July 21, 2000


Opinion

Promesas de Campaña, ¿qué es lo que quieren decir?

Por Jerome DeHerrera

Recientemente el candidato Republicano George W. Bush habló en la conferencia de La Raza y de la Liga Latina de Ciudadanos Americanos Unidos. Durante su discurso, Bush proclamó que él es un nuevo modelo de Republicano listo para acercarse a la comunidad latina.

Republicanos tradicionales, de los que se quiere alejar George W. Bush, pelearon en contra del movimiento de derechos civiles y acción afirmativa. Republicanos tradicionales pelearon por leyes para hablar únicamente Ingles en lugares donde el Español se hablaba desde antes. Republicanos tradicionales suspendieron los beneficios a inmigrantes ilegales a pesar de que estos también pagan impuestos sobre la renta, venta y Seguridad Social. Ahora, los Republicanos tradicionales pelean por tener Latinos calificados como Enrique Moreno, fuera de las cortes federales.

Existe todavía una diferencia significativa entre los Demócratas y los Republicanos. Por ejemplo, el Senador por el partido Demócrata Ted Kennedy, a propuesto una iniciativa para financiar el año completo de preescolar para todos los niños e incrementar el salario mínimo. El Vicepresidente Al Gore a propuesto expandir el crédito al impuesto y una reducción de impuestos a las familias de bajos salarios.

Por otro lado los Republicanos, en lugar de proponer incrementar el salario mínimo y de invertir en la educación de los niños, proponen dar a los Americanos más ricos, incentivos fiscales.

La semana pasada los Senadores Republicanos eliminaron el impuesto estatal o el "Impuesto Muerto" como le llama el lider del Senado Trent Lott. En 1999 este impuesto comprendía alrededor del 1.5% del total de los ingresos del gobierno - $28 billones - y en los próximos años está proyectado a incrementar hasta llegar a $50 billones al año.

La eliminación de este impuesto, dicen los que la apoyaron, va ayudar a las familias a heredar las granjas y negocios a sus hijos. Sin embargo, la eliminación del impuesto puede beneficiar a las familias más ricas del país. El 5% más alto de jefes de familia en la distribución del ingreso, pagan el 91% de los $28 billones del impuesto recaudado.

El monto del impuesto cubriría casi el total de los $30 billones necesarios para proporcionar educación preescolar a familias con ingresos anuales menores a $30,000 dólares. Este monto podría ser utilizado para expandir programas diseñados para ayudar a las familiar trabajadoras tales como "Child Care Tax Credit", créditos para las familias de bajos ingresos o créditos para los ingresos devengados.

George W. Bush declara en sus discursos que él va a eliminar la cuota para la clase media y que cree en la propiedad privada y que quiere que todos seamos propietarios de una.

Sus propuestas son definitivamente generosas, pero enfocadas a los ricos. Los beneficios de sus propuestas económicas son estimadas desproporcionales y benéficas a los más ricos del país.

La eliminación de impuestos e incremento de gastos, va a minimizar los superávits esperados para los siguientes años. Un mejor uso de este superávit es levantar a 15 millones de niños en pobreza, o mejorar la educación pública, o proveer de servicios de salud a más de 40 millones de familias que no pueden pagar por ello, o el superávit puede ser usado para reestructurar el sistema de seguridad social y Medicare en lugar de mejorar a los ricos del país.

Mientras George W. Bush hace sus apariciones en el Consejo Nacional de la Raza y la LULAC, las propuestas de él y su partido para hacer mas ricos a los ya ricos, reciben poca atención. Con los Republicanos en control, es claro que los ricos del país serán los primeros premiados.

A pesar de que George W. Bush parece ser otro tipo de Republicano, sus propuestas son la de los tradicionales Republicanos.

Jerome escribe una columna política desde Washington. Favor enviar cualquier comentario a: JeromeDeHerrera@Yahoo.com

Comentarios? Regrese a la Portada