June 1, 2001

Por el Mundo de la Musica:

Por Paco Zavala

El romanticismo durante el transcurso del correr de la humanidad, en cada época, en cada era, en cada noción del tiempo ha asentado sus raíces muy profundas, en todos los sectores sociales.



Omara Portuondo

En otras épocas en los famosos reinos, en los imperios, en la aristocracia, en el medio politico, en el medio pauperrimo del pueblo, que esto siempre ha existido y existirá. Esta es una enfermedad permanente de la humanidad, ni la palabra sabia y profunda de los avatares, dentro de los que incluímos al Jesús de Nazareth, que nos hemos apropiado, pero que de ninguna manera conmueve las conciencias humanas universales.

La probreza nunca jamás se terminará, mientras el ser humano no abandone su bestialidad de soberbia y de poder, cuando el individuo que circula por los caminos, por las grandes ciudades y los grandes núcleos demográficos del globo terráqueo, se tome diariamente no esas pildorillas que denominan vitaminas, no, eso no, cuando se tome diariamente pastillitas de conciencias humana y vea al ser vecino como un verdadero humano, sin importar raza, credo religioso, nacionalidad, posición política o social, por citar algunas vertientes, entonces iniciaremos una verdadera justicia social y entonces vivirá el mundo lo que tanto anhelamos, felicidad. Durante todos estos movimientos que han sido promovidos por el ser humano siempre ha existido el romanticismo.

El romanticismo no se ha manifestado en la corriente musical, no, se ha manifestado en todas sus manifestaciones, en sus costumbres, en su música, en su escritura, en sus pinturas, en sus esculturas, en sus edificios grandes y pequeños, en sus monumentos, en todo lo creado por el mismo.

Cuando por suerte tenemos la oportunidad de visitar algun lugar desconocido, contemplamos algún detalle con nostalgia y languidez, esto indiscutiblemente que es una verdadera demostración de romanticismo concreto o abstracto, pero no puede llamársele de otra manera, simple y sencillamente "romanticismo".

Nuestros pueblos están compenetrados de este sabor tan exquisito, que de una forma u otra siempre lo estamos respirando.

Omara Portuondo, legendaria intérprete, nacida en la preciosa isla de Cuba hace ya casi 71 años, es una artista que sigue activa. En la actualidad disfrutando un poco la cosecha de lo sembrado a través de años y años de trabajo, radica en esa famosa isla en un coquetón departamento cerca del malecón habanero con hermosas vistas al mar.

El artista, al momento de convertirse en esto, en un ente con características muy especiales, abandona sus dotes mundanos y se convierte en un ser que carece de padre y madre, de patria, de sexo y de edad y se convierte en un ser universal y se entrega a su labor trátese de la que se tenga que realizar.

Lo anterior se expone, por si algunos lectores piensan que Omara ya es mayor de edad; no, Omara todavía esta activa, como lo está otra paisana de ella que es la famosa estrella de la música antillana Celia Cruz.

Omara, es una sensacional producción, que titula "Dos Gardenias", producida por Tumi Music, incluye 12 fabulosos y exquisitos temas, como ejemplo: La era esta pariendo un corazon de Silvio Rodriguez, Guirarra en son mayor. Gracias a la vida de Violeta Parra, Chile lindo, Vale la pena vivir, Lagrimas Negras, Obsesion de Pedro Flores (muy conocida), Ponerse a pensar, Dos gardenias de Isolina Carrillo (famosisima), Que manera de quererte, Siempre soñando contigo y Silver Star.

Todas estas joyas musicales están incluídas en esta super producción cidigráfica, con ésta bellísima voz que enmarca todas estas fabulosas interpretaciones de antología, creemos que este CD no debe faltar en la Ciditeca de cualquier coleccionista.

Omara Portuondo, es una verdadera leyenda, que recorrió el mundo con su canto, llevándo la imagen perenne de su querida isla, siempre presente en su mente a la que nunca jamás ha abandonado. Le recomendamos que adquiera este CD, seguros estamos que lo disfrutará enormemente.

 

"Puntillita" y un homenaje postumo (1927-2000)

Ahora le corresponde el sitio de honor a Manuel "Puntillita" Licea. Este excelso intérprete de la música antillana nació en Yareval, Holguin, Cuba el 4 de diciembre de 1927 y falleció en La Habana el mismo día del año del 2000.

Puntillita, fué uno de los solistas principales en el grupo "Afro-Cuban All Star" de Juan Marcos Gonzalez.

Este singular intérprete, comenzó a cantar a la edad de siete años en conjuntos locales en su nativa Holguin. Luego se mudó a La Habana en 1945 donde se unió a la orquesta del trompetista Julio Cuevas, en aquel tiempo, una de las más populares de Cuba, este artista Manuel Licea, se ganó el mote de "Puntillita", gracias a su cancion son de la Puntillita.

El principio de los años 50 actuó como solista de la extraordinaria "Sonora Matancera" donde también actuaba Celia Cruz. Manuel Licea se convirtió en una estrella muy popular a través de su trabajo en radio, TV, clubes nocturnos y festivales.

Actuó tambien al lado de Benny More. Puntillita, obtuvo al nacer la bendición de los dioses porque fué dotado de una voz excepcional, con una estupenda entonación y una dicción absolutas.

En este homenaje póstumo al gran "Puntillita" se incluyen 16 temas de acuerdo con la carátula de la funda tanto de cartón como de plástico, pero lamentablemente se incluyen 17 temas, no tomaron en cuenta el track 9 en el que incluyen una canción que se ha de llamar "No me importa" porque, aunque para un servidor es desconocida se insiste al interpretarla en repetir mucho esta frase. Por favor si están a tiempo de rectificar esta producción, revísenlo; el ridículo siempre duele.

Todos los demás temas son hermosos.

 

Un Instrumental con los Violines Desde los Andes y la Familia Pillco

Indudablemente que la carica del encordado de un violín en cualquiera de sus cuerdas es algo placentero, divino y suublime.

La Familia Pillco, en cada una de las bellísimas interpretaciones que efectuan en esta producción cidigráfica y que corresponde a tres generaciones de la familia, imprimen en cada nota, en cada acorde, en cada glisado, en cada alegoria, en cada ensamble, en cada adorno, un olor a montaña, a niebla, a selva, a hielo, a frío, a humedad, a caricia, a recuerdo, a dolor, a coraje, a fuerza, a vigor, a amor, a abandono, a placer y a otros calificativos que sería interminable citarlos para valorar este trabajo.


Reynaoldo y Enrique Pillco

El placer de escuchar el sonido de dos violines con un dejo de dolor y de nostalgia y el retintinear del encordado del arpa, lo transportan a un mundo maravilloso y desconocido en el que siempre se quisiera permanecer.

Reynaldo y Enrique Pillco, padre e hijo y Juan Caralla, interpretan este racimo de bellas melodías de los Andes, "La tierra del condor" y del LagoTititicaca.

Este CD, producido también por Tumi Music, contornea viviendo pasacalles, yaravis, harawis y danzas, melodías de los Andes y otras.

Al escuchar esta música ejecutada con pasión, con ternura, con nostalgia y con amor, comprueba que en estas tierras Dios también derramó sus bendiciones.

Regresar a la Portada