July 14, 2000


Productos Inadquiribles, el Gas Doméstico

Por Paco Zavala

Mientras que los salarios sufren incrementos anuales mínimos, que distan mucho de estar en concordancia con la escalada de precios que cada año se dá a los productos de consumo, consideramos que es sumamente notoria la disparidad diferencial entre salarios y precios, pues relacionando a unos con los otros es cada vez más difícil comprar lo necesario para poder subsistir o simple y sencillamente, como lo dice el pueblo "Hay que amarrarse la tripa y no comprar nada".



Vista lateral izquierda de camion repartidor del gas exhibiendo el precio actual del cilindro.

Ejemplo de esto lo vivimos diariamente al ir de compras al supermercado al mercadito o al tianguis y ver los cambios en precios que sufren los productos que se exhiben y que se desea adquirir, realmente se va uno de espaldas y con ojos desorbitados se contempla que el precio de tal o cual producto ha aumentado de precio y que será muy difícil, casi imposible que este baje de precio, ahora bien forzamente hay que ajustarse a estos precios en los cambios de mercadeo.

Los políticos y la política económica actual pregona a los cuatro vientos que la economía nacional se fortalece más y más, tanto es así que algunos incautos se atreven a expresar y creer que ya somos primermundistas.

Nada más falso, crazo error creer esto así, la panorámica que percibimos es otra; esta es sencillamente aterradora para algunos o muchos núcleos familiares que se conforman o únicamente pueden llenar la tripa con algo que deglutir diariamente; lo más grave de este fenómeno que el pueblo de México ha sufrido por años o por décadas de años es que se están llevando entre las patas como vulgarmente se dice a los niños que representan el futuro del país, como impertérritamente por años se ha pregonado, pero nada más falácico, aún hoy día hay millones de niños mexicanos en peligro de sufrir hambruna, que no toman sus alimentos diariamente como Dios manda.

Haciendo mención específica, uno de estos productos es el gas doméstico que para abrir boca, de octubre de 1997 a la fecha ha sufrido un incremento aproximado a un 68.57%, porque en la fecha de referencia un cilindro de 45 kilogramos costaba $140.00 m.n. (mexicana) actualmente cuesta $236.00 p.m. (mexicana), este procentaje incrementado a estos días es aún sin considerar el desliz del peso frente al dólar norteamericano.

Analizando someramente ésta situación de mercadeo, las familias que perciben un ingreso más bajo que el común denominador, tienen que hacer circo, maroma y teatro para poder adquirir un cilindro de este producto tan necesario para realizar los quehaceres domésticos al cocinar y asistir a los miembros de la familia.

Veamos de esta manera que el producto de referencia ha aumentado bastante de precio y se ha convertido en un producto caro y de lujo, además de que en algunas ocasiones las señoritas que se encargan de tomar las llamadas para realizar un pedido no están de muy buen humor que diga-mos y contestan muy desagradablemente.

Ahora bien, esperamos que el nuevo gobierno federal que tomará posesión el próximo 1ro de diciembre tome cartas en el asunto de referencia y atienda este llamado que hacen los pobres de Tijuana.

Regrese a la Portada