June 11 2004

Practicar Deportes Reduce el Riesgo de Embarazo en las Adolescentes Hispanas

Por Beverly Lyles. Traducida al Español por Karina Hurley

Hace casi 25 años, el gobierno federal, escuelas, comunidad y organizaciones sin fines de lucro, lanzaron un esfuerzo nacional en torno a la epidemia de embarazos adolescentes existente en los Estados Unidos. Mientras que los mensajes han ido variando con el paso de los años, desde quienes apoyan la “abstinencia total” hasta quienes  buscan inculcar la “preparación avanzada y efectiva del uso anticonceptivo”, el resultado ha sido una reducción considerable en los índices de embarazo adolescente durante la última década. Entre 1991 y el 2002, el índice de embarazo adolescente entre la muchachas de entre los 15 y 19 años, ha bajado en un 31%, con 42.5 nacimientos por cada 1000 adolescentes en el 2002, luego de alcanzar su punto máximo en dos décadas (61.8 nacimientos por cada 1000 adolescentes entre los 15 y 19 años en 1991).

Mientras que este hecho es alentador, el índice de embarazo adolescente en los Estados Unidos, continúa siendo el más alto del mundo industrializado. Aún se estiman un millón de embarazos adolescentes, sólo en los Estados Unidos- y el 85% de estos embarazos no fueron planeados. En el 2003, las Hispanas registraron el índice más alto de embarazo adolescente en los Estados Unidos.

Métodos palpables para prevenir el embarazo adolescente “abstinencia del acto sexual o uso regular de un método anticonceptivo efectivo (método anticonceptivo de barrera, para reducir el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual o el virus del VIH / SIDA)” casi se han convertido en clichés de las organizaciones de prevención del embarazo adolescente. Muy pocas de estas organizaciones, sin embargo, han encontrado el enlace entre la reducción de los índices del embarazo adolescente y la participación de las adolescentes en deportes.

Sin embargo, un creciente número de investigadores, sugiere que el crear oportunidades para las adolescentes y el atletismo, reduce sus oportunidades de salir embarazadas antes de tiempo. De acuerdo a la campaña preventiva contra el embarazo adolescente, las atletas de los grados 9 hasta el 12, son menos propensas a salir embarazadas, presentan menos de la mitad del riesgo que el resto de sus compañeras y tienden a tener una mayor autoestima y una imagen más positiva del cuerpo. La participación en deportes también reduce las oportunidades de que tanto hombres como mujeres abusen de drogas o alcohol, los cuales a su vez pueden derivar en decisiones riesgosas respecto al sexo. En resumen, el atletismo alienta a las adolescentes a verse a sí mismas como fuertes, inteligentes y confiadas, y las aleja de comportamientos sexuales riesgosos, los cuales pueden derivar en un debut sexual prematuro y un embarazo no deseado. Pero aún hay más. Las jóvenes que practican deporte son más propensas a mantenerse vírgenes que el resto de sus compañeras que no lo practican. Estas adolescentes esperan más para tener relaciones sexuales por primera vez, tienen menos encuentros sexuales con menos frecuencia y poseen menor número de parejas sexuales.

Los efectos positivos de la participación de las adolescentes en deportes se extienden a su vez hacia otras áreas de comportamiento riesgoso entre los jóvenes. Por ejemplo, los investigadores han encontrado que tanto hombres como mujeres adolescentes atletas, son menos propensos al consumo de drogas, incluyendo la marihuana, cocaína, crack, heroína y alucinógenos. Para las muchachas de bajos recursos, no sólo ocurre una reducción del riesgo de embarazo no deseado, sino también más altos niveles de autoestima. También esperan más tiempo para el inicio de las relaciones sexuales.

Las Latinas y su participación en los Deportes

Finalmente, la participación de las adolescentes en deportes está relacionada con el logro académico. Adolescentes de la escuela secundaria de diversas razas y origen étnico que practican algún deporte, tienden a obtener califi-caciones más altas y presentan un índice más alto de graduaciones, que las adolescentes que no practican deporte alguno. Los efectos positivos de los deportes en la escuela, son especialmente resaltantes entre las latinas, el grupo minoritario con el más alto índice de embarazo adolescente: el 20% de las atletas Hispanas reportaron haber recibido altas calificaciones, comparado con sólo un 9% de las no atletas, y 39% calificaron dentro del cuarto superior de un examen estandarizado, comparado con un 23% del resto de estudiantes. Además, las atletas Hispanas provenientes de áreas rurales, han reducido los índices de abandono escolar y reportaron ser más propensas a asistir a la universidad.

Para prevenir un embarazo no deseado, el mensaje se está haciendo más claro. Por supuesto que queremos enseñarle a nuestras hijas la importancia del autocontrol, de protegerse a sí mismas, de trabajar para alcanzar sus metas, de establecerse metas altas, de alcanzar altos estándares y de ser conciente de la importancia del logro académico.

Sin embargo, parece que, al mismo tiempo, debemos alentarlas a correr, nadar o simplemente, a jugar a la pelota.

Para más información sobre la campaña de prevención contra el embarazo adolescente, llama gratis y en español a tu Línea de Ayuda, totalmente confidencial, al 1-800-473-3003.

Return to the Frontpage