June 17, 2005

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Yhamel Catacora

Por Ellos

Hombre. En nuestro entorno y en nuestra lengua pronunciar esta palabra significa muchas cosas. Rudeza, virilidad, fortaleza, carácter, entre solo algunos de los atributos que queremos que nuestros hombrecitos posean desde la cuna. A medida que crecen aprendemos que las heridas no duelen por que uno al ser hombre es “macho”. Cuando llegan a la vida adulta, es el hombre que debe tener todo el don sagrado de su género de proteger a los suyos de todos los males. Pero en ese su afán de ser el más fuerte, el hombre está poniendo en segundo plano su propio bienestar.

Pueden pasar eras, décadas y muchas generaciones, pero esas tendencias persisten. Los resultados son drásticos, la salud masculina está empeorando, el hombre no quiere ir al médico; y cuando va, a veces resulta ser demasiado tarde.

Ese desinterés masculino por su propia salud es uno de los principales enfoques este mes de La Semana de la Salud del Hombre, decretada por el Congreso en 1994 y la que este año pretende crear conciencia sobre la importancia de la salud preventiva del hombre y sobretodo, el papel que la misma mujer puede desempeñar para lograr ese cometido.

“Cuando las mujeres llegan a cierta edad, saben que deben ir al médico por lo menos anualmente”, comentaba Francisco Semião, Director de educación comunitaria del Centro Médico de la Uni-versidad de George Washington, y portavoz de La Semana de Salud del Hombre, al señalar drásticas cifras en las tasas de enfermedades que en su mayoría superan a las de las mujeres.

El cáncer a la próstata, a los testículos, las enfermedades cardíacas, la diabetes son solo algunos de la larga lista de males que pueden tener efectos devastadores, sino mortales, en el paciente; pero muchas veces, como indicaba Semião, sus síntomas pueden pasar desapercibidos, o bien, negados o escondidos.

La presión ante ese papel que el hombre debe desempeñar en el hogar, sus largas horas de trabajo, o simplemente la mala costumbre de no ir al médico, pueden ser factores que contribuyen al deterioro de la salud del hombre.

Y si bien, uno se encuentra ante el lamentable pero común hecho de no tener seguro médico, como Semião explicaba, existen un sin fin de clínicas comunitarias, generalmente gratuitas, que pretenden aliviar esa trágica y peligrosa situación de vivir sin seguro médico.

He ahí donde entra el papel de toda la familia. Mamá, papá e hijos deben, como nos viene a recalcar esta significativa semana, hacer del chequeo general, un hábito. Mamá debe ser la primera que en este caso, tome las riendas del hogar y lleve al médico a su superhombre, que es muy humano.

Por su parte ese gran hombre al que cada Junio celebramos en este país, debe flexionar los músculos pectorales y echar un vistazo general a su salud. Ser hombre no quiere decir que uno no esté propenso a muchos males; y menos que deba alejarse voluntaria o involuntariamente del médico.

Como nos aconseja el Centro para el control y prevención de enfermedades, (CDC por sus siglas en inglés), la salud es un estilo de vida, y uno que debemos controlar constantemente; si tomamos ese control en familia, todo podría ser más fácil. Esta importante semana se prolonga repleta de actividades en todo el país intentando plasmar ese mensaje.

Esa buena salud, la ausencia o el control de las enfermedades, el no tener que lamentar, son deseos constantes en nuestras vidas, pero a veces no hacemos lo suficiente para concretarlas. Este mes del padre, junto con las corbatas o camisas que elija para su padre, esposo, hijo o hermano, recuerde que nada luce mejor en un hombre que el don de la salud. Ese es un obsequio que no solo hace la vida más agradable, también la prolonga.

Obtenga útil información sobre la salud masculina y la Semana de la Salud del Hombre, llame gratis al 1-888-636-2636 y seleccione el número dos en el menú de opciones. Para obtener útil información sobre diferentes temas de salud marque el 1-888-246-2857, la línea de información pública del CDC.

Return to the Frontpage