June 6, 2003

El ex Buki vuelve con temas muy variados

Marco Antonio Solís, uno de los cantautores más importantes de América Latina, presenta su nuevo disco, Tu amor o tu desprecio.

Por Pablo De Sainz

Sin duda, Marco Antonio Solís ha cautivado al mundo de habla hispana con sus composiciones. La música del Buki se ha convertido en cosechadora de éxitos, no sólo en su propia voz, sino también en la de otros.

La lista de artistas que han recibido el ‘toque’ de Solís incluye a Rocío Dúrcal, Marisela, Raphael, Lucero, Enrique Iglesias, El Recodo, Ana Bárbara, Yolanda del Río, María Sorté, y Dulce. Pero Solís es un hombre que ha sabido desarrollar sus dos vidas –compositor y cantante– y para muestra, su nuevo disco.

Tu amor o tu desprecio (Fonovisa, 2003) incluye 10 temas – nueve de ellos escritos por la pluma del Buki – donde existe una gran variedad de ritmos, tales como balada, ranchera, bolero, polka y cumbia. Lanzado al mercado el pasado 13 de mayo, el disco ya alcanzó el puesto #1 en la lista Billboard Top Latin Albums.

La canción que le da título al disco, Tu amor o tu desprecio, es una bella balada donde se escuchan los sonidos de la orquesta sinfónica, toque que se ha convertido en clásico en los éxitos de Solís como solista: “No sé decir adiós a alguien que amo/ pero hoy que no me queda otro camino/ te dejo un hasta siempre aquí en mi mano/ y en tu conciencia pongo mi destino”.

En el disco aparecen cuatro temas acompañados de mariachi: “Con la vida comprada”, “Ni allá donde te fuiste”, “Te me vas”, y “Las noches las hago días”, esta última de Rafael Rosales Briseño.

Las cumbias no podían faltar en esta producción, y el Buki nos invita a bailar con temas movidos como “El milagrito”, “El diablillo”, y “Más que tu amigo”, esta es una cumbia romanticona: “Quiero decirte/ esta noche sin vacilación/ que ya no aguanto/ lo que traigo aquí en mi corazón/ me gustas tanto, me enloqueces/ y no lo puedo ocultar...”

“Prefiero partir” es quizá la mejor melodía en Tu amor o tu desprecio. Grabada por primera vez por el cantante de banda y mariachi Ezequiel Peña, esta vez aparece como un bello bolero en la voz de Solís. En esta nueva versión la letra toma nueva fuerza: “No me lo vas a creer/ pero ahora si he dejado/ mi paciencia por un lado/ y ya no te quiero ver./ He visto que es por demás/ mi función de caballero/ le sonríes al primero/ cuando la espalda me das”.

Cada melodía en Tu amor o tu desprecio fue seleccionada con mucho cuidado: “La importancia de una canción es que pueda dar motivos a comentarios por parte de la gente”, afirma Solís. “El poder expresarme con mi música es algo creativo que sale del corazón y no voy a dejar de hacerlo nunca”.

Sobre una posible reunión con Los Bukis, grupo con el cual Solís comenzó su carrera en los 80, dice: “Desafortunadamente ellos están ocupados en otras cosas y por mi parte tengo demasiada actividad en mi calidad de solista”.

Uno de los temas que más hace énfasis el Buki es la piratería.

“¿Qué puedo decir yo sobre eso?… No sé si reír o llorar”, expresó Solís. “Es un tema muy difícil, muy escabroso, y por mi parte prefiero pensar en lo positivo. Pensar en el trabajo que desarrollan las compañías disqueras en sus esfuerzos por seguir adelante, a pesar de esas circunstancias problemáticas”.

La piratería es un tema importante para el Buki: “Ojalá que se lograra eliminar, siquiera en buen porcentaje, la piratería; que es algo que siempre ha existido, pero que en los últimos tiempo se arraigó más y cada vez está más acentuada”.

Y es que para el interprete de canciones como “Tu cárcel” y “El peor de mis fracasos”, el futuro de la música está en riesgo debido a la piratería.

“Si avanzan más las cosas se pondrán aún más difíciles para todos los que estamos en la música. Sobre todo para quienes somos autores, intérpretes o músicos ejecutantes. Habrá más dificultades para tener un espacio en las compañías fonográficas importantes. A estas fechas se sabe que un 35% de los artistas reconocidos, con algo de renombre, están sin compañía disquera. Obviamente, los talentos nuevos están en peores circunstancias”.

Por eso, compren, no bajen, Tu amor o tu desprecio.

Return to the Frontpage