June 10, 2005

Todo queda en familia

Robert Rodríguez usa una historia de su hijo Racer para recrear el mundo de la tercera dimernsion en el cine.

Por Jose Daniel Bort

Lo hizo otra vez. Robert Rodríguez es una máquina de hacer películas. No contento con lo que realizó con “Sin City”, su último trabajo al lado de Frank Miller, el cineasta decidió compartir con su familia la manufactura de esta historia de esta nueva película: Las aventuras de Lava Boy y Shark Girl en tercera dimensión.

El personaje de Lava Boy nace de la imaginación del hijo de Rodríguez, Racer Max, quien imaginó la historia de esta película viendo la escena de la lava que aparece en la tercera entrega de los “Spy Kids”. Es importante recalcar que estas películas las hizo Rodríguez en el estudio que construyo en su propiedad de Austin, Texas, y todas sus películas son producidas por su esposa, Elizabeth Avellan, por lo que sus cuatro hijos tienen acceso directo al mundo del cine vía el garage de la casa.

Es así como Racer convenció a su papá de picharle la idea a los ejecutivos de Dimension Films, quienes encantados con el éxito de los Spy Kids decidieron dejar solo a Rodriguez para que se lanzara a la aventura. Esta Shark Boy y Lava Girl aparenta ser version menor de las peliculas anteriores, con secuencias divertidas pero sin la exuberancia estilística de las anteriores.

Max (Cayden Boyd) es un preadolescente muy ocupado. Sueña en poder estar en su planeta Drool, donde ríos de leche nacen de montañas de galletas. Allí, Shark boy (Taylor Lautner) un niño como el que se perdió en el mar y fue criado por los tiburones, com-parte sus aventuras con “Lava Girl”, una niña que no deja pasar ninguna oportunidad para dejar a todo el mundo “hot”.

Max entiende el poder de sus sueños mientras le da una lección a un “Bully” desordenado y ayuda a sus padres (David Arquette y Kristin Davis) a encontrar de nuevo el amor atrapado en el tedio. La historia tiene toda la inmediatez y debilidad adolescente, llamando a todas las cosas por su nombre y sin prejuicios, de la forma más directa posible.

Esto funciona por un rato pero luego se cae en la hora y media de la película y en el recurso de la tercera dimensión como instrumento. Después de tanto tiempo con los lentes puestos, uno agradece que las dos dimensiones se hayan impuesto como medio forma de comunicacion en el cine. La mente tan solo puede aguantar unos cuantos efectos especiales de este tipo.

Se agradece la presencia de George Lopez, en un doble papel como el bueno Mr. Electricidad, que trata de ayudar a Max en su búsqueda, para luego convertirse en Mr. Electric, un malo con la intención de borrar cualquier sueño del mundo. Me encanta también el hecho de que el bueno tenga nombre en español.

Estas aventuras tendrán su lugar entre el público pre-adolescente que podrá disfrutarla con la misma capacidad que sus focos de atención, la velocidad del rayo.

The Adventures of Lava Boy and Shark Girl
Con: George Lopez, David Arquette y Kristin Davis
Dirigida por: Robert Rodriguez
Clasificacion: PG

Return to the Frontpage