June 13, 2003

Comentario

Habiendo Reducido Drásticamente Impuestos para los Ricos, la Administración Planea Aumentar los Impuestos para los Trabajadores Pobres

Por Maria Polanco
National Vice President of ACORN

  El Presidente Bush y el Congreso Republicano acaban de pasar otra ronda de masivas rebajas de impuestos dirigidas a los extremadamente ricos. Ahora la Administración está calladamente proponiendo usar la puerta trasera para aumentar impuestos a muchas familias trabajadoras pobres.

  La IRS quiere poner en práctica nuevos requerimientos para muchas familias que ganan el Crédito de Impuesto sobre Ingresos Ganados (Earned Income Tax Credit - EITC,) requerimientos que muchos honestos pagadores de impuestos no podrán sobrellevar. Tales requerimientos no serían nunca impuestos a la clase media o a pagadores de impuestos ricos sin causar el más grande alboroto político desde la Boston Tea Party.

  Fuera del salario mínimo (que el Congreso permite que pierda valor cada año) y la semana de 40 horas (que está bajo ataque por la Casa Blanca,) el EITC es probablemente el más efectivo programa para levantar a las familias trabajadoras fuera de la pobreza. Fue promulgada en 1975 para contrarrestar impuestos de Seguro Social pagados por trabajadores de bajos ingresos que proveen un incentivo para trabajar. Ha hecho exactamente eso. Pocos programas han tenido más éxito alcanzando sus objetivos.

  El crédito por impuestos puso $2,000, como promedio, en las manos de familias trabajadoras pobres con niños. Esto constituye un significativo incremento en los ingresos para familias ganando, por ejemplo, $15,000 o $20,000 por año. En 1999 el EITC levantó a 4.7 millones de personas, incluyendo 2.6 millones de niños, fuera de la pobreza. El crédito de impuestos también ayudó a un amplio campo de familias. Hogares con ingresos hasta de $34,692 eran elegibles, y alrededor de una de cada siete familias se registra para el EITC.

  A pesar de estos éxitos, la IRS y el Tesoro creen que ellos pierden de $6.5 billones a $10 billones por año debido a solicitudes de EITC (aunque esto pudiera ser exagerado,) y están usando eso como la base para nuevas restricciones. Mientras tanto, la IRS también calcula que engaños de corporaciones cuestan al tesoro público $46 billones por año, sin contar lagunas jurídicas legales de cuentas fuera de la orilla (“offshore”,) que nos cuestan otros $70 billones. Engaños de impuestos individuales ascienden a otros $132 billones. A pesar de estos mucho más grandes números, la IRS no ha propuesto restricciones similares para ninguna de esas categorías de pagadores de impuestos.

  Las vallas que la IRS quiere imponer en el EITC no aplicarán a familias de dos padres o madres solas. Pero la IRS quiere que al final apliquen a por lo menos cuatro millones de los 16 millones de familias trabajadoras de bajos ingresos con niños que usan el EITC, incluyendo todos los abuelos trabajadores de bajos ingresos, tías, y tíos criando a sus nietos, sobrinos y sobrinas. Estas familias están a punto de ser consideradas como una amenaza más seria al sistema de impuestos que Enron.

  El plan de la IRS parece ser de asumir que esos pagadores de impuestos son culpables hasta que los prueben inocentes y que se les pide que prueben su inocencia con documentos que serían difíciles - y en muchos casos imposibles - de obtener para muchos de esos pagadores de impuestos. Por ejemplo, la IRS ha indicado que pedirá solicitantes que estén sujetos a estos procedimientos que prueben que ellos están relacionados a los niños que ellos están criando sometiendo certificados de casamiento que en muchos casos son para casamientos que tuvieron lugar hace muchos años, y hasta en otros paises, o que son entre dos personas que no son los pagadores de impuestos. Para muchas familias, no habrá posibilidad de hacer esto: muchos estados solo proveen certificados de casamiento a la pareja casada, no proveen certificados para casamientos que tuvieron lugar antes de cierto año, o pueden requerir que alguien buscando una copia de un certificado de casamiento provea información que el pagador de impuestos tal vez no posea, o que tome más tiempo que las fechas de límite de la IRS permitan. Similarmente, personas sujetas a estos procedimientos tendrán que probar que los niños que ellos están criando viven con ellos. Formas fáciles de manejar que otros programas como food stamps usan para verificar tal información no serán permitidas aquí. Los probables resultados serán que muchas honestas familias trabajadoras con niños perderán los Créditos de impuestos de Ingresos Ganados que ellos merecen.

  Imagínese que si a millones de dueños de casa se les exigiría que produzcan este tipo de documentación antes de poder obtener la deducción de intereses de sus hipotecas. Una propuesta como ésta pudiera terminar carreras políticas. Y ésta también pudiera hacerlo. Es hora de levantar nuestras voces y asegurar que estas abrumadoras nuevas regulaciones para familias con modestos salarios trabajando y criando niños no sean permitidas de ir más allá del nivel de planeo.

  ACORN, la Asociación de Organizaciones de Comunidad para Reforma Ahora se está oponiendo a estos nuevos requerimientos, exhortando a nuestros Legisladores a hacer lo mismo, y exigiendo que la IRS acepte comentarios del público sobre sus propuestas.

Visite www.acorn.org para encontrar su capítulo local y para que pueda participar, o llame gratis al 1-877.55-ACORN.

 

Return to the Frontpage