July 27, 2001

Encienda Una Vela
Mons. Jim Lisante
Director, The Christophers

El Sacerdote Desconocido

Animar un programa de televisión le da a uno la oportunidad de encontrarse con gente extraordinaria. A veces, leyendo los datos biográficos, uno tiene grandes expectativas y se imagina que el invitado al programa va a ser magnífico. Pero a veces la anticipada publicidad no coincide con la realidad. Sin embargo, hace poco, me ocurrió lo contrario: la invitada fue mucho más especial de lo que yo esperaba.

Su nombre es Barbara Taylor Bradford y es una escritora excepcional —ha escrito 17 novelas de las cuales ya se han vendido 62 millones de copias. Traducidas a 39 idiomas en 89 países. Uno de los principales periódicos de Londres tuvo a esta destacada novelista en su lista de mujeres inglesas de más dinero, durante tres años.

La Sra. Taylor Bradford escribe con estilo único y de gran percepción, destacando la valentía y madurez de las mujeres al enfrentar situaciones especialmente adversas en la vida. Sus heroínas crecen frente a los ojos del lector, se convierten en seres de convicción y firmeza. En el aspecto personal, la Sra. Taylor Bradford lleva una vida con características de celebridad, pero con más normalidad y equilibrio de lo que nos imaginamos. Su popularidad y éxito financiero no la llevaron por caminos equivocados -ella sabe bien quién es y qué es lo que realmente importa. Sus verdaderos valores se encuentran en el amor, la fidelidad y el sentido común. En 1961 conoció a quien sería su esposo, y dice que fue amor a primera vista. Se casaron en 1963. Pero, un poco más, y el encuentro quizá nunca hubiera ocurrido.

Cuando era niño, Robert Bradford vivía en territorio ocupado por los nazis, y su vida estaba constantemente en peligro. Hasta que un día un sacerdote católico lo ayudó a cruzar al país vecino, donde estaría a salvo. Y una vez que cruzó la frontera, el pequeño Robert se dio vuelta para despedirse del sacerdote que había quedado del otro lado, y con horror vió que la Gestapo lo había alcanzado y allí mismo lo mataron de un balazo. Un minuto más y el niño también hubiera perecido.

El sacrificio de un sacerdote desconocido tuvo un efecto inmensurable en esa vida que recién empezaba —y quizás en la vida de muchos más. En la actualidad Robert Bradford es un destacado productor de cine que apoya activamente a las organizaciones de beneficencia para niños, incluyendo la Liga Atlética de la Policía. A muy temprana edad, el Sr. Bradford aprendió, de un ser humano muy especial, la responsabilidad que tenemos los adultos con los jovencitos que necesitan de un buen amigo.

Mucho se ha escrito sobre la Segunda Guerra Mundial, sobre quienes podrían —ó deberían— haber hecho más para salvar vidas humanas. Pero muchas personas, sí, ayudaron, corriendo peligro, y hasta muriendo en su lucha civil y silenciosa.

Barbara Taylor Bradford es una gran escritora y una persona encantadora. Sencilla, alegre, con talento, y se nota que su inspiración es su esposo. Barbara y Robert no son católicos, pero no importa —ellos ayudan, colaboran, se preocupan por el prójimo. Son parte del llamado universal a la santidad.

Me alegro que Barbara y Robert se hayan conocido y se hayan enamorado. Y hayan formado ese matrimonio de tantos años. Y me alegro por aquel sacerdote desconocido, que ayudó a un niño en peligro.

Para obtener una copia gratis de ECOS S-206 "En lo cotidiano, lo extraordinario-Encontremos a dios, aquí y ahora", escriba a The Christophers, 12 East 48th Street, New York, NY 10017.

Regresar a la Portada