June 22, 2001

`¿Para que no sufra quién?

Por Alfredo Ortega-Trillo

"Anticipar la muerte, por muy cierta que sea, y por insorporable que parezca la vida, es otorgarse un derecho que sólo a Dios pertenece", declaró el español y padre jesuita Jorge Lorin durante la conferencia titulada: Eutanasia, que ofreció el pasado 16 de mayo en el restaurante Jardín del CECUT.

El padre Loring come muy poquito porque no tiene esófago, pero ¡qué garganta! Las palabras del jesuita de ochenta años retumbaron en los oídos de las cerca de cuatrocientas personas, entre alumnos del Tecnológico de Baja California y público en general, que rebosaron el recinto del restaurante Jardín subiendo por las gradas de acceso y parte de la explanada del vestíbulo del museo.

El padre Jorge Loring nació en Barcelona, creció en Madrid y en Andalucía; se ordenó sacerdote a los 33 años, y gran parte de su vida la ha dedicado a escribir libros y dar conferencias en distintos países. Entre sus libros destacan Para Salvarte, con más de un millón de copias vendidas sólo en España y La Sábana Santa de Turín, en el cual incorpora los análisis realizados con el carbono 14 y las conclusiones del Congreso Científico de Cagliari, Italia, tema que ha estudiado por más de 30 años.

El padre Loring habla a puñetazos. A pesar de sus 80 años, sería difícil llamarlo "anciano". Alto y recio, el orador se enciende y se hace arenga, la voz de acero, el gesto enchispado y el dedo en el aire señalando primero contra el aborto: "La mujer que mata a sus hijos no la llamo fiera por respeto a las fieras", y después contra la eutanasia: "Aliviar el dolor sí, pero no matando al que sufre".

Cuestiones y argumentos contra el aborto

¿Qué no se sabe desde cuando un ser humano co-mienza a ser un ser humano?

"No lo sabrá usted, porque un individuo existe desde que tiene especificidad genética cuando el intercambio genético de las dos células germinales conforman un código distinto al de los padres, y esto se establece en el momento de la concepción". El padre Loring fue más lejos. Alzó la voz y el dedo por encima de la frente, "Pero es que, ¡ni en caso de duda! ¡Ni en caso de duda!". Abrió una pausa, miró la concurrencia de una ala a la otra y puso el siguiente caso: "Si a mí me dan un paquete para que lo tire al mar diciéndome que es un gato muerto, y yo sospecho que es un niño vivo, yo no lo puedo tirar al mar sin salir de la duda. Si lo tiro al mar y resulta que es un niño... ¡soy un asesino! De manera que ¡ni en caso de duda!".

¿Que la mujer es la única libre de disponer de su cuerpo?

"Nadie es dueño del cuerpo que tiene, porque lo tiene prestado de Dios", aclaró el padre, "y aunque fuera libre fue más lejos, el embrión está, en el cuerpo de la mujer, que es muy diferente a ser el cuerpo de la mujer. La mujer lleva en su vientre una vida que no le pertenece".

Ni en caso de violación. "La violación es una crueldad y debe ser castigada ciertamente. Si hay que castigar que castiguen al violador ¡Pero no al niño! ¿El niño qué ha hecho?".

El padre Loring expresó que no porque el aborto sea práctica común dejará de ser ética y religiosamente inaceptable. "Las cosas no se hacen buenas por ser frecuentes, como no es bueno que exista corrupción en el mundo sólo por la generalización de su práctica".

Contra el argumento por la legalización del aborto para otorgar mejores condiciones a la mujer que igual lo practicará a escondidas, sentenció que se trata simplemente de una siniestra maniobra para ofrecer al criminal condiciones más cómodas para cometer su crimen.

Cuestiones y argumentos contra la eutanasia

Para que no sufra lo mato.

"¿Para que no sufra quién?" El padre Loring no sólo rescató el sentido critiano del sufrimiento, sino que fue más lejos con esta cuestión. "¿Para que no sufra quién?". Declaró el temor de muchos ancianos que ahora en Holanda no quieren ir al hospital donde los maten para que no sufran su "estorbo los hijos que ya quieren descansar de él e irse de vacaciones".

El padre Loring fue muy claro al diferenciar entre la eutanasia activa y la eutanasia pasiva. Si descalificó la primera por su carácter artificial de matar adelantando la muerte, declaró el carácter permisivo de la segunda, cuando la vida se prolonga artificialmente, manteniendo a un cadáver con vida. "Es perfectamente lícito interrumpir las medidas extraordinarias y dejar su curso al proceso natural de la muerte".

La gira por Baja California

La visita del padre Loring a Tijuana se realizó a instancia del Tecnológico de Baja California Universidad. El padre Raimundo Lujano, profesor de la universidad propuso traer al padre Loring con el tema de la eutanasia por su candente actualidad después que Holanda se convirtiera en el primer país en el mundo en legalizarla.

"Cuando supe lo de Holanda, inmediatamente consideré la oleada de países que comenzarían a hacer lo mismo y pensé en los ancianos enfermos. ¿Qué va a pasar con los asilos? ¿Los van a desaparecer?"

Durante su estancia en Tijuana, el padre Loring hizo retumbar, con su estruendosa voz, muchas conciencias. Sus declaraciones en los canales de televisióm de Televisa y Azteca, así como en cinco estaciones de radio locales despabilaron el corazón adormilado de muchos católicos y no católicos que lo escucharon. Habló con lucidez y elocuencia insuperables del valor del sufrimiento, de la eutanasia, del aborto. Habló también del ateísmo y la ciencia de hoy, del noviazgo, del amor y la lujuria, de las drogas, entre otros temas.

En su gira por Baja California visitó Mexicali, Tijuana, Ensenada, La Paz y Los Cabos. La licenciada Silvia Garza, promotora cultural del Tecnológico de Baja California y coordinadora del itinerario del padre Loring en Tijuana, expresó estar sorprendida de la energía de este hombre: "Ayer vi cómo sólo comió tres avellanas y un vaso con agua en todo el día".

El padre Jorge Loring vive en Cádiz, España, y en los últimos cuatro años su página en Internet ha registrado 52 mil consultas. Próximamente estará en Miami para una conferencia en Telemundo.

Su usted tiene interés por conocer más del pensamiento del padre Loring le recomiendo la lectura de su libro: Para Salvarte, que puede encontrar en la librería San Pabro en Av. Centenario #1202, Zona Río ó en la librería de Calle 3ra. 7867, Zona Centro. Para Salvarte es el libro más vendido del padre Jorge Loring. Se trata de un compendio de las verdades fundamentales de la religión católica y normas para vivirlas.

(Reimpreso de La Cruz de California, No. 7, Julio de 2001)

Regresar a la Portada