July 15, 2005

Remembranzas a Diez Años de la Partida del Compositor y Poeta Tijuanense Raúl Castillo

Por: Paco Zavala

Cuando se arriba a este mundo, se es bien recibido por la familia, lo cubren en un ambiente amoroso con abrazos, felicitaciones, besos y buenos deseos. Pero la vida depara para el recién llegado muchas sorpresas, algunas agradables, otras no tanto, pero la lucha comienza a darse, y así llega el enfrentamiento con la realidad.

A veces se nos permite dejar huellas, en otras no y, continúa el peregrinar por senderos que en muchas ocasiones, se es dado a algunos cuantos, “los privilegiados”, y algunos los aprovechan, otros no.

A éste grupo de privilegiados pertenece un muchacho, que en el despertar de la vida emprendió el vuelo y nunca retornará su figura física, para dolor de su santa madre, de sus hermanos, de su familia toda y de sus amigos y por qué no incluir a los desconocidos, si, hay que incluirlos, porque por medio de su grandiosa obra legada a la posteridad, lo han conocido y lo conocerán quien sabe por cuantas generaciones.

Raúl Castillo, es el nombre del vate, hijo privilegiado y consentido de Tijuana. Raúl, hombre sencillo, humilde, sincero, amigo, pero más que todo poseedor de un talento inigualable, fuera de serie, que en el mundo de las letras se sumergió y brotó el torrente de sensibilidad creando poemas y canciones, de una exquisitez, admirable con la creatividad filosófica y vivencial de gigantescas proporciones.

Si, obras de un valor sin memoria, que al tiempo lo dejamos y el tiempo otorgará su premio justo al vate. Esto no lo discutimos, ni lo exponemos en la mesa de debates, simple y sencillamente lo dejamos a la posteridad.

Raúl Castillo, en su deambular por las calles, en los cafetines, en los bares, en las tertulias, en las fiestas, con los amigos, al visitar el baño, seguramente su enorme sensibilidad se le aparecía a cada momento y nutrió de ideas, de imágenes, de colores, de figuras, de panoramas que posteriormente de una manera magistral plasmó con la pluma y las convirtió en versos y, estos a su vez se convirtieron en poemas y en canciones.

La herencia poética y el enriquecimiento que la obra de Raúl Castillo, lega al mundo es única en su género.

En el pasado mes de junio se organizó un evento para celebrar el X aniversario de la partida de Raúl Castillo. Por ésta razón un grupo de amigos, artistas, paisanos e invitados le rindieron un homenaje al hombre, al amigo y a su obra, organizando una gran velada poética musical en céntrico salón de la ciudad de Tijuana.

Dentro del grupo de artistas y amigos podemos mencionar a Reyna Soledad, cantante del género ranchero tijuanenses, Gualberto Castro, Jorge Lavat por mencionar algunos.

Return to the Frontpage