June 25 2004

Todos para uno

El actor local Jesse Rodríguez da sus primeros pasos en el mundo de la actuación

Por Jose Daniel Bort

Es sumamente difícil para el talento actoral de San Diego no aguantarse las ganas de montarse en la 405 y llegar al siguiente pueblo grande. En Los Angeles es sencillamente “donde se bate el cobre”, en materia de proyectos de entretenimiento. Esto mismo le sucedió a Jesse Rodriguez, quien tuvo que vivir una “doble vida” mientras trataba de avanzar su carrera en el mundo del espectáculo. Pero el no olvida de donde viene.

“Tenemos una vivienda en Los Angeles donde ahora pasamos la mayor cantidad del tiempo, pero nos compramos una casa que estamos arreglando en San Diego, donde pensamos vivir y ver crecer a nuestros hijos” confesó Rodríguez.

Por estas fechas exactamente Jesse esta a punto de recibir junto a su esposa Clarissa al primero de la prole, Jacob, quién está previsto para nacer la próxima semana, alrededor del 23.

“Soy ya tercera generación San Diegano. Mi familia es de Monterrey y España, pero mis verdaderas raíces las siento aquí. Me interesé por la actuación desde 1998 y sabía que tenía que hacer el esfuerzo de estar en Los Angeles, pero mi vida la tengo aquí” dijo el actor.

Así es que gracias a la agencia “Progressive Artists” (entre sus clientes también se encuentra Rene Russo), el actor acaba de estrenar en la televisión por cable la película “The last ride” junto al veterano actor Dennis Hopper.

“Esta es una de las pocas veces donde mi tipo no hizo conflicto con el hecho de soy latino. El problema es que cuando ven mi apellido, Rodríguez, ya tienen una preconcepción de mi que no concuerda con mi cara y estatura” afirmó Jesse.

De pelo rojizo, blancas facciones, cinco pies, once pulgadas y ojos verdes, el actor no entra dentro del molde de lo que los directores de elenco aquí estereotipan como latino. Pero gracias a actores como Jesse, esa visión esta cambiando: “Poco a poco, ellos se están educando y entendiendo lo diversificados que somos los latinos”.

Mientras espera que su carrera en Hollywood le permita pagar todas las cuentas, Jesse sigue trabajando en su otra profesión, como oficial de préstamos e hipotecas en un banco local, profesión que le permite el tiempo necesario para dar pasos seguros en su aspirada carrera.

“Las puertas se abren poco a poco. En este momento estoy leyendo y preparándome, conociendo a productores que me conecten en siguientes producciones. Aunque no tenga nada en específico en este momento, esto no me desilusiona en lo más mínimo. Las cosas buenas están a punto de venir”, dijo Rodríguez.

Por supuesto que sí, en cualquier momento Clarissa y Jesse le dan la bienvenida al nuevo miembro de la cuarta generación de la familia en San Diego, el pequeño Jacob.

Return to the Frontpage