March 10, 2006

Comentario:

Los hispanos y las elecciones del 2006

Representantes Tom Reynolds, Mario Diaz-Balart y Luis Fortuño

Con el comienzo de la sesión legislativa del 2006, la cuenta regresiva hacia las elecciones del 2006 también empieza. Después de una elección presidencial en que los hispanos salieron a votar de una manera sin precedente, los comicios del 2006 poseen la posibilidad de aun más participación política por el grupo minoría más grande de nuestro país.

El 5 de enero —306 días antes de las elecciones— vimos el primero de lo que seguramente serán varios informes sobre los hispanos y estas elecciones. La encuesta realizada por The Latino Coalition titulada “2005 National Latino Survey” contiene información prometedora para el partido republicano, y a la misma vez nos muestra la cantidad de trabajo que hace falta por hacer en comunicar los beneficios de nuestra agenda a la comunidad hispana.

La encuesta muestra que los hispanos son muy conservadores con respecto a temas económicos y sociales. Según la encuesta, “Por un margen de 44-9 por ciento, los hispanos creen que recortes tributarios para familias y empresas son la mejor manera de promover el crecimiento económico y la creación de empleos... Por un margen de 55-35 por ciento, los votantes hispanos prefieren un plan de cuidado médico privado a un programa gubernamental… Por un margen de 57-27 por ciento, los hispanos se identifican como pro-vida, mientras que un 62 por ciento están opuestos a matrimonios homosexuales”.

A pesar de la similitud entre las políticas apoyadas por los hispanos y esas promovidas por el partido republicano con respecto a la economía, el cuidado médico y los temas sociales, los hispanos encuestados creen que los congresistas demócratas hacen un mejor trabajo que los republicanos en cada uno de estos temas.

Estos resultados parecen afirmar lo que Ronald Reagan famosamente declaró hace más de 25 años - que “los hispanos son republicanos, pero todavía no lo saben”. Efectivamente, los republicanos tenemos que seguir trabajando para comunicarle a los hispanos los valores que compartimos con respecto a los recortes tributarios, las fuerzas del mercado sobre soluciones gubernamentales que apliquen de forma igual para todos y los temas de vida, entre otros asuntos.

La encuesta también tiene información de relevancia a nuestros esfuerzos en las elecciones de este año. En términos de aprobación pública del Congreso, los congresistas republicanos recibieron valuaciones de hispanos menos favorables que los demócratas. Además, el sondeo genérico indica que si las elecciones legislativas fueran hoy, los votantes hispanos favorecerían a un candidato demócrata sobre un republicano.

No obstante, las elecciones de la Cámara se basan en candidatos individuales y las ideas que apoyan. Sondeos genéricos e identificación con un partido tendrán poca influencia cuando los votantes vayan a las urnas en noviembre porque no toman en cuenta las personas que se postulan, sus políticas y como representarían un distrito en específico. Ningún candidato se postula solamente basado en su afiliación política, sino basa su campaña en los asuntos de más importancia para sus votantes. Es una cosa que los votantes digan que votarán por un partido o el otro, pero es otra cosa que ellos actualmente voten en contra de su representante titular que conocen bien, o el candidato incansable que ha hecho el acercamiento a los hispanos una prioridad de su campaña. Lo que les importa a los hispanos de Miami varia marcadamente con lo que les importa a los de Albuquerque, y solo una estrategia local puede identificar esas diferencias y sintetizarlas a votos republicanos en noviembre.

Sin embargo, los republicanos tenemos que comunicarnos de forma más efectiva con los hispanos sobre lo que simboliza nuestro partido, distrito por distrito. El éxito que los republicanos hemos tenido en las últimas elecciones se debe en gran parte al apoyo hispano hacia Bush. Nuestro éxito en 2006, sin embargo, dependerá del apoyo hispano hacia candidatos como Heather Wilson en el primer distrito de Nuevo México y el apoyo hispano hacia Rick O’Donnell en el séptimo distrito de Colorado. Si nunca ha oído de Wilson o O’Donnell, se debe al hecho que ellos se están enfocando en asegurar que sus votantes hispanos si los conozcan bien antes que vayan a las urnas.

El 2006 se perfila como un año prometedor en el cual los republicanos de la Cámara seguiremos avanzando una agenda que nos posicionará para el triunfo en noviembre al enfocarnos en la seguridad nacional y en promover el crecimiento económico y la creación de empleos. En menos de nueve meses, el único sondeo que importa se realizará en 435 distritos a través de todo el país. Los hispanos continuarán teniendo un papel importante en determinar el control de la Cámara, y los republicanos seguiremos comprometidos a mostrarles a los hispanos que no saben que son republicanos por que si lo son.

El representante Tom Reynolds es presidente del Comité Nacional Republicano del Congreso (NRCC). Los representantes Mario Diaz-Balart y Luis Fortuño son miembros del Comité Ejecutivo del NRCC.

Letters to the Editor Return to the Frontpage