June 28 2002

Líderes del Congreso y Estado se Reunirán el 1ro de Julio Para Enterarse Cómo los 12 Programas de California Abordan la Crisis de Atención de la Salud y Ofrecen Seguro Médico y Atención de Calidad a Millones de Hispanos

LOS ÁNGELES – Líderes del Congreso y del estado se reunirán en el Biltmore Hotel el 1ro de julio para escuchar testimonios sobre cómo los innovadores programas de California para hispanos, incluso aquellos que carecen de seguro médico, ofrecen estrategias que pueden adoptarse en el resto del país.

La falta de seguro es uno de los problemas médicos más apremiantes que enfrentan los hispanos. En Estados Unidos, 40 por ciento de los hispanos adultos entre los 19 y 64 años y 27 por ciento de los niños hispanos no están asegurados. A menudo, dejan de recibir atención médica necesaria, incluso atención básica como ir al médico, porque las cuentas médicas son un gasto que no pueden asumir. El problema es aún más grave en California, donde 1 de cada 3 residentes es hispano.

“Es alarmante que la tasa de no asegurados entre los hispanos es más alta que la de cualquier grupo racial o étnico en el país”, dijo la Dra. Elena Ríos, presidenta de NHMA, cuya organización sin fines de lucro representa a cientos de médicos en los Estados Unidos. “Es por eso que estamos yendo a Los Ángeles, donde hay muchos hispanos congregados”.

El simposio, titulado “Lack of Insurance and Quality Care: A Health Crisis for Hispanics” (Carencia de Seguro y Atención de Calidad: Una Crisis de la Salud para los Hispanos), se llevará a cabo de 8:30 a.m. al mediodía el 1ro de julio en el Biltmore Hotel, 506 S. Grand Ave., Los Ángeles, en el salón Emerald.

Durante la sesión informativa para los medios patrocinada por la National Hispanic Medical Association (NHMA) de Washington, DC, y el Commonwealth Fund de Nueva York, representantes de 12 programas locales que están tratando de reducir la alta tasa de no asegurados y mejorar la calidad de la atención médica para los californianos hispanos presentarán casos reales.

“California siempre ha estado a la vanguardia de las tendencias y ese es el caso en la atención de la salud”, dijo la Rep. Hilda Solís (D-CA), una de los oradores del evento. “Esperamos aprender del ejemplo de California y regresar al Congreso con esas soluciones para que se adopten medidas de manera que millones de estadounidenses por todas partes puedan beneficiarse de lo que California inició”.

Los innovadores relatos incluyen un centro médico donde los directores descubrieron que era más beneficioso para los pacientes y económico requerir que los médicos tomasen clases obli-gatorias de español en vez de contratar intérpretes. Los líderes del Congreso se informarán más sobre cómo ese programa y otros ayudan a prestar servicios médicos a millones de adultos y niños.

Entre los oradores invitados y co-presidentes honorarios del evento se encuentran la Rep. Solís, el Rep. Xavier Becerra (D-CA), la Rep. Lucille Roybal-Allard (D-CA), y la Rep. Grace Napolitano, (D-CA). La Supervisora del Condado de Los Ángeles Gloria Molina, Senadora Estatal Déborah Ortiz, El Secretario de Estado y Servicios Humanos Grantland Johnson y Diana Bonta, directora del Departamento de Servicios de la Salud del Estado de California también ha sido invitado a hablar sobre las estrategias de California para aumentar el número de hispanos asegurados.

Hay motivo de gran preocupación. El Commonwealth Fund descubrió que durante los dos últimos años, a 57 por ciento de los hispanos no asegurados en California no se les hizo un exámen médico rutinario, lo cual constituye el grupo con el porcentaje más alto que no recibió atención médica del país.

“Cuando no se les hace exámenes regulares, es menos probable que se detecten las enfermedades serias a tiempo y cuando finalmente reciben atención médica, las repercusiones generalmente son peores”, dijo la Dra. Dora Hughes, funcionaria principal de programas del Commonwealth Fund, una fundación privada que patrocina investigaciones independientes sobre la atención de la salud y proyectos para mejorar las prácticas y políticas de atención médica.

La falta de seguro médico también afecta la calidad de atención que reciben los pacientes. Según encuestas nacionales recientes del Commonwealth Fund, la carencia de seguro médico limita el acceso a la atención médica, influye en la calidad de atención que reciben los pacientes y puede resultar en serias consecuencias económicas para aquellos con problemas médicos.

Actualmente, más de 11 millones de hispanos no tienen seguro, comparado con 7 mi-llones en 1990. Las encuestas nacionales muestran que por lo menos un tercio de los hispanos carecen de seguro médico, lo que equivale al doble de la tasa de la población en general. Entre los grupos en edad de trabajar, la tasa de no asegurados es aún más alta: dos de cada cinco hispanos en edad de trabajar no tienen seguro. Estas son tendencias preocupantes dado el gran crecimiento en la población hispana.

Los hispanos también tienen la mayor dificultad en comunicarse con sus médicos.

Según The Commonwealth Fund 2001 Health Care Quality Survey (Encuesta de Calidad de la Atención Pública del 2001 de The Commonwealth Fund), casi la mitad de los hispanos no asegurados, o 47 por ciento, dice que a menudo no entienden a sus médicos, sienten que sus médicos no los están escuchando o salieron del consultorio del médico con preguntas sin responder.

“Parte del problema es que muchos hispanos que no tienen acceso a la atención médica no dominan el inglés o lo hacen deficientemente. Como resultado, están prescindiendo de chequeos médicos regulares y atención médica vital”, dijo la Dra. Rios. “Esta es una tragedia en la comunidad hispana y en un país que hace alarde del mejor sistema de atención médica del mundo. Los hispanos merecen algo mejor del Sueño Americano”.

Return to the Frontpage