July 20, 2001

LA COLUMNA VERTEBRAL
El Soporte Informativo Para Millones de Hispanos
Por Eduardo Salinas

El humo de segunda mano, el gran depredador de la salud de miles de personas

Es posible que al momento de estar leyendo esta columna uno de sus reflejos involuntarios será encender un cigarrillo. Sin embargo, antes de hacerlo le invito a detenerse por al menos unos segundos, voltear a su alrededor para ver cuantos fumadores pasivos (personas que inhalarán el humo de su cigarro y el que usted exhale) le rodean, y darse cuenta que esa gente será quien sufra el impacto más negativo en materia de salud debido a los nocivos efectos de un gran depredador ambiental llamado "Humo de Segunda Mano".

Según el Centro para el Control de las Enfermedades (CDC), a este agente químico que causa irritación en nariz, garganta, ojos y pulmones, recibe su nombre de la traducción del inglés "Secondhand Smoke", y se le atribuye la causa de la muerte por cáncer de pulmón de al menos 3,000 personas anualmente en este país, superando en el 300% a todos los demás contaminantes del aire juntos.

Sin embargo, como indica el oncólogo Elmer Huerta "al hablar del humo de segunda mano, los hispanos no sólo deberíamos pensar en el cáncer ya que ese humo extremadamente tóxico es un fuerte desencadenante de diversas enfermedades respiratorias".

Una de esas lamentables enfermedades es el asma, un mal crónico que afecta al aparato respiratorio y requiere atención para toda la vida. Se caracteriza por la inflamación de los bronquios que llevan el aire a los pulmones, y debido a la irritación que produce ciertos estímulos incluyendo el humo hace que los conductos sean más sensibles y respondan con una contracción provocando un mayor estrechamiento. Este bloqueo del paso del aire que puede ser más o menos importante dependiendo el paciente, hace que la persona con asma padezca de falta de aire al respirar, tos, y sensación de presión en el pecho, entre otros síntomas.

"En principio una de las grandes víctimas del humo de segunda mano es la población infantil hispana, que año tras año empeora las condiciones físicas de miles de niños que sufren de asma, y obliga la hospitalización anual de entre 7,000 y 15,000 menores de18 meses por infecciones de bronquitis y neumonía, even-tuales desencadenantes del asma", acotó el Dr. Huerta.

"Existen pruebas de que el humo del cigarrillo, que está compuesto por unos 4,000 agentes químicos, es un oneroso agente sensibilizante de los pulmones. Al ser inhalado por los niños de padres que fuman en el auto o en la casa, el humo desencadena en el aparato respiratorio del menor la irritación y por ende el aumento de molestas flemas en los pulmones que deberán ser tratadas por un médico", destacó.

"En el caso de los adultos que trabajan donde el humo es parte del medio ambiente -restaurantes o bares-, visitan con mayor frecuencia los hospitales por casos de malestares de asma y bronquitis que quienes laboran en lugares donde se prohíbe fumar", indicó el oncólogo de origen colombiano.

Para el neumólogo Leopoldo Sánchez Agudo, "por muchos años el hispano ha menospreciado pensar que las personas contrarias al uso del tabaco son vulnerables a los males que causa el humo. Hoy día a la entrada del siglo XXI, no hay ninguna duda de que todo el análisis científico que se ha hecho con suficiente base va en la línea o avala el concepto de que fumar el humo de segunda mano, es decir, una persona no fumadora que respira el ambiente de un fumador puede también producir enfermedad".

"La base de esta falta de objetividad es quizás muy fundamental y es que el humo de segunda mano tiene ciertos componentes que están en mayor concentración y sus partículas son de menor tamaño. Son dos circunstancias que permiten que llegue más profundamente al aparato respiratorio y que se absorba con mayor facilidad en la sangre, y luego si además son más tóxicas porque están en mayor concentración pues aún con menor cantidad se puede producir mayor daño", explicó.

Paralelamente al agravamiento de los casos de asma y bronquitis entre nuestra población, cifras proporcionadas por la Universidad de Michigan indican que el fumar es causante del 87% de las muertes por cáncer en los pulmones en Estados Unidos.

El estudio, avalado por el CDC en 1999, establece que las muertes por cáncer del pulmón relacionadas al tabaco son tres veces más comunes entre la población masculina en proporción de 23 por cada 100,000 hombres, y 7 por cada 100,000 mujeres.

La tasa de muertes de cáncer del pulmón por cada 100,000 habitantes hispanos fueron mayores entre los hombres de ascendencia cubana 3.3%. Seguido por los puertorriqueños 2.8% y los hombres mexicanos 2.1%.

Ahora, al tiempo en el que usted comience a disfrutar el placer de las bocanadas de humo de su cigarrillo ya sabe los efectos que provocará en su entorno el humo de segunda mano. Entre el grupo que le rodea podría estar alguno de sus hijos u otro ser querido que no merece convertirse en fumador pasivo.

Al mismo tiempo valdría destacar que existen varios métodos para dejar de fumar, al igual que para hacer valer su derecho de respirar aire libre del humo de segunda mano. En la Red Hispana estamos abocados a que usted conozca esos y otros tantos beneficios en materia de salud disponibles. Para obtener más información comuníquese gratis a la Línea Nacional de Recursos Hispanos, 1-800-473-3003, donde será atendido en español.

Regresar a la Portada