March 1, 2002

Ancianos de Minorías Piden Despliegue Universal de Banda Ancha

Voices for Minority Elderly Coalition Menciona Mejoramiento en Atención Médica y Oportunidades de Educación como Principales Beneficios para los Ancianos

WASHINGTON — La Voices for Minority Elderly Coalition (VME), un grupo sin fines de lucro de organizaciones que representan las necesidades de los ancianos que son de las minorías, abogó hoy por una serie de principios encaminados a garantizar que la población anciana de minorías tenga acceso a servicios de Internet de banda ancha. Los miembros de VME son una muestra representativa de la población de la tercera edad: afroamericanos, asiático americanos, hispanos, indios norteamericanos.

Según un estudio publicado el año pasado por eMarketer, firma de investigación en la Internet, las minorías y los ciudadanos de la tercera edad eran los dos segmentos de crecimiento más rápido de la población en línea. El Pew Internet & American Life Project también informó que los ancianos son usuarios muy entusiastas de la Internet, que le dan un gran valor a la comunicación con sus seres queridos y a la búsqueda de información sobre temas importantes como el cuidado de la salud y las finanzas personales.

Aunque el acceso de banda ancha a la Internet beneficia a todos los segmentos de la población, independientemente de la raza, la etnia o la edad, la banda ancha tiene un valor educativo y relacionado con el cuidado de la salud particularmente alto para los ancianos de minorías. Más importante aún para los ancianos de minorías, el despliegue universal de la banda ancha mejoraría la calidad y el carácter asequible del cuidado de la salud, facilitaría el aprendizaje a lo largo de toda la vida, crearía empleos, facultaría a las personas de la tercera edad a interactuar con el gobierno, y mejoraría el acceso a las tecnologías de comunicaciones.

"La Internet cierra muchas de las divisiones potencialmente peligrosas que alejan de la sociedad a ciertos grupos, especialmente los ancianos y las minorías", dijo Marta Sotomayor, presidenta del National Hispanic Council on Aging. "Al incrementar el acceso a la tecnología de la siguiente generación para minorías de la tercera edad, los funcionarios que trazan normas pueden mejorar en gran medida la calidad de vida de nuestros miembros".

VME relacionó ocho principios fundamentales, dirigidos a garantizar el servicio universal de banda ancha. Según la organización, los funcionarios deben:

1. Comprometerse con el despliegue, la seguridad, la calidad del servicio y la confiabilidad de una red de banda ancha como paso fundamental para alcanzar la próxima fase de la evolución del servicio universal.

2. Insistir en que los proveedores de acceso de banda ancha a la Internet, independientemente de la tecnología que desplieguen para proporcionar ese acceso, se adhieran a prácticas de mercado justas con respecto a la interconexión y a la no discriminación.

3. Establecer un ambiente regulativo justo que estimule la inversión en servicios de red de alta capacidad con respecto a la igualdad entre todos los proveedores en el mercado de la banda ancha, y que responda rápidamente a los cambios en la tecnología y en la organización de industrias.

4. Garantizar mediante políticas públicas eficaces que los servicios y las tecnologías avanzadas sean asequibles y accesibles para comunidades e individuos. Esas políticas comprenden subsidios, incentivos a la inversión y agregado de demanda en zonas con un servicio insuficiente.

5. Continuar apoyando programas federales modelos como el Programa de Oportunidades Tecnológicas (TOP) del Departamento de Comercio, el programa de Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC) y el E-rate para escuelas y bibliotecas, a fin de proporcionar un acceso mayor a nivel local.

Establecer una Política Nacional de Banda Ancha que aliente el desarrollo de infraestructura.

7. Proporcionar incentivos cuando sea necesario para garantizar que el sector sigue siendo una gran fuente de innovación. Al mismo tiempo, en el diseño y despliegue de servicios avanzados, el sector necesita trabajar en estrecha relación con aquellos que los van a usar y a beneficiarse de ellos. Esto abarca, por ejemplo, garantizar aplicaciones de banda ancha completamente funcionales para las personas con incapacidades.

8. Demostrar un vigoroso compromiso federal con proporcionar incentivos y eliminar barreras al rápido despliegue de servicios avanzados en el sector.

Este llamamiento a entrar en acción se produce mientras el Ejecutivo y el Congreso consideran proyectos de ley y normas fundamentales encaminadas a incrementar el despliegue de la banda ancha.

Regresar a la Portada