July 30 2004

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Beverly Lyles

Latinas, luchen por su derecho a usar el condón de látex

En el contagioso clima sexual de hoy en día, toda mujer debe insistir —aún si ya usa alguna forma de anticoncepción— en el uso del condón de látex para protegerse contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) que causa el SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). El condón es un método de protección de barrera y, por lo tanto, reduce considerablemente el riesgo de que una mujer contraiga el SIDA al tener relaciones sexuales.

Por razones de anatomía, la mujer es cuatro veces más vulnerable que el hombre a las enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el virus del VIH. Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en Inglés) afirman que las mujeres jóvenes se encuentran en alto riesgo de contraer el VIH  por medio de relaciones hetero-sexuales. De hecho, la mujer enfrenta un riesgo dos a cuatro veces mayor que el hombre de contraer el VIH por medio de las relaciones sexuales sin protección.

El Instituto de Población estima que en la actualidad 5 personas mueren cada minuto al día a causa del SIDA. Sólo en el 2002, se documentaron 5 millones de casos de nuevas infecciones, aumentando el número de personas que viven con el VIH/SIDA a 42 millones de infectados. 3.1 millones de personas murieron de SIDA en el 2002. En los Estados Unidos, más de 800,000 personas viven con VIH/SIDA, y sólo en el 2002 se diagnosticaron 42,136 casos nuevos de SIDA. Cerca de medio millón de estadounidenses han muerto de SIDA en los últimos 25 años.

Actualmente, los Latinos conforman el 14% de la población de los Estados Unidos, pero sin embargo representan el 20% de todos los casos de SIDA del país, con un índice de infección 4 veces mayor al de la población de raza anglosajona. De manera similar, aunque las mujeres Hispanas sólo conforman el 10% de las mujeres del país, el 6% de todos los casos de infección de VIH, y el 20% de los casos del SIDA, ocurren entre mujeres Latinas.

En muchas comunidades, un bajo nivel socio-económico incrementa el riesgo que poseen las mujeres de ser infectadas por sus parejas. Es posible que este problema sea mayor dentro de la cultura Latina, donde la tradición del ‘machismo’ hace ver como aceptable el hecho de que el hombre tenga más de una pareja sexual. En muchos casos, la mujer que se revela en contra de la infidelidad de su marido, se enfrenta al riesgo de abuso físico por parte de él.

Aunque la cultura popular de los Estados Unidos oficialmente se opone al machismo definido y a sus prácticas relacionadas, éste sigue vivo, y crece aún, entre las poblaciones de inmigrantes Latinoamericanos recientemente llegados a este país. Irónica-mente, en los Estados Unidos, donde las mujeres gozan de más oportunidades y derechos explícitos que en muchos países de Latinoamérica, la inmigrante Latina puede llegar a verse en una situación más vulnerable frente a la voluntad de su pareja. Un nuevo país y un nuevo idioma, combinados con pocas amistades o familiares cercanos, aumentan la dependencia de estas mujeres hacia sus maridos para apoyo económico, psicológico y sentimental.

Este aumento de dependencia reduce aun más la habilidad de la mujer para levantar la voz y pedirle a su marido el uso del condón. Las Latinas deben aprender que no están forzadas a aceptar todo lo que viene del hombre. Ellas tienen su propio derecho a protegerse.

Algunos estudios han demostrado que muchas mujeres Hispanas, especialmente las inmigrantes, no usan el condón de látex porque no hablan de “sexo con protección” con sus parejas (CDC 2000). El uso del condón es esencial para la creación de programas efectivos de prevención contra el VIH. Este estudio demuestra también que la juventud Latina que platica con sus madres sobre el uso del condón de látex antes de tener relaciones sexuales, aumenta considerablemente la probabilidad de su uso a lo largo de sus vidas (CDC 2000).

Se deben hacer grandes y consistentes esfuerzos en la educación acerca del VIH y el uso del condón para prevenir que los altos índices de infección entre la comunidad Hispana aumenten aun más. Por el momento, las mujeres deben buscar servicios, amigos y familiares que puedan brindar su ayuda en el caso de que se hayan contagiado, o se encuentren en riesgo de ser infectadas por su pareja con el VIH.

Como nota final, los condones de látex se pueden comprar casi en cualquier mercado o farmacia del país (Y sí, las mujeres también los compran). Guarda unos cuantos en tu cajón, cerca de tu cama. El tener relaciones sexuales no debe ser jamás una sentencia de muerte.

Para más información sobre la salud reproductiva de la mujer en Español, llama gratis y de manera totalmente confidencial a tu Línea de Ayuda, al 1-800-473-3003.

Traducida al Español por Víctor Arreola.

Return to the Frontpage