July 8, 2005

Cazando su vida en sus palabras

El escritor de origen cubano Rafael Yglesias tiene sólidas carreras como novelista y guionista.

Por Jose Daniel Bort

Poco a poco, con la paciencia que le otorga la larga visión de una historia contada en más de doscientas páginas, el escritor Rafael Yglesias se ha impuesto dentro de la narrativa norteamericana como un escritor capaz de entender el delicado balance en la sique femenina.

Varios de sus trabajos dejan huella de esto. En primer lugar, la novela “Fearless”, que marcó su primer guion producido. Casualmente, ha sido el único que ha sido publicado y llevado a la pantalla.

“No ha sido mi objetivo (escribir historias basadas en una fuente diferente), es sencillamente cosa del destino. En un punto tenía ‘The murderer next door’, una de mis novelas, opcionada por Sony, pero al final el proyecto no se hizo. Por alguna razón del destino y las maniobras de la industria, los guiones que he escrito que han terminado como películas no han sido los de mi autoría, con la excepción de ‘Fearless’”, dijo Rafael, recordando sus muchos intentos fallidos dentro del mundo del cine.

De hecho, Fearless fue un tremendo éxito para Yglesias en su estreno en 1993. La película es casi considerada como “de culto” para la audiencia y le dio a Rosie Perez su única nominación al Oscar como actriz de reparto. Después de ésta, Yglesias ha escrito las adaptaciones de “La Muerte y la doncella” de Ariel Dorfman y “Los Miserables” de Victor Hugo, asi como la versión del cuento de Jack The Ripper en “From Hell” con Johnny Depp.

Esta semana, los ojos de todos los espectadores estarán en el nuevo thriller “Dark Water” (Agua Oscura), el cual Yglesias versionó de una cinta japonesa original, por parte de Hideo Nakata, escritor de las versiones de “The Ring”.

Hijo de gato, caza ratón

Rafael nació en los parámetros de Washington Heights, en Nueva York, pero su familia vino de Cuba y se asentó en la zona de Tampa alrededor de las tabacaleras, prácticamente al mismo que la historia de Nilo Cruz “Ana en el trópico”. Su padre José decidió emigrar al norte a buscarse la vida como escritor.

“Toda mi familia por parte de mi padre es española. Mi madre es una típica judia de Nueva York. Pero mi padre quizo no perder sus lazos con su familia, y recuerdo que durante los veranos de 1964 y 1965 nos fuimos a vivir a España. Alli aprendí un poco de español, que luego perdí”, explicó Yglesias.

Estas vivencias las redactó su padre en una novela. “Ese año quedó registrado a través de los ojos de mi padre en su novela: ‘The goodbye Land’. Creo que la gente en España pensó por momentos que pertenecíamos a otro planeta, por lo diferente de nuestras vidas. Fue una gran lección de vida para mí”, resaltó Yglesias, en conversación telefónica desde su apartamento en Nueva York.

La presencia del trabajo

Fue precisamente su padre el que le inculcó el amor por la narrativa, la cual convirtió luego en tierra fértil para el trabajo en frente de la cámara. “Al principio pensé que no iba a ser capaz de terminar un guión con éxito. No solamente a mí, le pasa a muchos novelistas, no es fácil pasar de una estructura tan amplia y episódica como una novela a la extrema exactitud y economía que necesita el guión de una película”, explicó Yglesias.

Gracias a su versatilidad, el autor ha sido capaz de transitar ambos géneros con mayor éxito que con uno solo en particular. A pesar de que ya había escrito seis novelas, la tranquilidad económica no le llegó a Yglesias hasta que pudo estrenar ambas versiones de “Fearless”.

Hoy Yglesias ha bajado de su antiguo vecindario en la punta norte de Manhattan y se asienta cómodamente en una de las calles más exclusivas del Village en Nueva York. Sin embargo, Yglesias no olvida sus origenes, ni tampoco la compañía de su esposa Margaret, quien falleció hace apenas un año.

“Claro, la extraño muchísimo. Es un gran vacío en mi vida. Estuvimos juntos por veintiseis años. Pero todavía tengo muy cercanos a mis hijos Matthew y Nicolás”, declaró Yglesias, con la elegancia en la cúspide de su tono de voz.

Return to the Frontpage