June 15, 2001

Te quiero mucho papa

Por: Paco Zavala

Indudablemente que en la vida de todo ser humano existen dos seres de carácter invaluable en todo lo habido y por haber, estos dos seres son los padres, por tradición la madre siempre ha tenido un lugar preponderantemente preferencial en esta determinación, el padre ha sido relegado en casi todas las circunstancias a ocupar un segundo lugar, sin embargo de un tiempo a la fecha se ha intentado darle el valor que tiene en la gestación de la familia misma que de ninguna manera y forma, puede considerarse en segunda posición, creemos que es tan importante su función en la formación de la familia, que de ninguna forma puede ser discutible esta posición, con la salvedad de algunas o muchas excepciones.

La inspiración en los poetas, en los escritores y en los compositores en ese manantial de ideas en algunas ocasiones hacen mencion al progenitor.

Hector Rafael Martinez Zamarripa, Doctor en Optometría, prolífico compositor, excelente guitarrista, musico, intérprete y actor.

Este hombre es creador de un sinnúmero de temas, dentro de los que podemos mencionar por ejemplo:

Como interprete: fue el primero en grabar el tema de: "El buey de la barranca" gran éxito, como compositor e interprete: Ven amigo ven, Ave Maria mexicana y proximamente un gran tema La Paloma. Como voz del dueto de Ramón y Rafael y como compositor "Te quiero mucho papa", como voz únicamente del dueto de Ramón y Rafael, los temas de: Escríbeme, Dos almas, Flor sin retoño, La lámpara, Jamás me cansaré, Creí y otros muchos temas más.

Hector Rafael es originario de Francisco I. Madero, Durango, pero a los dos años de edad su amorosa madre lo traslado a la ciudad de Torreón, Coahuila, en donde vivió su infancia, adolescencia y juventud hasta los 22 años de edad, fecha en la que egresa de la escuela de Optometría y en la que se traslada a radicar para trabajar a la ciudad de Mexicali, BC.

A la ciudad de Tijuana arriba en el año de 1968. Comenta el Sr. Martinez que la ciudad en aquel tiempo era pequeña y la alternativa que buscaba era la de trabajar la optometría, carrera en la que se había preparado e interiorizado, pero el gusanito y la inquietud artística lo desviaron de su intención.

Hector Rafael, desde su niñez se involucra en el ambiente musical , pues en su familia hay varios músicos. En Torreón forma parte de distintos coros en las iglesias, participa en la formación de rondallas y de grupos modernistas, ya profesionalmente Tijuana su mudo testigo lo contempla desde los años de 1975 y 1976 hasta la fecha en que no ha abandonado su profesionalismo artístico.

El Sr. Martinez formó parte activa por muchos años del "Coro Polifónico de la Catedral de Guadalupe en Tijuana". Ha tomado parte en algunas obras teatrales y en algunas películas, también formó parte del Dueto de Ramon y Rafael, conjunto de dos voces que integró con Ramon Lizaola, primera voz.

Hector Rafael, comienza a componer temas poéticos para musicalizarlos y convertirlos en canciones, a la edad de veinte años, desde entonces se conocen sus canciones.

En el año de 1983, Héctor Rafael graba el tema de: "El buey de la barranca"; este es el que marca en su curriculum su primer gran éxito. Después de este éxito ha escrito obras con temas más profundos filosóficamente como "El Ave María Mexicana" un tema de carácter religioso y controversial. Dice Héctor Rafael que este tema lo inspiró su trayectoria, porque desde niño estudió, entendió y habló el idioma latin debido a que asistió a una escuela de monjas y al correr de los años con la adquisición de conocimientos musicales más profundos, le dieron la madurez para darle forma a este tema y a otros.

El Ave Maria Mexicana la escribió en honor de la Virgen Negra de Czestochowa, Polonia, para entregársela al Santo Padre El Papa cuando viajó a los Angeles, acto que sucedió sin más trascendencia que el acto mismo de la entrega de la obra.

Añade Héctor Rafael que el decidió escribir un tema para el viejo de la casa, al padre de familia, primero por una experiencia de un amigo y en segunda porque el no conoció a su señor padre.

El tema de "Te quiero mucho papa", lo inspiró un amigo que vivió por muchos años en la casa familiar compartida con su padre sin cruzar palabra con su progenitor por más de veinte años. Este amigo suyo llegó a tal grado su problema que se vió afectado sicológicamente y tuvo que sujetarse a un tratamiento siquiátrico. Su padre enfermo de gravedad y al amigo lo angustiaba el no poder decir a su padre "Te quiero mucho papa" y un buen día le narra su caso y le pasa la estafeta para componer el tema, Comenta el compositor que no fue nada fácil dar forma poética y musical al tema de referencia, pero al fin lo logró y ahora lo expone a la consideración del público.

Concluye Héctor Rafael, que es muy importante que los hijos expresen a su papa en este día de celebración y siempre "Te quiero mucho papa".

Regresar a la Portada