July 5 2002

Comentario

Tony Garza Nuevo Embajador de los E.U. en México

Por Lourdes Davis

En unos meses más Tony Garza, comisionado de Ferrocarriles de Texas, será designado nuevo embajador de los Estados Unidos en México.

La sustitución en este momento de Jeffrey Davidow, quien se ha desempeñado como embajador por casi cuatro años, ha dado lugar a muchas especulaciones, principalmente la idea de que es transferido debido al problema de la “guerra por el agua” que existe entre los Estados Unidos y México.

Sin embargo, podemos afirmar con cierta certeza que una de las razones por las que Davidow deja México, es que el Departamento de Estado de los Estados Unidos (State Department) tiene como regla general la rotación, en periodos de dos a cuatro años, del personal que trabaja en las “misiones”.

Durante su carrera de más de 27 años como diplomático, Davidow ha trabajado en Guatemala, Chile, Venezuela y México. A pesar de que el actual embajador afirma que deja México dentro de un umbral en el que las relaciones bilaterales entre ambos países son muy positivas, las críticas de su labor como embajador en México están aflorando.

Cuando el problema del agua surgió, Jeffrey Davidow se atrevió a afirmar que los Estados Unidos utilizaría sus satélites para espiar el territorio mexicano en búsqueda de agua y así exigir que ésta le sea entregada a su país. Por supuesto que muchos intelectuales mexicanos vieron esto como una política foxista de sumisión. Según estos intelectuales, conforme al derecho internacional esta práctica “legalmente no puede realizarse sin el consentimiento del país siendo observado, pues ello implica violar la soberanía espacial y territorial de un estado”.

Por otro lado y directamente dentro de la política mexicana, hay algunos expertos en política que afirman que Jeffrey Davidow estuvo involucrado en los resultados de las elecciones presidenciales del año pasado despejando el camino para el triunfo del actual presidente, Vicente Fox.

También hay tecnócratas que critican a Jeffrey Davidow mucho más fuerte y lo llaman “carita de niño aplicado, hipócrita, que sólo sabe decir estupideces” en español. Estas fuertes críticas empezaron después de que el embajador hablando del alto índice delictivo que existe en México, dijo que “el trasfondo de la delincuencia y de los niveles de criminalidad obedecen a un problema de valores humanos. Los cuales tienden a perderse en una sociedad en la que se hace caso omiso de la comunidad”. 

Estos tecnócratas consideran esta afirmación errónea debido a que al embajador se le olvidó agregar que la “gangsterización del Estado y la falta de ética del aparato gubernamental” también da como consecuencia una “escasez de valores humanos”. Y ponen como ejemplo de lo anterior, el caso de Daniel Díaz Medina, un juez en Coacalco, Estado de México, que tenía rentada su casa a un grupo de secuestradores y cuando dos reporteros del periódico “El Universal” llegaron a hacer labor informativa, fueron arrestados por órdenes del mismo juez (El Universal, junio 25 y 26, 2002).

A pesar de todo lo anterior, muchas personas en México concuerdan en el hecho de que Jeffrey Davidow ha sido uno de los diplomáticos estadounidenses más activos y algunos afirman también que ha encausado el destino de muchos políticos mexicanos.

Sea lo que sea, la llegada de un nuevo embajador a México posiblemente no terminará con el alto índice de criminalidad, ni acabará con la pobreza o la dependencia económica de México con Estados Unidos, pero muchos “ideólogos” desean que traiga un fin a la postura de sumisión del gobierno mexicano.

Contact Ms Davis at: davis_lourdes@hotmail.com

 

Letters to the Editor Return to the Frontpage