June 23, 2000


Una Gran Maravilla - De Prostíbulo a Orfanatorio

Por Paco Zavala

Tomando la carretera libre de Tijuana a Ensenada, adelante del último semáforo después de pasar el Flamingos, cómo a unos 300 metros adelante se divisa a mano izquierda un anuncio grande, bastante visible desde la carretera que dice: "Casa de la Esperanza", Orfanatorio, House Hope Orphanage.

Caminamos siguiendo la calle en la que se encuentra el anuncio y nos encontramos con un puente, lo cruzamos y enseguida a mano derecha nos encontramos con una tiendita, luego una callecita, damos vuelta hacia la derecha y encontramos a escasos metros, este orfanatorio.

El orfanatorio de referencia se encuentra en una extensión de 12 hectáreas de terreno; consta de once edificios (bungalows) y un edificio (bungalow) que sirve para oficinas; tiene un pequeño estacionamiento, una cancha de basketball, un área de juegos infantiles y muchos árboles y flores.

De acuerdo con información que nos proporcionó el Sr. Tecnólogo en Diseño Industrial Antonio Lara Cárdenas que en compañía de la Sra. Profesora Normalista Alejandra Rivera de Lara, son los responsables del manejo interno de ésta H. Institución; nos dijo que el terreno y las instalaciones que datan de ese tiempo fueron expropiados por el gobierno y lo donaron para que la Sra. María Bringas fundara el Orfanatorio "La Casa de la Esperanza" en el año de 1956; por lo tanto, la institución tiene 44 años de prestar servicio a la comunidad.

Comentó el Sr. Lara Cárdenas que las instalaciones pertenecían a un centro de prostitución. Debemos estar de acuerdo en que la medida que tomó el gobierno al expropiar este terreno y sus instalaciones y donarlas para que se fundara este orfanatorio es de todo loable y de muy buen grado plausible; he aquí que encontramos la maravilla.

Actualmente "La Casa de la Esperanza" alberga a 70 niños y niñas que oscilan entre los uno y veintiún años de edad; estos niños, adolescentes y jóvenes son atendidos por 19 trabajadores asalariados.

Toman sus alimentos diariamente en un gran salón, dotado de cocina, mesas y bancas.

Esta población tiene dormitorios suficientes, pues una de las reglas que maneja la institución es no rebasar la existencia de camas admitiendo más niños. Tienen servicio médico que presta la Dra. Maria Isabel Garzón en visitas que realiza de lunes a viernes y para lo que destina dos horas diariamente; el día domingo este servicio es atendido por el Dr. Luis Echavarría.

La población está constituída en un 60% de niños y niñas con padres ausentes de por vida y en un 40% de niños y niñas con situaciones legales de sus progenitores.

Comenta el Sr. Lara Cárdenas que los niños disfrutan de diversas celebraciones, dentro de las que se cuentan la celebración de La Pascua, el Día del Niño, el Día de la Madre, el Día del Padre, la Navidad y el Año Nuevo.

El orfanatorio, "La Casa de la Esperanza" es apoyado principalmente por la Iglesia Presbiteriana de los EE.UU y en México cuenta con el apoyo de una asociación civil que se maneja por medio de un comité, pese a este apoyo la institución necesita ayuda de la comunidad, porque los donativos con los que cuenta actualmente son insuficientes. Si Ud. se interesa en ayudar de alguna manera, puede llamar y solicitar información al teléfono 684-4350 en la ciudad de Tijuana.

¿Comentarios? Regrese a la Portada