July 23 2004

La otra cara de la loca

Maria Conchita Alonso lanza nueva producción discográfica y humanitaria

Por Jose Daniel Bort

Este año Maria Conchita Alonso celebra sus veinte años en Hollywood. Fue justamente en el verano de 1984 cuando el mundo cono-ció a la picara y disciplinada cubana y criada en Venezuela, capaz de expresarse a niveles de protagonista en un lenguaje que apenas dos años atrás no podía hablar, el ingles.

Pasaje al presente: la carrera de la actriz y cantante proliferó y se mantuvo. Reina por un momento de las películas de acción (hizo The Running Man con Schwarzenegger y fue la estrella de Predator 2), Alonso trabajó con todos los mejores actores de su tiempo y apabulló a la crítica con su trabajo en “Caught”, con la que gano varios festivales de cine independiente.

Pero quizás lo mejor esté por venir. María Conchita no necesita seguir demostrándose, ya que a sus cuarenta y siete años (edad considerada prohibitiva para muchas actrices en Hollywood) todavía le sobran oportunidades para trabajar. Por eso es que ahora su vida la dedica a la filantropía.

“Tenemos una organización sin fines de lucro llamada Global Medical Relief Fund, de la cual soy la vice-presidenta. En ella nos encargamos de conseguir los fondos necesarios para tratar a niños que hayan perdido piernas y brazos en las recientes guerras de Kosovo e Irak, como también a niños afectados con parálisis infantil o esclerosis múltiple. Boro es el Presidente y es nuestro espacio para dar de vuelta al mundo”, explicó Alonso.

Boro Vukadinovic es la actual pareja de la actriz. Juntos desde hace casi dos años, Maria Conchita revela que es quizás la pareja mas estable que ha tenido en su vida. “Ya no somos unos niños, y tenemos muchísimo en común. Es este estado de comunión lo que me permite concentrarme en otras cosas”, reveló María Conchita.

A la conquista de campos perdidos

María enfatizó una vez que ella nunca volvería a grabar un disco. Ha cumplido su promesa, en parte. “A lo que me refería era que no iba a pasar por la maquinaria discográfica de nuevo. Estoy preparando un nuevo álbum, pero yo soy la productora. Yo decido lo que se hace”, explicó la cantante de éxitos como “Noche de copas”.

Es por eso que Alonso se reunió con un grupo de músicos jóvenes, en su mayoría venezolanos, y reinventó varios de sus éxitos en ritmos más con-temporáneos. “Oswaldo Rodríguez y su grupo de amigos me contactaron y me lanzaron la idea de rehacer “La Loca” y “Noche de Copas” con influencias latinas Trip-hop, incluyendo guitarras españolas y algo de rock. Era diferente a todo lo que había escuchado y me gustó. Les dije: ‘Nos metemos al estudio de grabación’”, reveló la cantante, que tiene once álbumes en su haber.

Con esto y un nuevo sencillo “Soy”, Maria Conchita se presentó en el nuevo “Conga Room” de la ciudad de Los Ángeles. Ante una fanaticada efervescente, el público inminentemente joven coreó todas sus canciones y le pidió volver al escenario tres veces, hasta el punto de que Alonso tuvo que cantar a capella canciones oscuras de su carrera. Esto la puso en lágrimas. “Hacía tiempo que no me sentía así”, confeso después de su presentación.

“Esta noche me permite entender cuál es mi llamada en este momento. Necesito volver a mis raíces, al per-sonaje de “Ámbar” que creé en las discos de Caracas a principios de los ochenta y que definió el resto de mi carrera. Estás viendo a la nueva Ámbar” explicó Alonso.

La cantante espera estrenar un álbum completamente producido por ella misma para principios del próximo año. Mientras tanto, estará ocupada en brindar la ayuda necesaria a las victimas de las guerras que proliferan en el mundo. “Me ves mucho por estos días en el Shrine Hospital de los Ángeles, donde tenemos nuestro centro de operaciones de nuestra organización”. La misma permite el acceso por parte de terceros a través de su sitio en la Web: www.glob med.org.

Return to the Frontpage