July 25, 2003

Celebran los Oaxaqueños Su Cuarta Fiesta Tradicional “La Guelaguetza” En San Marcos

Por America Barcelo Feldman

Por cuarto año consecutivo la comunidad oaxaqueña de San Diego hace presente su cultura y tradiciones con su fiesta anual de la “Guelaguetza”, que se llevará a cabo el próximo domingo 27 de Julio en las instalaciones de la Universidad Estatal de San Marcos.

Este evento familiar es una de las costumbres más arraigadas del pueblo oaxaqueño, que orgulloso de su cultura y tradiciones muestran al mundo su espíritu de amor a su tierra y hermandad entre su pueblo. Este evento familiar es el festejo más importante para el estado mexicano de Oaxaca, que por siglos organiza este evento en el mes de julio, donde los pobladores de las siete regiones con sus 23 grupos indígenas se unen para compartir sus triunfos, esfuerzos, tradiciones, orgullo y amor a su tierra.

La costumbre de “La Guelaguetza” (conocida como “go’ozona’”) es una antigua tradición entre los pueblos indigenas de Oaxaca. La palabra Guelaguetza tiene su orígen en el dialecto zapoteco que significa “El Ofrecimiento, la Ofrenda o el Ofertorio”. Antigüamente era la fiesta para agradecer el tiempo de las cosechas que cada año cada tribu indígena que conformaban la región del Istmo se unían en el poblado central, para llevar sus ofrendas y regalar lo que los dioses les habían obsequiado y lo que por sus esfuerzos habían logrado y que por tradición debían convidar a los demás, para a cambio recibir bendiciones recíprocas con aquello que les faltaba o necesitaban.

Así, “La Guelaguetza” se trata de un intercambio recíproco de apoyo mutuo entre todos los pueblos y sus habitantes. Este intercambio puede constar de trabajo laboral, animales, materiales o comida, con elementos que son “obsequiados” a quien lo necesite, y son recompensados por su regalo. Esta es una especie de “unidad social.” Donde cada miembro de las tribus indígenas agradecidos por lo que tienen lo comparten con humildad con otros, además de ayudar a los demás. Este festejo oaxaqueño es conocido ya internacionalmente, y es sin duda una gran reunión de todas las etnias indígenas de Oaxaca, en la cual se obsequian unos a otros sus tradiciones, danza, música y productos típicos. Este genuino y único festejo se celebra anualmente en el mes de Julio en el Cerro del Fortín, en la capital oaxaqueña.

Hombres, mujeres, niños y ancianos se unen en un sólo sentir expresando amor y respeto a sus costumbres y tradiciones, es por eso que los miles de habitantes de San Diego provenientes de este estado mexicano no quieren olvidar sus raíces, sino por el contrario orgullosos de su genuina riqueza cultural, muestran a la comunidad lo que significa para ellos ésta importante celebración, y la comparten con todos los habitantes de este condado.

Para los oaxaqueños que viven en este país es un orgullo sentir parte de su tierra tan cerca, y desean conservar esta tradición transmitiéndola de generación en generación, como nos explica Adelaida Hernández, quien lleva más de quince años viviendo en este país, quien llegó con dos hijos pequeñitos y quienes ahora de adolescentes participan en esta festividad, aunque nunca la hayan conocido o vivido en la tierra que los vió nacer. “Yo como oaxaqueña estoy orgullosa de que mucha gente conozca nuestras tradiciones, y de que mis hijos ahora la viven y participen en ella, como es el caso de mi hija Juanita García de 17 años, quien salió de Oaxaca a los dos años y creció aquí, y aunque nunca participó en los bailes de allá, ahora aquí cada año participa en los grupos de baile y conoce nuestra cultura, nuestro lenguaje y sentir, a través de esta celebración.”

Para los oaxaqueños como Adelaida y su familia viven año con año esta celebración, pues a través de ella tienen la sensación de estar cerca de sus raíces y orígenes y con la misma unión que los oaxaqueños tienen en su tierra también se unen en este país, para preservar esta tradición, y para que las nuevas generaciones la conozcan, la aprendan y la amen tal como ellos lo hacen, no importando que tan lejos se esté de casa, pues el sentir y amor es el mismo, y desean que sus descendientes conozcan y continuen orgulleciéndose de sus orígenes. “Queremos que nuestra cultura permanezca para siempre” añadió Hernández.

En esta fiesta los jóvenes tienen una participación importante pues así como es el caso de Juanita muchos son los muchachos que con energía hacen posible este evento, pues aprenden sus tradicionales bailes y visten con las prendas típicas y por meses se preparan para este gran día, lo que significa para ellos un motivo de orgullo, pues aunque no viven en su tierra natal o nunca han estado en ella, se sienten orgullosos de sus raíces y con alegría desean compartir con los demás lo que es suyo. Como nos dijera Juanita “con esta celebración la gente puede conocer lo bello que es Oaxaca y lo hermoso que son sus bailes” expresó. Así como esta adolescente de 17 años que ha participado ya por tres veces, y se prepara durante varios meses, muchos son los jóvenes que hacen de esta fiesta una celebración llena de entusiasmo y alegría. Y al igual que Juanita García y su mamá Adelaida Hernández se sienten felices de compartir y mostrar a la comunidad lo que son sus más típicas y arraigadas tradiciones y costumbres.

Pues, “La Guelaguetza” es uno de los más grandes orgullos de Oaxaca, que se caracteriza por su riqueza cultural e indígena, convirtiéndose en uno de los tesoros de México, pues es sin duda una tierra llena de colorido y tradición. Y los oaxaqueños lo expresan no sólo en su territorio sino en cada lugar donde habitan y llegan. Es así como los oaxaqueños de San Diego se organizan cada año para celebrar su tradicional fiesta.

Este evento es organizado por la Universidad Estatal de San Marcos (Cal State San Marcos) y auspiciado por la Coalición de Comunidades Indígenas de Oaxaca (COCIO) en colaboración con los alumnos del Movimiento Estudiantil Chicano de Aztlán (MEChA). COCIO es una organización establecida en el Condado Norte de San Diego conformada por pobladores originarios de pueblos indígenas de Oaxaca, personas nativas de pueblos indígenas como los Mixtecos, Zapotecos, Chinantecos entre otros.Ya que California es hogar de más de 60,000 Oaxaqueños cuya lengua materna es el dialecto mixteco, se calcula que en el Condado de San Diego residen entre 15,000 a 20,000 personas originarias de Oaxaca.

La celebración de “La Guelaguetza 2003”, incluirá la bendición del festival, un desfile con los diferentes grupos de danza, músicos y vestuarios de cada región oaxaqueña, el reconocimiento de invitados distinguidos y la presentación de bailarines y grupos musicales autóctonos y étnicos, quienes se estarán presentando durante todo el día del evento, que vestirán los trajes genuinos de cada región. Además se contará con la venta de comida de los diversos y variados platillos típicos y que son distintivos de Oaxaca como el maíz y el mole, además de las artesanías y objetos de arte únicos de este estado, como el barro negro. Cabe destacar que todos los productos y vestidos son traídos desde Oaxaca, pues se procura que todo sea completamente original e igual de como es allá.

En adición, se contará con puestos y locales que estarán colocados por diversas agencias y organismos de servicios comunitarios como el Programa de Educación Migrante, Servicios de Salud del Condado Norte, Departamento de Bomberos, entre otros quienes estarán dando información y demostraciones de sus servicios, que son de interés y ayuda para la comunidad latina.

Cabe señalar que con el mismo espíritu de ayuda con el que “La Guelaguetza” fue fundada, esta fiesta es organizada con el mismo fin, ya que todo el dinero recaudado por los donativos de entrada y la venta de comida y artesanías, será como cada año enviado para continuar con proyectos comunitarios y de desarrollo para ayuda de los pueblos más alejados y pobres de Oaxaca. Es así como los hermanos oaxaqueños de San Diego se unen una vez más, para ayudar a aquellos que aún viven con limitaciones y probreza en sus pueblos natales.

Esta tradicional y cultural fiesta Oaxaqueña se llevará acabo el 27 de Julio de las 11:00 am a las 5:30 pm, en campo bajo de la Universidad Estatal de San Marcos, en la entrada entre las avenidas Twin Oaks Valley Rd. y Craven Rd., estará abierto a todo el público, la entrada tendrá un costo de $5 dolares, niños menores de 10 años entran gratis. Es así como el pueblo oaxaqueño de San Diego invita a toda la comunidad a disfrutar del colorido único y sabor cultural que caracteriza al genuino Estado de Oaxaca.

Return to the Frontpage