July 9 2004

La ley exige viviendas adecuadas para trabajadores agrícolas

Los contratistas y empleadores agrícolas pueden ofrecer a los trabajadores del campo un lugar donde vivir en zonas rurales o urbanas. Las leyes federales y estatales que velan por la salud y seguridad del trabajador incluyen reglamentos que tratan desde la condición de la vivienda hasta la salubridad del terreno circundante. Hay también requisitos de acreditación de la vivienda por el estado y agencias a las que se puede presentar una queja.

“La Ley Estatal de Vivienda para Empleados y otros reglamentos establecen estándares para la construcción, mantenimiento, uso y vivienda de lo que se conoce como ‘vivienda para empleados’ (employee housing)”, precisa Steve Sutter, asesor de administración laboral agrícola con Extensión Cooperativa de la Universidad de California, “que se ofrecen a cinco o más empleados o trabajadores agrícolas bajo circunstancias que determina la ley”.

La Ley Federal de Protección a Trabajadores Agrícolas Migrantes y de Temporada cuenta también con reglamentos acerca de la salud y seguridad que se aplican a vivienda temporal sin importar el número de trabajadores migrantes que vivan en ella. Sus estándares incluyen aquellos tocantes a la prevención de incendios, provisión de agua salubre y en cantidades adecuadas, mantenimiento de la tubería, construcción adecuada de los edificios y su mantenimiento, provisión de calefacción y protección adecuada contra insectos y roedores.

Los reglamentos federales también indican que el terreno en el cual se encuentre la vivienda no debe tener agua estancada y debe estar ubicado donde se puedan desechar las aguas negras de manera salubre. Debe estar libre de basura, plantas dañinas y maleza excesiva, así como ofrecer un lugar para la recreación según el tamaño del edificio y el tipo de uso. La vivienda no debe estar situada donde las condiciones circundantes incluyan olores ofensivos, moscas, ruido, tráfico o problemas parecidos.

“Algunos condados en California han asumido jurisdicción sobre las inspecciones y otorgan los permisos bajo la Ley de Vivienda para el Empleado”, señala Sutter. “El cumplir con los estándares estatales, por lo general, cumplirá o excederá las normas federales”, apunta.

El estado hace inspecciones antes de que se ocupe la vivienda al igual que después de ocupada para asegurar el cumplimiento de leyes y reglamentos relacionados con el uso, mantenimiento y número de ocupantes permitidos. Las inspecciones incluyen además aspectos eléctricos y mecánicos de la vivienda, así como la salubridad y dispo-nibilidad de un refrigerador y otros lugares para almacenar alimentos.

Los inspectores también se aseguran de que los carteles y formularios que acreditan a la vivienda por parte del estado o gobierno federal estén col-gados en un lugar visible. Estos pueden ser el Aviso de la Ley de Vivienda para el Empleado con código HCD 206 o el formulario federal WH-532 de la División de Salarios y Horarios de los EE.UU.

Cualquier trabajador que tenga alguna queja referente a la vivienda que le ofrece un contratista o empleador debe comunicarse con el Departa-mento de Vivienda y Desarrollo Comunitario (Housing and Community Development) en Sacramento al 1-916-255-2501 si vive en la parte norte del estado o, si vive en la parte sur, llamando en Riverside al 1-909-782-4420.

Return to the Frontpage