July 11, 2003

Exhibirán Obras de Auguste Rodin, Gran Escultor Francés de los Siglos XIX y XX

Por: Paco Zavala

En el Siglo XIX la pintura ocupó un primer lugar de excelencia artística porque se manifestaron corrientes pictóricas muy importantes. En las manifestaciones culturales y artísticas del Siglo XIX también la literatura ocupó un lugar de vital importancia. En cuanto a las artes plásticas podemos decir que los cambios revolucionarios se produjeron en el campo de la pintura primordialmente; ahí nacieron las nuevas corrientes artísticas acompañadas por el surgimiento de artistas de relevante importancia internacional; por citar algunos de estos artistas fueron: Ingres, Delacroix, Coubert, Corot, pertencientes a la corriente de los impresionistas; finalmente, Van Gogh y Cézanne. El genio creador de estos dos últimos artistas llega a conocerse hasta el siglo XX, pero sus obras pertenecen al genio creador del siglo XIX. La corriente arquitectónica de este siglo XIX, es muy estéril, no hay creatividad, hay una especie de mezcolanza de estilos del pasado, como: gótica, renacentista, barroco, etc.

En la escultura, la desorientación y el mal gusto son peores, a pesar de que los artistas tienen excelentes oportunidades para desplegarse, a los artistas escultores les solicitan asiduamente encargos de trabajo.

En el siglo XIX, después de la caída de Napoleón, se vivió una época de paz, perturbada únicamente por pequeños brotes de inestabilidad social. Inglaterra, Francia, Alemania, Italia y también los EE.UU. florecieron y se enriquecieron.

La creciente importancia del problema y el incipiente movimiento obrero significaban una pequeña nubecilla en el mundo de la época, que no le quitaba el sueño a nadie.

En este siglo los encargos a los artistas se convirtieron en verdaderos despilfarros, porque no hubo arte en la respuesta.

Los nombres de unos cuantos escultores se salvan de esta hecatombe de mediocridad, Bayre y Jean-Baptiste Carpeaux.

En los párrafos anteriores se describe a grandes rasgos, la situación que preva-lecía en esos tiempos. Inesperadamente surge un nuevo escultor, un estupendo talento, que provoca reacciones violentas posteriores a su aparición; rechazo furioso por parte del público y exaltado entusiasmo en los amantes del arte que anhelaban un renacimiento de la escultura.

Auguste Rodin, fué y será a la fecha uno de los máximos animadores del arte escultórico y el admirado modelo de los artistas de la escultura, de los cinco continentes.

Rodin nace en Paris en el año de 1840 y muere en 1917, en Meudon, suburbio parísino y rodeado de bosques, a orillas del Río Sena. Los padres de Rodin fueron gente humilde. El tuvo que renunciar a la Academia de Bellas Artes, así ingresó a la Escuela de Artes Decorativas, para aprender un oficio que le diera el sustento lo más pronto posible.

Durante muchos años trabajó en talleres de escultores, en donde se ejecutaban pomposas decoraciones. Algún tiempo lo dedicó a trabajar con Carpeaux.

Auguste Rodin, estudió escultura con Bayre y sobre todo con Carrier-Belleuse, de quienes aprendió todos los secretos del oficio.

Esto ya no es noticia, pero algunos artistas de talla inconmensurablmente grande y excelsa, fueron muy pobres; algunos de ellos murieron en la pobreza extrema, uno de estos artistas fué Vincent Van Gogh. Rodin, vivió en la pobreza hasta el momento de su gran triunfo, ya cuando contaba cerca de sesenta años de edad.

Por el año de 1876, Rodin contando ya con 36 años de edad, hace su debut en el “Salon”, con una escultura titulada “El Hombre de la Nariz Aplastada”, pero nadie prestó atención a este trabajo. Al siguiente año se presentó con dos obras en bronce: “San Juan Bautista Predicando”, y lo que llegaría a figurar como una de sus obras más conocidas: “La Edad de Bronce”, la que representa al hombre primitivo, la que representa una idea bastante “literaria”, lo que interesa al público del “salón” por su realismo, o sea dicho de mejor manera, por su naturalismo radical.

En toda esta obra no existe el menor detalle que no sea reproducción exacta de la realidad.

Esta escultura de “La Edad de Bronce” suscita el primer escándalo en la vida del artista, tan es así que el jurado del “salón” sostiene que no es un trabajo de Rodin, sino un vaciado del modelo humano.

Rodin, realiza durante el correr de su azarosa vida, diversas esculturas de una maravillosa manufactura dentro de las que destacan: “L’Age d’Airain”, “Saint Jean-Baptiste préchant”, “ Le vaincu”, “Porte de l’Enfer”, “Le baiser” y “Le Penseur” entre otras.

Rodin trabajó en muchas de sus obras por muchos años.

La idea del artista revela características esenciales de su arte, comprobables en la mayoría de sus obras, un ilusionismo radical, con el propósito de alcanzar mediante la perfección de su oficio la más engañosa ilusión de la realidad.

El Centro Cultural Tijuana inaugurará una exposición que cuenta con una colección de piezas de bronce, mármol y yeso de Auguste Rodin. Indudablemente que Rodin, es una de las más grandes figuras del arte universal.“Rodin en México: Escultura de los Siglos XIX y XX”. Este evento estará expuesto en la Sala Central, a partir de las 7:00 pm. del viernes 18 de Julio del 2003.

Esta exposición estará en escena del 18 de Julio de 2003 hasta el 19 de Enero de 2004. Así que tiene tiempo suficiente para admirar las geniales obras de Rodin en esta sala. Esta es una oportunidad de oro, que posiblemente se vuelva a presentar en muchos años o quizá nunca más.

Return to the Frontpage