July 9 2004

Copa América: la más antigüa del mundo

La edición número 41 de la Copa América, el torneo de selecciones más antiguo del planeta, comienza esta semana en Perú con la intención de mantener en vilo la pasión por el fútbol continental durante 20 días.

Insertada en medio de las Eliminatorias del Mundial, esta Copa será una buena medida para ajustar los planteles con rumbo a Alemania 2006. El torneo tendrá tres grupos: en el A jugará el anfitrión con Bolivia, Colombia y Venezuela, en el B, considerado “el grupo de la muerte”, estarán Argentina, México, Ecuador y Uruguay; mientras que en el C jugarán Brasil, Chile, Costa Rica y Paraguay. Los dos primeros de cada zona y los dos mejores terceros avanzarán a los cuartos de final. Las semifinales serán el 20 y 21 de Julio y la final será el 25 en Lima.

El principal escenario será el Estadio Nacional de Lima con capacidad para 45,000 espectadores y las sedes restantes serán Arequipa, Chiclayo, Piura, Tacna, Trujillo y Cuzco, la morada de los incas.

Una mirada a los equipos

Los peruanos buscarán aprovechar su condición de locales. Siguen con su juego vistoso, pero han agregado una cuota ofensiva con Claudio Pizarro, que les está dando resultados en las eliminatorias, donde recientemente consiguieron un interesante 3-1 frente a Uruguay en Montevideo. En esta copa pueden dar una sorpresa.

Brasil es una incógnita pues no estarán sus mejores estrellas. Sin embargo, el aporte de algunos “extranjeros” como Adriano del Inter y Julio Batista del Sevilla los coloca en su típica posición histórica: la de candidatos número uno con la sola mención de su nombre.

La selección Argentina llega a esta copa sin el respaldo de su público, que aún no perdona al entrenador Marcelo Bielsa el fracaso del pasado Mundial. El equipo usará la base de la selección mayor con nombres como Roberto Ayala o Juan Pablo Sorín y algunos juveniles como Javier Saviola del Barcelona español y Andrés D’Ales-sandro del Wolfsburg alemán.

México llevará a Perú la escuadra que acaba de golear a Dominica: Oswaldo Sánchez, Gerardo Torrado, Jesús Arellano, Jared Borgetti, Francisco Palencia, entre otros. Desde su primera aparición en la Copa América, México fue finalista dos veces y esta vez suena como uno de los can-didatos al triunfo.

La selección venezolana, la sorpresa continental de los últimos años, llega con algunos viejos conocidos de buena actuación en el 2004 como el arquero Gilberto Angelucci, los volantes Miguel Mea Vitali y Juan Arango y el delantero Alexander Rondón.

Colombia buscará revertir su oscuro presente pues quedó última en las Eliminatorias mundialistas. Sin embargo, viene de derrotar a Argentina por 2-0 en Miami y presenta a su nueva esperanza ofensiva, Andrés Herrera, goleador del América, y otros conocidos como Tressor Moreno, del Deportivo Cali, y Luis Amaranto Pera del Boca Juniors.

En Costa Rica todas son dudas después del despido del entrenador estadounidense Steve Sampson y la llegada del colombiano Luis Pinto. A esto se agregó la ausencia de su goleador Froylán Ledezma en la concentración para el torneo. Tampoco jugarán Paulo César Wanchope y Gilberto Martínez del Brescia de Italia.

En Bolivia se acabó la generación de Etcheverry, Trucco y Melgar. Un nuevo grupo llega liderado por Limbert Gutiérrez y Joaquín Botero, que juega en México. Por ahora sólo lucen como una escuadra en transición.

Paraguay llevará a Perú su tradicional garra y los goles de José Saturnino Cardozo del Toluca mexicano más el aporte juvenil de Roque Santa Cruz del Bayern Munich alemán. Los guaraníes buscarán su primer título desde 1979.

Uruguay vive un presente desastroso tras el alejamiento de Juan Ramón Carrasco y la llegada de Jorge Fossati a la dirección técnica. Acaban de recibir cinco goles con Colombia en las Eliminatorias y el equipo luce desarmado a pesar de la presencia de importantes goleadores como Walter Pandiani y Javier Chevantón.

Ecuador, que ha dejado de ser un “equipo chico” tras clasificar para Japón-Corea 2002, llega con la experiencia de Alex Aguinaga y otros “eternos” de su alineación como Ivan Kaviedes, Iván Hurtado y Clever Chalá.

Chile puede tener una grata actuación con Marcelo Salas y el buen presente de Reinaldo Navia, aunque luce, al igual que en otras temporadas, como una incógnita.

Pronóstico reservado

Como en las recientes versiones de la Copa América, resulta aventurado entregar pronósticos por una simple razón: algunos equipos no pondrán en la cancha a todas sus estrellas pues sus prioridades son las Eliminatorias mundialistas. Un ejemplo claro es Brasil, que no tendrá —entre otros— a Ronaldo.

Así la competencia queda abierta para todos, especialmente cuando el otro tradicional candidato, Argentina, no pasa por un buen momento. Al igual que en la presente Eurocopa 2004, que por primera vez en su historia no tiene a ninguno de los cinco grandes en semifinales (Italia, España, Alemania, Francia e Inglaterra), esta Copa América podría dar grandes sorpresas e incluso catapultar a su anfitrión a repetir su consagración de 1975.

Return to the Frontpage