June 13, 2003

La comida china no teme al SARS

Mientras que algunas personas en Tijuana temen contagiarse al comer comida china, restauranteros aseguran que las ventas no han disminuído. No hay nada que temer, aseguran los restau-ranteros chinos de Tijuana. Uno puede seguir disfrutando del chow mein, del chop suey y del pollo almendrado sin temor de contraer el SARS. Tijuana tiene alrededor de 178 restaurantes chinos.

Por Pablo De Sainz

Antes, Javier Gastélum acudía con su familia al Restaurante Mirawa dos veces por semana a comer el lunch #2 (pollo almendrado), el lunch #4 (res con brócoli) y el lunch #5 (pollo cantones). Y por supuesto, una jarra de té helado. Gastélum es uno de los que afirman que la mejor comida china del mundo es preparada en Baja California.

“Hasta parecería que hay más restaurantes chinos que taquerías”, dice.

Pero desde que la epidemia del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS, por sus siglas en inglés) invadió China, Gastélum se abstiene de comer ‘carnitas coloradas’.

“Tengo miedo que me vaya a contagiar”, asegura Gastélum.

Y es que Gastélum no es la única persona en Tijuana que teme contagiarse del SARS al ir a comer a un restaurante chino. Mucha gente piensa que los cocineros, en su basta mayoría chinos, son portadores del síndrome. Esto ha causado cierta controversia en una ciudad donde, según estimaciones, existen 178 restaurantes chinos. Además, en Tijuana habitan unas 5,000 personas de origen chino.

Las ventas

Aunque alguna gente se ha alejado de los restaurantes chinos, el amor por el arroz frito y los ‘noodles’ continúa siendo fuerte entre la población.

“El SARS no ha afectado en las ventas de los restaurantes chinos”, afirma Ke Wei Willy Liu, secretario general de la colonia china en Tijuana. “Es increíble. Hemos tenido mucha suerte porque esperábamos que con el miedo de la gente las ventas bajaran”.

Liu también indica que la asociación china envió boletines a todos los restauranteros chinos para que se cercioraran que sus empleados no presentaran los síntomas del SARS. Además, él dijo que los restauranteros chinos han tomado medidas higiénicas más a fondo durante los últimos meses.

“Estamos cuidando cada detalle para dar un buen servicio a los clientes. Queremos que estén seguros que no hay por qué temer cuando entren a un restaurante chino”, indicó Liu.

También dice que se envió a los ciudadanos chinos en Tijuana otro boletín donde se recomienda no viajar a China ni traer familiares de allá por algún tiempo.

Sin preocupación

José Chen, uno de los dueños del Restaurante Mirawa, localizado en La Mesa, dice que las ventas de su restaurante tampoco han bajado, pero que sus clientes si hacen preguntas.

“Nos dicen, ‘¿Y el cocinero hace cuánto que no va a China?’, ‘¿Hace cuánto que llegaron a México?’”, afirma. Chen da tres razones por las cuales la gente no tiene por qué preocuparse y pueden ir a disfrutar de un rico chow mein de puerco:

1. Los chinos que viven en Tijuana son gente establecida aquí desde hace años, antes que el SARS se propagara en China;

2. La mayoría de los chinos en la ciudad no ganan lo suficiente para poder comprar un boleto de avión para ir a China, lo que hace casi imposible que alguno de ellos viaje a su país; y

3. Los oficiales de salud en China se están asegurando que ninguna persona infectada salga del país asiático.

Mientras son peras o manzanas, Gastélum se mantiene alejado del chop suey. “Por lo pronto, prefiero comer hamburguesas”, asegura.

Return to the Frontpage