediocridad de lo ya visto y ya contado.

Mc Gregor es Rodney Copperbottom, un humilde robot que llega a robot City con la intención de cumplir su sueño de convertirse en inventor de las empresas Big Weld (Mel Brooks). Sin embargo, la compañía ha sido tomada por el malvado Ratchet, que prepara un plan para eliminar todos los repuestos y forzar a la mayoría de los robots a comprar costosos adelantos tecnológicos o ser lanzados al chatarrero municipal.

La decisión es por supuesto tomada con alarma por el “populacho” que representa a la clase media trabajadora en Robot City. Muy pronto Rod-ney se convierte en el Mesías salvador al usar su ingenio para reparar a los más necesitados, convirtiéndose a la vez en héroe y en miembro de los “médicos de robots sin fronteras”, actividad que no pasa desapercibida por Cappy (Halle Berry) quien con su influencia lo lleva a los altos lugares que él aspira a llegar.

La metáfora capitalista sobre un nuevo orden en robotlandia es simpática y suficientemente sencilla como para ser entendida por los más pequeños, sin embargo no aguanta cualquier discernimiento adulto de ninguna clase. Es en la resolución de las imágenes del filme en donde radica su fortaleza. La película es un viaje cargado de adrenalina con varias sorpresas bajo la manga (una secuencia con dominós y la escena final son particularmente buenas), pero que a veces necesita más que una simple excusa para cobrar un sentido verdaderamente emocional.

Robots
Con: Ewan Mc Gregor, Robin Williams, Halle Berry
Dirigida por: Chris Wedge, Carlos Saldanha
Clasificación: PG
Chiles: 3 ½ de 5

Return to the Frontpage