June 9, 2000


Sara Martinez Tucker Mide el Triunfo `Un Estudiante a la Vez'

Basking Ridge, NJ — Sara Martínez espera doblar el porcentaje de latinos que se gradúan con títulos universitarios para el año 2006. Gracias a su extenso conocimiento de negocios y su perseverancia y pasión por la educación Martínez Tucker, ya puede emprenderse hacia su jornada, que también es parte de su misión como presidente y directora ejecutiva del Fondo Universitario de Becas para Hispanos, de incrementar el número de latinos en las universidades.

Aunque los padres de Martínez Tucker nunca fueron a la universidad, le enseñaron a sus tres hijos a valorar su educación ante todo. Martínez Tucker recuerda con gran emoción el día en que su hermano se recibió de la universidad a los 37 años de edad.

"Mi hermano se acordaba que nuestro padre nos suplicó que nos recibieramos de la universidad", dijo Martínez Tucker. "Le doy gracias a Dios por darnos padres que aunque no tenían recursos monetarios, siempre encontraban la manera de ser ingeniosos".

Nacida en Laredo, Texas, Martínez Tucker se graduó con título en periodismo y recibió honores de la Universidad de Texas en Austin. También cuenta con una maestría en administración de empresas de la misma institución.

Puesto que Martínez Tucker creció en el sur de Texas en una familia de recursos modestos, ella trabaja con los becarios que ayuda como líder del fondo Universitario de Becas, la institución el fondo de becas para Hispanos más grande en los Estados Unidos. Ella reconoce que una buena educación y lo que se necesita para alentar a estudiantes a que aspiren a un futuro lleno de éxitos hace una diferencia en la vida de nuestros jóvenes.

"Cuando hablo con estudiantes latinos, ellos reconocen que el dinero es un obstáculo en su futura educación, y tratan de sobrepasar el impedimento de no haber tenido la mejor educación y al mismo tiempo están tratando de sobrevivir los problemas de su comunidad", dice Martinez Tucker. "Sabemos que nuestros servicios pueden ayudar a salir adelante y conquistar esos obstáculos a estudiantes latinos".

Martínez Tucker, 45, se esfuerza en enseñar a los padres de familia a valorar la importancia de alentar a sus hijos a seguir adelante con su carrera académica.

Antes de trabajar con el Fondo Universitario de Becas, Martínez Tucker ocupó posiciones ejecutivas con AT&T, incluyendo administración de asignaturas en ventas, servicios al cliente y recursos humanos. Sus esfuerzos y determinación valieron la pena después de tantos años, puesto que en 1990 fue la primera mujer hispana en alcanzar el nivel de ejecutiva en AT&T.

"Estoy agradecida con AT&T por haber tenido fe en mi aunque con poca experiencia y de haberme dado la oportunidad de aprender y crecer en un ambiente de negocios", dice Martinez Tucker. "AT&T me dió experiencia en ventas, lo cual me ayudó a entender no sólo cómo crear un plan de negocios, pero cómo respaldarlo monetariamente. Fueron muy pacientes al entrenarme para hacer lo que espero seguir haciendo por mucho tiempo".

Su insistencia en crear un mejor futuro para los jóvenes latinos va más allá de simplemente empedrar el camino hacia la universidad o generar el apoyo monetario de corporaciones. Para comprobarle a sus investores de corporaciones los resultados que dan sus donaciones, Martínez Tucker se mantiene en contacto con los recipientes de becas y reporta sus progresos.

"Hicimos una encuesta de nuestros becarios de 1976 a 1998 y de los estudiantes que no están matriculados en la escuela y descubrimos que 97% se han recibido con un título universitario", dice Martínez Tucker.

Dada su meta de doblar el número de Hispanos que se reciben de la universidad de 9% a 18%, ella está involucrada en el lanzamiento de nuevos programas para atraer a más estudiantes hispanas a la universidad.

"La única manera de mantener control sobre nuestro destino es a través de la educación", dice Martínez Tucker. "Quiero darle a cada niño latino la oportunidad de crear su propio destino".

Martinez Tucker tiene el placer de trabajar con instituciones que al igual a su familia, valúan la educación de los jóvenes latinos. Entre sus tantos triunfos está el haber ganado una beca de $50 millones del Lilly Endowment Inc. para el Fondo Universitario de Becas.

"Estaba tan nerviosa durante la junta que no incluí la página de presupuestos en el plan", recuerda Martínez Tucker, que finalmente entregó el presupuesto de $50 millones.

"Pensé que quizá me darían $10 millones ó $20 millones", ella se acuerda sonriéndose incrédulamente. "Cuando me dí cuenta que me habían dado la cantidad entera, empecé a llorar y no podía hablar".

Fue un gran logro que se repitió a poco tiempo con otro instituto. Una semana después que se anunció la beca de Lilly Endowment Inc., Martínez Tucker estaba en negociaciones con la fundación de Bill y Melinda Gates. Su trabajo resultó en que el Fondo Universitario de Becas ahora es uno de los participantes en el Programa del Milenio Escolar Gates con un valor de $1 billón.

Cuando uno le pregunta a los colegas de Martínez Tucker que describan sus triunfos, ellos halagan el conocimiento práctico de negocios que ella lleva al mundo de organizaciones no lucrativas.

"Ella tomó una organización con un presupuesto de $4 millones ó $5 millones y la creció 15 veces", dice Jesús Rangel, vice presidente de American Anheuser-Busch Cos., Inc., que, como presidente de la mesa directiva del Fondo Universitario de Becas, ha trabajado continuamente con Martínez Tucker por seis años.

"La experiencia de negocios que obtuvo en AT&T la deja resolver problemas y traer soluciones en el campo de educación en una forma organizada y atenta", agrega Rangel.

Los triunfos de Martínez Tucker en las áreas de negocios y de educación no han sido ignorados. Ella fue premiada por sus acontecimientos con el reconocimiento de 1998 Hispanic Magazine's Heritage Achievement Award en la categoría de educación. En 1999 fue incluída, por tercera vez, en la lista de los 100 hispanos más influyentes de Hispanic Business Magazine. El mes pasado fue reconocida como "Outstanding Young Texas Ex" por la Universidad de Texas en Austin, donde ella estudió.

Al pedirle a Martínez Tucker que hable sobre latinos o la educación, ella rápidamente responde con estadísticas desalentadoras e inspira a que uno se una con ella en su lucha.

Al pedirle que comparta sus frustraciones, ella ofrece dos: "Mi frustración personal es que siento que no estoy haciendo lo suficiente", comenta. "Mi frustración fuera de mi comunidad es con la gente que nos ve como que no estamos suficientemente preparados, y que creen que somos un problema y no una oportunidad".

A pesar de los retos o las frustraciones que ella enfrenta, Martínez Tucker dice que ella siente satisfacción en saber que está ayudando a cambiar el mundo —un estudiante a la vez.

Regrese a la Portada