June 4, 2004

Las espectaculares tierras públicas de California

Por John Suval

Para el biólogo Raúl Valdez la oficina ideal está en las montañas. Es precisamente allí, en los parajes silvestres, donde más a gusto se siente, mientras investiga y estudia especies exóticas de borregos salvajes. Uno de los sitios más espectaculares, según él, es el Monumento Nacional de las Montañas de Santa Rosa y San Jacinto, un territorio de 272,000 acres situado en California y donde habita el borrego cima-rrón, una especie en peligro de extinción.

“Intento imaginarme lo que fue esto hace 5,000 años y me quedo fascinado. Este es un lugar que realmente inspira”, dice el biólogo de vida silvestre al referirse a sus excursiones a esta tierra de extraordinaria belleza situada cerca de la localidad de Palm Springs.

Valdez, profesor de la Universidad Estatal de Nuevo México y asesor del Instituto Bighorn, vive una sensación de renovación cada vez que visita este desierto, que resplandece con flores silvestres, cascadas ocultas, aves, leones montañeses, objetos indígenas y, por supuesto, los borregos en cuestión. Todo esto rodeado de majestuosas montañas, algunas de hasta 10,000 pies de altura.

“La gente necesita lugares apacibles y eso es precisamente lo que uno encuentra aquí”, dice Valdez sobre los millones de acres de tierras públicas en el estado de California.

No solamente los científicos disfrutan de estos maravillosos lugares. Las tierras públicas en California y en otros estados de la nación nos pertenecen a todos. En ellas se preserva nuestra herencia cultural y el equilibrio de los ecosistemas. Es importantísimo proteger estos territorios para que nuestros hijos y las generaciones futuras puedan disfrutarlos a plenitud.

El estado de California cuenta actualmente con 43 millones de acres de tierras públicas. En esas regiones están ubicadas algunas de las más preciadas áreas de mayor relevancia histórica y maravillas naturales del planeta, como por ejemplo los bosques de antiguos árboles Redwood, situados en el norte del estado y que tienen hasta 350 pies de altura. También en California está ubicado el famoso Parque Nacional Yosemite, que ha maravillado siempre al visitante con sus colinas, lagunas vír-genes y la montaña “El Capitán”. Precisamente para proteger todas estas bellezas naturales Abraham Lincoln firmó una ley.

La mayoría de las tierras públicas de California están administradas por la Oficina de Administración de Tierras (BLM, por sus siglas en inglés), la cual está a cargo de 262 millones de acres, situados principalmente en 12 estados del oeste. Lamentablemente, estas tierras se encuentran amenazadas especialmente por la minería, el tránsito de vehícu-los todo terreno y el desarrollo energético. Algunos ambientalistas consideran que factores tales como una cantidad insuficiente de personal, un financiamiento inadecuado y el enfoque tradicional del BLM que favorece la productividad sobre la conservación, podrían constituir una amenaza para su conservación.

“Estas tierras nos pertenecen a todos, cada uno de nosotros tiene la obligación de velar para que el BLM proteja sitios como Santa Rosa”, dice Dave Alberswerth, de la organización ambientalista The Wilderness Society. “Por eso tenemos la obligación de preservar estas invaluables tierras públicas, para que nuestros hijos y nietos puedan disfrutarlas”.

Usted puede ayudar a conservar nuestras bellas tierras públicas poniéndose en con-tacto con sus congresistas federales y expresarles su apoyo a las labores de protección de estas maravillas naturales, incluyendo las áreas administradas por el BLM. También puede contactar a la oficina regional de esa agencia federal y sugerir ideas de cómo administrar estas tierras.

Salga de su rutina diaria y pase un día familiar explorando lugares extraordinarios como el Monumento Nacional de las Montañas de Santa Rosa y San Jacinto.

“Este es nuestro jardín y el jardín de nuestros nietos”, dice Danella George, administra-dora del BLM para el Monumento de Santa Rosa y San Jacinto.

Para más información sobre cómo disfrutar y preservar este Monumento Nacional y otras tierras públicas cercanas a su localidad, visita el sitio www.tierranuestra.org, de The Wilderness Society.

Return to the Frontpage