June 2, 2000


La prosperidad de California depende de una mayor inversión en educación, vivienda y servicios sociales

El aumento en la demanda de maestros, escuelas, viviendas y servicios sociales resultante del crecimiento de la población, especialmente la inmigrante, es palpable en todo el estado, haciendo notar que es imprescindible invertir más en las infraestructuras necesarias.

Algunos condados, como Los Angeles y Orange, han sido tradicionalmente lugares donde muchos niños de inmigrantes tienen dificultades para integrarse al sistema escolar norteamericano, en gran parte por falta de conocimientos del inglés, según estudios de William A.V. Clark, profesor de geografía de la Universidad de California en Los Angeles. Pero con los cambios de las últimas décadas, la necesidad de encontrar maestros bilingües y multilingües, y de construir más escuelas para dar cabida al aumento en el número de estudiantes, ha dejado de estar relegada a ciertos condados; todo el estado se ve afectado.

No resulta sorprendente, opina Clark, que muchos niños inmigrantes en zonas rurales, sujetos a mudarse de un lado a otro al buscar sus padres nuevos trabajos de temporada, encaren una situación de desventaja en las escuelas, en comparación a quienes viven bajo condiciones estables y de mayor prosperidad. Lograr integrar a estos nuevos estudiantes al sistema educativo norteamericano requiere que el distrito escolar de cada localidad afectada reclute a los maestros necesarios y tome un papel activo en lograr tal objetivo.

Las condiciones de inestabilidad a que viven sujetos los inmigrantes usualmente contribuyen a niveles educativos bajos; estos también están relacionados con los altos niveles de embarazo entre adolescentes. Los condados de Fresno, Kern, Kings, Yuba, Merced, Madera y Tulare sobrepasan marcadamente el nivel nacional. Además, la cuarta parte de las jóvenes embarazadas no reciben cuidados prenatales o los reciben hacia el final del embarazo.

Por otra parte, el crecimiento de la población estatal generó la necesidad de construir más viviendas: 200,000 casas y apartamentos anuales, según cálculos del Plan Actualizado de Vivienda Estatal. Sin embargo, la producción de nuevas viviendas apenas llegó a poco más de 100,000 cada año, faltando principalmente el tipo multifamiliar.

A pesar de no ser un número adecuado, las nuevas viviendas en condados tradicionalmente rurales han incrementado las presiones por controlar la expansión de pueblos y ciudades y limitar la conversión de tierras agrícolas a usos urbanos. "Esta continua urbanización amenaza también a zonas de recursos naturales y representa un reto para California: Hallar un balance entre la demanda por viviendas y la necesidad de proteger tierras actualmente no urbanizadas", subraya Clark.

En las regiones agrícolas del Valle Central la vivienda es inadecuada. Resultado del deficiente ritmo de construcción, la vivienda inferior en esa zona es de 20 a 25% del total, mientras que a nivel estatal es de sólo 12%. La falta de vivienda adecuada también fomenta el que un número excesivo de personas viva en cada vivienda, lo cual ocurre particularmente entre familias hispanas, que conforman más de las tres cuartas partes de todos los hogares que sufren de un problema serio de superpoblación; en zonas rurales y en época de cosecha, frecuentemente viven 10 personas por habitación.

Otro aspecto que impacta a comunidades urbanas y rurales está relacionado con la inconsistencia en decisiones sobre uso del suelo. Al faltar una política regional o estatal, colindan comunidades que han decidido controlar su crecimiento con otras que proponen casi ninguna reglamentación que limite la urbanización. Esta situación afecta al Valle Central más que a otras regiones del estado.

"En las próximas décadas, el reto para California será encontrar la manera de invertir en educación y servicios sociales necesarios para asegurar que los flujos venideros de inmigrantes al estado lo enriquezcan de la misma manera en que olas anteriores prepararon la base para los actuales avances sociales y económicos del estado", precisa Clark.

Regrese a la Portada