June 30, 2000


El VA Lucha Contra La Hepatitis C — El Amenazador Silencioso

by Oziel Garza
VA Office of Public Affairs

Un asesino silencioso está amenazando a los veteranos. Es la infección sanguínea crónica más común en los Estados Unidos, responsable por más de 10,000 muertes cada año (de acuerdo con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y se espera que las cifras se tripliquen durante los próximos 10 a 20 años. Pero quizás más alarmante es la prevalencia de esta enfermedad entre los veteranos. Se estima que se encuentra entre el 8 y el 10 por ciento, mucho más por encima del 1.8% de infecciones en la población general.

La enfermedad es hepatitis C y muchos veteranos ni siquiera saben que llevan este virus. Esto se debe a que el virus puede permanecer dormido de 10 a 30 años. Cuando los síntomas aparecen, por lo general son en forma de fatiga, pérdida de apetito o dolor abdominal. Para entonces, el virus quizás ya haya causado un daño serio al higado que podría llevar a una fatal cirrosis o aún peor, cáncer del higado. Más de 50 por ciento de todos los pacientes que reciben transplantes de higado en los hospitales del VA se confirmó que tenían el virus de la Hepatitis C.

Con los veteranos en alto riesgo, el VA lanzó una ofensiva para erradicarlo. El Sub-Secretario de Salud interino del VA, Dr. Thomas Garthwaite, dió un paso al frente para encabezar el asalto. Uno de los primeros pasos era el de establecer dos Centros de Excelencia en Hepatitis C en los Centros Médicos del VA en Miami y San Francisco. Los centros coordinan el tratamiento y los esfuerzos de investigación, así como el desarrollo de materiales educativos para los pacientes y sus familias, proveedores de salud y consejeros quienes aconsejan a los pacientes antes y después de los exámenes.

El Centro de Excelencia en Hepatitis C de Miami ha adaptado una iniciativa multifacetica para combatir la epidemia que va en aumento, dijo el Dr. Lennox J. Jeffers, jefe de Hepatología en el Centro Médico del VA en Miami y director del Centro de Excelencia en Miami. "Le estamos diciendo a los veteranos que es la hepatitis C y que precauciones deberán tomar si son diagnosticados". Explicó que aquellos que están infectados con el virus deberán evitar conductas que podrían acelerar el daño viral al higado, tales como consumo excesivo de alcohol, y evitar conductas que pudieran pasar el virus a otros, tales como el uso de drogas intravenosas.

La doctora Teresa L. Wright, jefe de gastroenterología del Centro Médico del VA en San Francisco y directora del Centro de Excelencia en Hepatitis C en San Francisco, dice que su centro está actualmente estudiando nuevos farmacos en el tratamiento de la hepatitis C. Uno de ellos es llamado VX 497, un inhibidor de una de las enzimas esenciales para la síntesis del ácido ribonucleico (RNA) de la hepatitis C. El RNA es un grupo de ácidos nucleicos esenciales en la síntesis de la proteína. El centro es también uno de solo dos hospitales en el país examinando las ribozomas de la hepatitis C, secuencias especificas de RNA encaminadas en contra de la genética del virus, o el set completo de las cromosomas.

Los avances que se hacen en los dos centros son diseminados a todo el VA a través de una serie de conferencias nacionales. En la última conferencia, llevada a cabo el 23 y 24 de marzo, enfermeras, farmacistas, consejeros del VA así como representantes de organizaciones de servicio al veterano estuvieron presentes para aprender acerca de las últimas investigaciones. "Lo que esperamos es que la gente que venga aquí (a las conferencias) vuelvan a sus centros medicos y redes de trabajo y entrenen a otros a nivel local," dijo el doctor Toni Mitchell, jefe de consulta en cuidado agudo en el VA.

Se planean conferencias adicionales. La próxima está programada para agosto y hará hincapie en la guía para el tratamiento de la hepatitis C. Al encarar la epidemia, el VA Deputy Under Secretary for Health Dr. Thomas L. Garthwaite, quien planea estar en la conferencia de agosto dijo, "La buena noticia es que estamos encontrando a nuestros pacientes que padecen de hepatitis C, los estamos checando, los estamos tratando y hemos puesto por delante una agenda muy agresiva para entender la enfermedad mejor y buscar nuevas respuestas." Otra conferencia para las enfermeras y consejeros está planeada para septiembre.

Una de las prioridades de Mitchell es la de llegar a los veteranos que están en riesgo. "Llegar a todos siempre será nuestro reto mas grande," dijo. Explicó que el VA solo trata a cerca del 10% de todos los veteranos y pudiera ser muy difícil alcanzar al 90% restante.

Y, ¿cómo llegaría hasta ellos? Para empezar, se asoció con la Fundación Americana del Higado, La Fundación Internacional de la Hepatitis, organizaciones de servicio al veterano y otras agencias federales, tales como la CDC. "También estamos trabajando con los centros de veteranos. El cincuenta por ciento de su clientela no utilizan los servicios del sistema médico del VA, esto nos da una gran oportunidad de llegar hasta esos veteranos."

Una de las formas en que ella monitorea la epidemia y el efecto de los esfuerzos del VA es a través de un registro nacional. El registro traza el numero de veteranos que han sido examinados y los resultados de este exámen. El primer año que el registro se abrió en 1998, 112,996 veteranos fueron examinados. Desde enero de 1999 hasta marzo del 2000, 213,252 veteranos fueron examinados, casi el doble de los que se examinaron el primer año.

Desde que se encargaron de la epidemia, el VA ha establecido los centros de excelencia, las conferencias educativas, las sociedades para llegar a todos y un registro nacional, empujando al VA a la cabeza de la investigación, el tratamiento y la educación de la hepatitis C. "El VA ha tomado una posición muy agresiva," notó Jeffers. "Esta (posición multifacética) es inigualable en el tratamiento de la hepatitis C."

¿Debería Examinarse Usted Para la Hepatitis C?

* ¿Ha usado alguna aguja para inyectarse drogas como la heroína o la cocaína, aún cuando haya sido hace muchos años?

* ¿Le hicieron una transfusión sanguínea, ó un transplante de órgano antes de 1992?

* ¿Recibió algún producto sanguíneo antes de 1987?

* Si fue o es un trabajador del área de salud, ¿ha estado en contacto con sangre en el trabajo?

* ¿Estuvo en diálisis renal por largo tiempo?

* ¿Ha compartido el rastrillo, el cepillo de dientes, u otro artículo personal que pudiera haber contenido sangre con otra persona?

* ¿Su madre tuvo hepatitis C?

* ¿Ha tenido relaciones sexuales con alguien que padece de hepatitis C, o ha tenido muchos compañeros sexuales?

* ¿Es usted un veterano de la era de Vietnam?

Si usted contesto sí a una o más de estas preguntas, entonces, debería de examinarse.

Regrese a la Portada