June 17, 2005

By Ricardo Raúl & Daniel Alberto Pozos y Garay

More big hits for big boy El Korita Alegre

These days seventeen year-old, Cosme Salvatierra—a.k.a., “El Korita Alegre”—is still a kid; still in school and still belting out the hits. It was late last January when we first witnessed firsthand El Korita Alegre do his thing at the grand opening of The San Diego Historical Society’s “Corridos Sin Fronteras” exhibit. Dressed in full vaquero garb, microphone in hand and backed by veteran Julian Briano and his Hermanos de Durango conjunto, El Korita Alegre’s vocals soared high above his budding stature living up to all the buzz he’s set ablaze in the Los Angeles norteño underground circuit.

He’s young alright and a tyro too but you would never know it judging by his behemoth sounds. Professionally, El Korita Alegre first burst onto the scene three years ago with his Rifaré Mi Suerte LP. The title track was one of a couple original corridos coined by El Korita Alegre himself; contemporaneous and analogous with departed legend Adan “Chalino” Sanchez’s penultimate album. Instantly, underground norteño enthusiasts in his native Los Angeles, California, earmarked him as “the one”, an auspicious commendation El Korita Alegre corroborated with his adroitness live on stage; contravening the anachronism presented by his juvenileness.

Now, two years later, El Korita Alegre is back on the scene with a markedly more mature tone—his most important defining constituent—on his latest LP De Fiesta en Fiesta. Backed by la banda, a perfect state of congruity is achieved here. Once again, the album’s title track—another all original ditty—steals the show. Two more original tracks round out this twelve tracker. The acute El Korita Alegre allocates the remainder of the album to expert covers of surefire party favorites: “El Pavido Navido”, “Nadie es Eterno”, and “Cheque Al Portador”, among others. It’s this confluence of compelling original ballads and classic hits that chalk up another winner for this promising new norteño music luminary.

Más éxitos grandes para el niño grande El Korita Alegre

Por estos días, con sus diecisiete años, Cosme Salvatierra—alias “El Korita Alegre”—sigue siendo un niño; sigue en la escuela y sigue siendo exitoso. Fue a fines de enero pasado que presenciamos de primera mano a El Korita Alegre hacer de las suyas mediante la gran apertura de la exhibición “Corridos Sin Fronteras” en el museo de La Sociedad Histórica de San Diego. Vestido en su totalidad de vaquero, con el micrófono en mano, acompañado por el conjunto veterano del señor Julián Briano y sus Hermanos de Durango, la vocalización de El Korita Alegre ascendió muy por encima de su creciente estatura, justificando la nombradía que goza entre los amantes de norteñas del subterráneo.

Por supuesto que es joven y un novicio pero jamás se lo imaginaría uno al escuchar su canto tan descomunal. Profesionalmente, El Korita Alegre se lanzó a la escena musical hace tres años con el LP Rifaré Mi Suerte cuyo tema titulado comprendió uno de los dos corridos originales de su propia autoría. El susodicho LP fue contemporáneo y análogo con el penúltimo del desaparecido y legendario Adán “Chalino” Sánchez. Instantáneamente, los aficionados de la música norteña del subterráneo lo colocaron en la cima del género cuya exaltación El Korita Alegre corroboró con sus sagaces actuaciones en vivo; refutando el anacronismo presentado por su infancia.

Ahora, dos años después, El Korita Alegre reaparece en la escena con una voz notablemente florecida—el componente más importante en su definición artística—en este nuevo LP titulado De Fiesta en Fiesta. Acompañado por la banda, se percibe una congruidad perfecta aquí. De nuevo, el tema que lleva el título del álbum—otro tema original de su autoría—se roba todos los aplausos. Un par de temas originales más son incluidos entre los doce del LP. El audaz Korita Alegre asigna el resto del álbum a reinterpretaciones expertas de norteñas clásicas infalibles tales como “El Pavido Navido,” “Nadie es Eterno,” y “Cheque al Portador,” entre otras más. Es precisamente esta confluencia de corridos originales pesados con los populares que hacen de este álbum otro éxito para esta ascendente estrella del género norteño.

Return to the Frontpage