June 25 2004

Comentario

¿Qué Significa Ser Hispano en los Estados Unidos de América?

Por Octavio A. Hinojosa Mier

A pesar de ser consciente que formo parte de una comunidad cultural de más de 350 millones de hispanohablantes a nivel mundial, sé también que mi realidad hispana es única y está compuesta por tres identidades bien definidas. Siendo un atento observador y activo participante en el nacimiento del tercer eje del mundo hispano — la comunidad hispana de los Estados Unidos de América — me complace dar a conocer lo que significa para mí ser un hispano en este país.

En primer lugar, tengo una identidad mexicana bien marcada como el primogénito de padres inmigrantes mexicanos que dejaron su país en busca de un mejor porvenir. Mi segunda identidad — la hispana — se manifiesta en mi afán de mantener y cultivar las raíces hispánicas que heredo de mis antepasados y que hoy me enorgullecen y me enriquecen como persona. Finalmente, mi tercera identidad es la estadounidense, desarrollada desde mi nacimiento en Los Ángeles y que ahora se manifiesta en mi vida profesional en los pasillos del Congreso de los Estados Unidos.

Mientras que intelectuales y políticos tratan de definir lo que es la realidad hispana en este país, la verdad es que no hay una sola. La diversidad de la comunidad hispana-estadounidense proviene de las contribuciones históricas y culturales tanto de España como también de América Latina — los otros dos ejes culturales del mundo hispano.

De España heredamos nuestra identidad originaria, formada por aportaciones de iberos, celtas, griegos, romanos, musulmanes, judíos y cristianos. Los españoles, de alguna manera, continuaron su reconquista mediante la conquista de América. Con la llegada de Ponce de León a las costas de la Florida hace ya 490 años, el mundo descubrió la futura promesa de las tierras que hoy forman parte de la unión americana. Como hispanos debemos ser conscientes, por tanto, que hemos contribuido con este país antes que nadie. Fuimos los primeros en explorar sus costas, desiertos, sierras y paraderas y bautizamos todo lo que descubrimos con un rosario compuesto por los nombres de nuestros santos.

Hoy día, somos más de 40 millones, hombres y mujeres, provenientes de todo el mundo hispano quienes componen la comunidad minoritaria más grande de esta nación. Hemos combinado el sudor de nuestro trabajo en el campo e industria, con nuestros valores de familia, con la educación de nuestros hijos y sobre todo con un fuerte espíritu empresarial que ha convertido nuestra comunidad en la novena economía mundial. Mientras que nuestro poder adquisitivo y nivel de vida es el mayor en todo el mundo hispano, nuestro poder e influencia política aún esta por realizarse. Por ende tenemos que jugar un papel primordial en el presente y futuro de nuestro país.

Actualmente la comunidad hispana de los Estados Unidos se enfrenta con falsas acusaciones de un intelectual chauvinista llamado Samuel Huntington, quien argumenta en su provocador ensayo El reto hispano a EE.UU., que “la división cultural” entre el hispano y anglo-sajón podría reemplazar la histórica división racial entre blancos y negros como la mas grave fisura en la sociedad estadounidense del futuro.

Un hispano-estadounidense como yo puede contestar a Huntington simplemente diciendo que lo que enriquece — en todos los sentidos- a la sociedad estadounidense, es la diversidad cultural, a través de una integración que respete la cultura original del inmigrante, siempre bajo un clima de plena libertad y tolerancia.

Con una presencia histórica, económica y política en este país, construyamos un sólido puente, en español y en inglés, que refuerce los nexos entre nuestra dinámica y prometedora sociedad con toda la Hispanidad.

Octavio A. Hinojosa Mier es director ejecutivo del Consejo Congresional Hispano, un comité legislativo compuesta por diez y seis congresistas republicanos quienes promueven día a día los intereses de más de 40 millones de hispanos y los estadounidenses dentro del Congreso de los Estados Unidos.

Letters to the Editor Return to the Frontpage