June 10, 2005

Comentario:

La Hipérbole de Schwarzenegger no es la Respuesta al Tema de Inmigración de California

La Propuesta AgJOBS Bill es Crucial Para el Futuro de California a Largo Plazo

Por Fabian Núñez, Speaker
California State Assembly 

Aclaremos algo: El limitar la inmigración ilegal es una causa digna; pero echar leña al fuego de resentimiento no lo es.

El gobernador Schwarzenegger seguramente entiende la diferencia. Entonces es difícil explicarse el por qué el gobernador ha alabado a las bandas de vigilantes armados que han declarado como su deber el ponerle un alto a los hispanos que se escabullen a través de la frontera.

La última vez que un gobernador de California estimuló un sentimiento antiemigrante fue para remontar su propia y hundida fortuna política. No me puedo imaginar que el gobernador Schwarzenegger, un inmigrante cómo yo haría algo tan cínico.

Sobre todo cuando hay opciones viables en la mesa para fortificar el control federal de las fronteras y a la misma vez proteger las industrias vitales de California que dependen de trabajadores emigrantes.

Entonces démosle el beneficio de la duda al gobernador y asumamos que solamente necesita ser educado sobre las medidas propuestas acerca de la inmigración ilegal que no incluyen a vigilantes.

El mas prometedor es el decreto de oportunidad de trabajo agrícola, beneficios, y seguridad del 2005, reconocido como AgJOBS, patrocinado por los Senadores Larry Craig (R-Idaho) y Edward M. Kennedy (D-Mass.) y respaldado por el sindicato de trabajadores agrícolas (UFW) y la asociación de granjeros de California (California Farm Bureau).

A corto plazo, permitiría a los trabajadores con un historial de trabajo genuino en la agricultura estadounidense antes del 31 de diciembre del 2004 a permanecer en el país y, después de seis años, ganar el estatus de residente al seguir trabajando en la agricultura y obedeciendo estrictamente la ley.

A largo plazo, las provisiones harán la contratación de trabajadores temporarios más fácil, después de que los patrones agoten la búsqueda de trabajadores estadounidenses, y si ellos proporcionan el seguro de compensación de accidentes de los trabajadores y cumplen con los acuerdos de negociación colectivos existentes. Otras provisiones incluyen alo-jamiento, gastos de transporte, salarios predominantes y longitud máxima de permanencia.

Otra medida importante es el decreto de mejoría de los servicios de inmigración e infraestructura de la Senadora Dianne Feinstein, el cual reduce el tiempo del proceso de naturalización y reorganiza la oficina de servicios de inmigración (INS) en una sección de servicios de inmigración y otra sección de seguridad, ambos administrados por el ministro de justicia.

En estos frentes, el gobernador Schwarzenegger podría proporcionar una importante medida de apoyo y no solo apelar a los que ven a los inmigrantes como la raíz de los problemas de California.

¿Por qué se debe trabajar por la reforma del sistema de inmigración?

Primero que todo, porque es una cuestión de justicia para los inmigrantes.

De acuerdo al centro de investigación hispano Pew, aunque los Latinos son responsables por más de un millón de los dos millones y medio de nuevos empleos que fueron creados por la economía estadounidense en el 2004, son el principal grupo de trabajadores que sufrió una disminución de salario y ahora ganan cinco por ciento menos que lo que ganaron hace dos años.

“Los inmigrantes latinos recientemente llegados fueron la principal fuente de nuevos trabajadores a la economía pero también los principales destinatarios de los recortes de salario en el 2004,” reportó el centro Pew. “La mayoría de los nuevos empleos para trabajadores hispanos fueron en el sector no especializado que exige solamente una educación secundaria. En contraste, los trabajadores no hispanos aseguraron aumentos grandes de empleo en ocupaciones con especialización que requieren al menos alguna educación universitaria”.

Entonces los emigrantes no están robando trabajos a los californianos que quieren trabajar: de hecho, están bajando el salario de trabajo en el sector no calificado de la economía.

La intermitencia de la inmigración ilegal y la estabilización del personal inmigrante, entonces, es un beneficio para los mismos Latinos de California.

Además, de acuerdo a un estimado conservador del departamento del trabajo estadounidense, más de la mitad de 1 millón seiscientos mil trabajadores agrícolas en la nación no están autorizados legalmente a trabajar en los Estados Unidos.

La perspectiva de reunir y deportar a esta tremenda fuerza de trabajo es horrorizante para la industria agrícola. Lo que la industria necesita es un personal estable, legal—no una reacción xenófoba, y agobiante contra los inmigrantes.

Es por eso que la medida AgJOBS es vital para la industria agrícola y la economía de California.

En vez de abastecer de combustible el sentimiento incendiario antiemigrante, el gobernador Schwarzenegger debería hacer algo constructivo —como apoyar públicamente al AJR 20— una resolución bipartidaria en la legislatura que apoya el proyecto de ley AgJOBS.

Es lo menos que podríamos esperar de nuestro gobernador inmigrante.

Letters to the Editor Return to the Frontpage