July 22, 2005

México del Norte
Por Jorge Mújica Murias

Las Remesas no Andan en Burro

Hace unos días, la chicana Tesorera de Estados Unidos, Anna Escobedo Cabral, dio una clase en la Torre del Caballito. Los alumnos fueron los miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores para América del Norte, que preside Silvia Hernández. La californiana que reemplazó a la chilanga Rosario Marín como Tesorera, les explicó dos que tres cositas sobre las remesas, esa lanota nuestra sin la cual México ya hubiera tenido una revolución.

Abusada como es, Silvia Hernández ya se dio cuenta de que los bancos son la mejor opción para el envío de nuestros bien ganados dólares porque, dice, “son los que mejores comisiones dan a los familiares que reciben las remesas”, y agrega que “por eso es necesario que nuestros connacionales aprendan a usar la banca”.

Hasta ahí todo bien. O más o menos, porque como Presi-denta de la Comisión de Relaciones Exteriores para América del Norte (lease Estados Unidos), doña Silvia podría haberse enterado ya de que el 45 por ciento de los migrantes que enviamos remesas tenemos cuentas de banco, igual que el 30 por ciento de la gente que las recibe en América Latina (no hay desglose para México).

Igual, la señora podría haberse enterado antes de hablar, de que el 90% de los enviadores y el 68% de los receptores tienen familiaridad con los cajeros bancarios automáticos. No lo digo yo, lo dice Sergio Bendixen, a quien le ha dado por estudiar el tema desde hace rato y asesora gente que si pregunta sobre los temas, como el Banco Interamericano de Desarrollo.

Pero como Silvia no pregunta, agregó que “nos interesa, tanto en territorio mexicano como estadouni-dense, generar formas de información, de capacitación para que el remitente, el nacional que está allá, aprenda cada vez mejor a usar los bancos”.

La tesorera gringa explicó que el Congreso gringo ya le ordenó al Departamento del Tesoro crear un Comité de Educación Financiera para dar a conocer las opciones de acceso a los servicios financieros, entre ellos las relacionadas con las remesas.

Los ITINdocumentados

Pero el que no se midió fue el senador panista Héctor Larios, quien le pidió a Escobedo “la posibilidad de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos dé facilidades para que los migrantes mexicanos puedan abrir una cuenta bancaria” en Estados Unidos.

Con paciencia, porque afortunadamente la ahora Tesorera trabajó en el Instituto Smithsoniano, incluído su Parque Zoológico, explicó que en Estados Unidos hay aproximadamente 8 millones de inmigrantes, la mayoría sin documentos migratorios, que tienen un número conocido como ITIN (Individual Tax Identification Number, Número Individual para Pago de Impuestos), que el Servicio de Rentas Internas expide precisamente a quienes no tienen número de Seguro Social.

Y la Secretaría de Relaciones Exteriores afirma que 404 bancos y uniones de crédito, entre ellos el Wells Fargo, el Bank of America y Citigroup, aceptan la Matrícula Consular en combinación con el ITIN para abrir cuentas bancarias.

Solamente en el Wells Fargo, según sus propias cifras, hay 525,000 cuentas con Matrículas, lo que representa el 6% de sus operaciones, y cada día abren 800 cuentas nuevas en los 23 estados donde tienen sucursales. Más aun, solo uno de cada tres los latinos en Estados Unidos no tiene cuentas bancarias, afirma la Corporación de Seguros Federales de Depósito (FDIC).

Pero el chiste, si los señores y señoras del Senado quieren proteger las remesas, no es simplemente “banquizar” a la raza. Eso solamente sería pasarle las ganancias, que se calculan en 7 mil millones de dólares en “comisiones” varias, de las agencias como Western Union y MoneyGram, a Banca Azteca y Citibank.

Podrían, por ejemplo, legislar para que los dólares de la remesas se consideren como “preferenciales”, categoría que se da a las inversiones extranjeras, y que tiene el tipo de cambio más alto. Y podrían, por ejemplo, prohibir que negocios como Elektra entregue planchas, tostadoras y vales para comprar en la tienda en vez de pagar en efectivo. Es más, nos podrían preguntar qué necesitamos. Con todo gusto les podríamos responder.

Contacto Jorge Mújica Murias at mexicodelnorte@yahoo.com.mx

Return to the Frontpage