June 16, 2000


Reflexion: Los Valores Perdidos

Por: Paco Zavala

Presenciando un programa de TV en el que presentaron una ópera innovada "Il Trovatore" de Giuseppe Verdi, obra que el mismo compositor pretendía bautizarla con el título de "La Zingara" (La gitana) por la personalidad tan complicada del personaje y por la escabrosidad vocal a la que se enfrenta en el desarrollo de la obra, pero no fue así, al final opto por citarla con el nombre que actualmente tiene de "Il Trovatore" (El Trovador).

Como el contenido de la obra maneja las recalcitrantes pasiones humanas en todo su contenido de caracteres mezquinos, atroces, vanidosos, envidiosos, falaces, mordaces, déspotas, leguleyos, desdeñosos, intolerantes, fanáticos, fatalistas, inhumanos y un sín número de adjetivos calificativos más.

Así, en una dirección escénica sin precedentes, fresca, audaz, valiente, con movimientos escénicos vivaces y vigorosos, el Director de escena Luis Miguel Lombana, cambia las acciones del Reino de Aragón en el siglo XV y los traslada actualizándolos a la zona de Bosnia-Segovina en una guerra fratricida actual que se ha desarrollado en los Balcanes.

Algunos elementos que integran el montaje original se han cambiado como son la ropa y los armamentos, se han cambiado los ropajes de aquella época por uniformes militares actuales, asimismo se cambiaron las espadas por pistolas, cañones y ametralladoras.

Podemos adicionar comentando que de acuerdo con la Historia Universal en el Siglo V de nuestra era los checos pueblo descendiente de los eslavos llegó y se instaló en la región de Bohemia; más tarde a mediados del Siglo VII otros dos pueblos eslavos, los servios y los croatas llegan y se establecen en la parte noroeste de la península balcánica, estos dos pasajes históricos nos confirma que la guerra de los balcanes, es una guerra fratricida, porque se trata del enfrentamiento de dos pueblos con el mismo origen.

Ahora vemos porque el maestro Lombana, realizó este cambio, esta circunstancia no es nueva, se ha presentado siempre a través de la historia.

Esta osadía del maestro Lombana coronada por el éxito no es convencional, es actual.

Esta obra trata de un drama cotidiano, musicalizado, cada personaje es muy singular, trata de una pasión en la que se determina la concepción del elemento humano en todo su esplendor, porque aparece el amor, pero que por la mezquindad, el mal deseo, la mala intención, el dolo, esta belleza se transforma y concluye en una verdadera tragedia. Un hermano asesina a otro hermano con la contemplación pasiva de otros y, esta situación vivencial, humana y circunstancial no ha cambiado; aún hoy día vemos que se manifiesta continuamente y que en algunas ocasiones están salpicadas con la justificación y la ética.

Los valores morales y espirituales no se han perdido de ahora, estos han sido perdidos circunstancialmente siempre que acontece un hecho lamentable, siempre que se presenta un drama o una tragedia y esto ha acontecido al través del correr de la historia.

El ser humano jamás ha perdido su carácter animalesco, en la actualidad esta radiografía aparece por ejemplo: en Sierra Leona, en Indonesia, en Palestina e Israel, en la India y Paquistán, en Centroamérica, en Colombia, en Chiapas, en el famoso bordo, en la Zona de Arizona, en nuestras comunidades, en fín son innumerables las acciones en las que estas situaciones aparecen.

Presenciamos por ejemplo en la TV como dos jóvenes mexicanos perdieron la vida en las aguas del Río Bravo, ante la contemplación de la Patrulla Fronteriza y de elementos del Grupo Beta. La pregunta es: todos estos individuos que presenciaron ésta cruel ejecución, "porque no tiene otro calificativo," eso fue una cruel ejecución, no saber nadar, porque si no saben nadar, indigna saberlo, porque se gasta muchísimo dinero en equipo y entrenamiento y tal parece que estos elementos no han tomado entrenamiento para un salvamento acuático, ¡AH! pero que barbaridad, también la tragedia se manifiesta por la irresponsabilidad social de algunas autoridades y por la irresponsabilidad del núcleo familiar al permitir la desintegración familiar, la pérdida de valores, la falta del consejo familiar, la definición de circunstancías y de términos, la falta de educación y de cultura y de algunos otros elementos.

Creo que con los medios actuales al alcance de cualquiera podemos poner remedio y acotar este terrible cáncer que azota a nuestra sociedad en general y lograr una vida plena y felíz. Hagamos el intento por llevarlo a cabo, seguro estoy que se logrará plenamente.

Olvidemos nuestra falta de conciencia, reencontrémonos con ella, es urgente y muy necesario.

Algunos comunicadores lo señalan con índice de fuego, a otros les ha costado hasta la vida; las fuentes que atienden con responsabilidad esta problemática hacen esfuerzos por lograrlo, pero en algunos casos por desvaríos ideológicos o por lo incompensivo e intrínseco de tantas legalidades que se expiden y se manejan diariamente en el mundo entero para cubrir y proteger todos los ámbitos es casi imposible lograrlo, aunamos a esto el racismo existente en todos los ámbitos mundiales, el predominio del adinerado y la desprotección que se ejerce en contra del humilde y para concluir sumamos a todo este flagelo la existencia de la corrupción, la drogadicción y la prostitución.

¿Comentarios? Regrese a la Portada