March 3, 2006

Mesa redonda entre activistas y estudiantes de UCSD 2006

Por Luis Alonso Pérez

El 6 de diciembre del 2004 el marino Pablo Paredes se rehusó a embarcarse en un buque de carga dirigido a Irak, manifestó públicamente su rechazo a lo que considera una guerra ilegal, inmoral e increíble.

Su lucha se volvió uno de los casos más sonados de renuncia por objeción por conciencia, convirtiéndolo en una de las principales figuras latinas en contra de la guerra. Un ejemplo de oposición pacífica para toda una nueva generación de americanos.

Ahora Pablo continúa su lucha, en esta ocasión, compartiendo sus experiencias frente a un grupo de jóvenes en la mesa redonda entre activistas y estudiantes de la Universidad de California en San Diego (UCSD), llevada a cabo el pasado jueves 23 de febrero.

Este es un evento anual realizado para satisfacer la demanda estudiantil de reunirse con los activistas locales para compartir sus puntos de vista en temas como la paz, la justicia social, laboral y económica, los derechos humanos, de las mujeres, los migrantes y los prisioneros, así como escuchar sus experiencias en las trincheras de las diversas luchas sociales.

“Fue un evento informativo, pero también fue realizado para establecer contacto entre ambos grupos, asegurando que los alumnos están siendo expuestos a las actividades que se llevan a cabo fuera del plantel y ofrecer oportunidades para que colaboren como voluntarios o como practicantes” comentó David Pellow, profesor de UCSD y uno de los coordinadores del evento. “El objetivo es abrir las puertas de UCSD para que la comunidad y la universidad trabajen en conjunto logrando una “Comuniversidad” agregó.

Alrededor de una docena de estudiantes universitarios tuvieron la oportunidad de escuchar y discutir sus inquietudes o puntos de vista con Pablo Paredes y un grupo de activistas conformado por la Coalición Californiana en Contra de la Pobreza, una organización de acción directa en apoyo a las luchas cotidianas que la población de bajos recursos; El Ministro Tukufu Kalonji, director del Instituto Serudj con su proyecto contra la pena de muerte y los Estudiantes por la Justicia Económica, un grupo de estudiantes de UCSD que trabaja con la comunidad sobre temas de justicia social y económica.

Para Jorge Mariscal, maestro de UCSD y miembro del proyecto YANO de oportunidades no-militares para la juventud, es muy importante que los alumnos salgan de la protección de La Jolla para conocer las comunidades de clase obrera y de los barrios de color.

“Aquí en La Jolla los estudiantes están en una torre de marfil y algunos de nosotros estamos tratando de romper las murallas entre las comunidades y en esta universidad que tienen tantos recursos” comentó Mariscal, quien invitó a los estudiantes a entrar en contacto con los activistas de base de la región, encontrar un tema en el que les guste trabajar y colaborar con sus conocimientos de investigación con la gente que lucha por un cambio social.

Para David Pellow, es particularmente importante que momentos como estos, en los que Estados Unidos como país se ha inclinado políticamente hacia la derecha, los estudiantes tengan seguro que su plantel universitario continúa siendo un lugar en donde pueden expresar sus ideas abiertamente y donde las personas que desean trabajar por un cambio social puedan hacerlo.

“Lo que nos gustaría ver es una unión entre diferentes universidades, tal como se observó hace poco cuando Arnold Schwarzenegger propuso los recortes al presupuesto” expresó Pellow “esa ocasión vimos una coalición impresionante de estudiantes de todo San Diego, pero estos temas (paz, justicia social, derechos humanos, etc.) deben ser importantes para todos los alumnos universitarios”.

Al finalizar el evento algunos estudiantes se acercaron con Pablo Paredes o con otros activistas, para expresar alguna opinión o pedir más información sobre sus proyectos, sin embargo algunos de ellos se comprometieron a colaborar directa o indirec-tamente con alguno de estos proyectos sociales.

Esto tal vez puede parecer un esfuerzo minúsculo en la lucha contra la violencia y la injusticia en el mundo, pero constituye un paso importante en la continuación de un proceso que requiere el trabajo de varias generaciones.

“Los diferentes movimientos sociales nos han demostrado que la energía y la esperanza viene de los jóvenes” comentó Jorge Mariscal “nosotros que somos mas mayores ya estamos más cansados, así que los jóvenes tienen que empujar la agenda y hacer el cambio social”.

Si eres estudiante universitario o deseas colaborar con alguno de estos proyectos puedes encontrar más información en los siguientes sitios de Internet: Campañas en contra de la guerra y la militarización de las escuelas: www.guerreroazteca.org www.projectyano.org; Instituto Serudj para la socialización efectiva www.serudjinstitute.org; La Coalición Californiana en Contra de la Pobreza: 619-819-7806.

Return to the Frontpage