June 23, 2000


Contaminación en el Basurero Municipal de Tijuana

Por Paco Zavala

Con acceso por la calle que llega al Panteón Municipal #9, a las colonias Nueva Aurora, Fausto González y Las Carretas, sitios que contienen asentamientos humanos muy importantes, encontramos que estos centros residenciales rodean al basurero municipal un lugar con olores nada recomendable de percibir, con un alto contenido de contaminación ambiental que amenaza constantemente a la población residente tanto de los vecinos inmediatos como de los aledaños.

Se nos negó el acceso a este muladar, porque de acuerdo con la versión que recogimos de los vigilantes de la entrada, por cierto de no muy buen aspecto, ni de agradable talante; tipos bastante mal encachados, nos dijeron que el sitio es propiedad de un tal Ingeniero Bonilla, el cual renta este espacio al municipio de Tijuana.

La consabida pregunta es: ¿Qué pasa en este lugar, que se encuentra bastante resguardado?

Bueno, dentro de algunas respuestas, podríamos encontrar que: algo o mucho acontece aquí en este sitio; los residentes se negaron a posar para una fotografía, ¿por qué?... Los residentes se negaron a hablar, ¿por qué?... Sin embargo logramos conversar con una señora residente que nos pidió de favor no publicar su nombre.

Ella nos comentó: tal parece que el Crematorio del DIF, será convertido en una biblioteca que tanto se necesita; que ojalá y muy pronto el famoso basurero Municipal sea cambiado, porque es una amenaza permanente para la salud de todos los residentes de ese contorno, sobre todo, para los niños; que los trabajadores trabajan tal parece organizados en bloques ó sindicatos y que estos son los que prohiben el acceso al lugar; además dijo que es importante que el Panteón Municipal sea atendido.

Después de recorrer algunas calles de la zona, nos percatamos que no tienen pavimentación, las calles están en un estado deplorable, que tienen servicio de agua y servicio de energía eléctrica, que existe una escuela primaria que se llama "Baja California", que los pobladores que trabajan en esta empresa carecen de medidas de protección como son guantes, mascarillas, zapatos o botas adecuadas, etc. Existe un crematorio del DIF, que tiene algunos años que no lo usan; el Panteón #9 está casi saturado de tumbas; que en el momento de nuestra visita nos percatamos que jóvenes norteamericanos atendían a jóvenes residentes.

Terminamos con esta reseña, preguntándonos cuando va a ser removido éste foco de infección; él ó los propietarios tienen buena parte de responsabilidad en este asunto; las autoridades o la dependencia que tenga a su cargo la renta de este lugar, tiene también mucha responsabilidad; ¿Qué sucede con este problema? Existe tal vez un río de compuestos que no afloran a la opinión pública, o es cuestión de tiempo; esperamos que este asunto este concientizado para beneficio de la población Tijuanense.

¿Comentarios? Return to Frontpage