June 20, 2003

Ang “Hulk” Lee

El director transforma su arte para adaptarse al cine moderno

Por Daniel Bort

Tiene censores en todo el cuerpo. En la discreta recámara que sirve de lugar de experimentos en la casa de efectos especiales de George Lucas “Industrial Light and Magic”, el director Ang Lee se prepara para convertirse en The Hulk.

Observando el experimento, los expertos en la materia controlan los monitores que tomarán cada detalle de la transformación. Ang Lee se levanta, y actúa su fuerza desbocadora inherente, como cualquier actor en el papel. Las computadoras han registrado el movimiento, y se preparan para convertirlo en un Monstruo verde de más de quince pies de alto. La vida imita al arte.

“Tratamos de concebir todos los movimientos de El Hulk en la forma más humana posible, lo que llevó muchas veces a que yo asumiera el sistema “motion-capture” (capturador de movimientos) yo mismo. Este tipo de compromiso con el personaje ayudó tremendamente a unir a todo el equipo de trabajo” dijo Lee de su experiencia.

El ejemplo filmado muestra a Lee convirtiéndose en El Hulk y posteriormente los animadores creando la misma secuencia de movimientos con la constitución del hombre verde.

“Si hubiese un actor de quince pies de altura, yo habría trabajado con él, en vez de crear este personaje por computadora. Es el elemento humano lo que lo hace trascendente” completó Ang Lee.

El proyecto tardó más de doce años en crearse, en parte porque la tecnología de animación no estaba preparada para asumir el reto de una figura sintética capaz de emocionarse y tener una apariencia humana.

“Hace dos o tres años, no hubiésemos sido capaces de hacer este personaje de la forma en que está creado” dijo Dennis Muren, jefe de operaciones de la casa de efectos. “Fue después de que la segunda parte de Harry Potter saliese a la luz, cuando se encontraron texturas y movimientos que nos permi-tiesen crear una figura lo más parecida a lo humano”.

Muren es considerado el padre de los efectos especiales modernos. Ganador de más de nueve Oscares en la disciplina, ha sido responsable por los filmes que han cambiado la historia de la animación, tales como Terminator 2 y Jurassic Park.

“Hicimos grandes adelantos en 1991 cuando sacamos al aire la segunda parte de Terminator. Creo que este film trae una nueva visión de las técnicas interpretativas que servirán de referencia para los que vengan” expresó Muren.

“Referenciar” es la otra innovación que brinda la creación de este personaje. A diferencia del capturador de movimientos, esta técnica interpreta los movimientos de acuerdo a la estimación de que serán reales. “Las posibilidades son ilimitadas. Desde la textura del pelo cuasi mojado con arena del desierto hasta los cambios en la esquina del ojo cuando el Hulk ve a Betty. El trabajo parecía inacabable” confesó Lee.

Ang Lee era conocido por sus dramas y comedias de situaciones con énfasis en el desenvolvimiento actoral hasta que volvió a su Taiwán natal y trajo “Crouching Tiger, Hidden Dragon” una fábula de las artes marciales hablada en Chino.

La película se convirtió en un clásico instantáneo del género, siendo la cinta extranjera que más ha recaudado dinero en taquilla en la historia del cine. Consiguió diez nominaciones al Óscar y ganó cuatro estatuillas, entre ellas una para Lee como la mejor película extranjera.

“Necesitaba seguir explorando como contar una historia fascinante, con personajes que las personas se identificaran con fuerza, pero quería hacerlo sin olvidar las facultades cinematográficas de las técnicas existentes”, explicó Lee. “El conflicto interno de El Hulk, su transformación y como afecta a las personas que más le importan a su alrededor era el material que andaba buscando”.

No sin grandes riesgos se toman estas decisiones. El presupuesto de El Hulk sobrepasa los ochenta millones de dólares, sin contar las campañas de promoción y mercado. Para llenar las expectativas, el estudio debe lograr una masiva recaudación de dinero en las primeras semanas de proyección.

“Esta vez el estudio me dio todo lo que necesitaba para hacer lo mejor de este film. Si no funciona, es toda mi culpa” comentó Lee, bromeando pero con un profundo sentido del deber, cimentado en su cultura oriental.

Return to the Frontpage