June 30, 2000


Comentario

Grandes Superávits Deberían Forzar a los Latinos a Pensar en su Futuro

Por Jerome DeHerrera

La semana pasada en Presidente Clinton anunció que el superávit del presupuesto federal para el presente año será de 224 billones de dólares. Si el actual pronóstico es correcto, el superávit para los siguientes 10 años se pronosticaría por 4.2 trillones de dólares. Estas cifras tan dramáticas deberían forzar al pueblo latino a considerar las necesidades de la comunidad para cuando elijan a su candidato presidencial.

Del total del superávit todos están de acuerdo en que los $2.3 trillones provenientes del seguro social serán utilizados únicamente para fortalecerlo. El $1.9 trillón restante estará disponible para otros programas.

El candidato presidencial George W. Bush, propone usar $1.6 trillones de los $1.9 para reducir impuestos. Así mismo propone incrementar el gasto para expandir la cobertura en salud, mejorar la educación y construir un sistema de misiles de defensa que se estima tiene un costo de más de $60 billones de dólares. Si queda remanente, Bush lo utilizaría para reducir la deuda.

Su oponente, Al Gore, propone utilizar $200 billones para el sistema de ahorro para el retiro, $430 billones para Medicare incluyendo beneficios para recetas médicas, una reducción de impuestos a grupos focalizados con ingresos medios y bajos por $500 billones, y el remanente se utilizaría para el pago de deuda.

La manera en que Gore quiere reducir los impuestos, es a través de créditos en los programas de cuidado de niños, de manera que sea reembolsable a aquellas familias que más lo necesitan y que no tienen suficientes ingresos siquiera para pagar impuestos. Gore también propone un crédito fiscal para pagar por los programas post - educativos, y para pagar el costo que tiene el seguro de gastos médicos, así también desea contribuir a las familias que tienen a sus hijos en la universidad, haciendo deducible un monto máximo de $10,000 en colegiatura.

Cada uno de los candidatos presenta opciones distintas para el país y sus comunidades latinas, Bush desea reducir la carga fiscal que beneficiará a los contribuyentes de hoy. Por otro lado Gore que también propone reducir la carga tributaria, está focalizando dicha reducción a las familias de bajos ingresos y a programas educativos. Gore también propone utilizar gran parte del fondo remanente del superávit para la reducción de deuda, acción que fortalecerá al seguro social y a Medicare.

Bajo la ley actual, para 2037, el seguro social no será autosostenible y no podrá cubrir el pago completo a los beneficiarios, Medicare se espera esté en la misma situación para 2025. Estos son programas importantes y a menos de que se resuelva su situación financiera ahora, el futuro trabajador tendrá que pagar un costo alto.

En tiempos de superávits como el de ahora, estos programas deben ser reformados. Existen dos caminos efectivos para resolver el problema haciendo uso de los superávits.

El primero consiste en pagar la deuda y hacer uso de los intereses que en su caso se hubiesen tenido que pagar de dicha deuda, esto para reforzar el seguro social y Medicare. En 1999 el 14% del presupuesto se destinó a pagar intereses generados por la deuda, un total de $230 billones.

La segunda alternativa que considero las más importante, es invertir hoy en la fuerza laboral del mañana a través de inversiones en programas como: child care, head start y health care así como en educación.

Amenos que los problemas en el sistema del seguro social o Medicare sean enfrentados ahora, los futuros trabajadores enfrentarán el pago de altos impuestos y los pensionados sufrirán una reducción en sus beneficios.

Cómo se utilice el superavit tendrá un efecto importantísimo en la comunidad latina debido a que somos la comunidad más joven de mayor crecimiento en el país. En 1999, 40% de nuestra comunidad (12.5 millones) se encontraba abajo de los de 19 años de edad. Entonces, las decisiones que se tomen ahora en relación a como se deberá utilizar el superávit, afectarán a los jóvenes de hoy que mañana formarán parte de la fuerza laboral.

Como el grupo mas joven y de mayor crecimiento en el país, los latinos deberíamos ser los más interesados en promover que los superávits de ahora sean utilizados para invertir en nuestro futuro.

Jerome escribe una columna política desde Washington. Favor enviar cualquier comentario a: JeromeDeHerrera@Yahoo.com

¿Comentarios? Regrese a la Portada