July 3, 2003

Trazando la silueta de Brad Pitt

Animadores latinos destacan en Sinbad

Por Jose Daniel Bort

Al acecho de los enemigos, Simbad se desliza entre las redes de su galeón y cae en la borda para pelear a espada con sus enemigos, que amenazan a Marina, la prometida de su mejor amigo Proteus y el objeto de su cariño. Todo esto comandado por la Diosa Eris, quien vigila todos los movimientos de Simbad desde los cielos.

Esta es la premisa de la nueva película animada, Simbad y la leyenda de los siete mares, a estrenarse esta semana en los cines comerciales. Es protagonizada por Brad Pitt en el papel principal, el cual presta su voz y su talento al marino. El resto del trabajo recae en una legión de profesionales de la animación, entre los cuales destacan los latinos Carlos Grangel y Francisco Mora.


Carlos Grangel trabajando.

“Me considero afortunado de trabajar con los profesionales con quien me encuentro, los cuales son lo más granado de la animación hoy en día”, comentó el Barcelonés Grangel, diseñador de personajes de la casa Dreamworks, quien ha trabajado con ellos desde su primer largometraje animado, “El Príncipe de Egipto”.

“Yo tenía mi propio estudio en Barcelona, que todavía está activo y que comparto con mi hermano Jorge. Pero la gente de “Amblimation”, en Londres, me llamó para trabajar, y desde ahí hice la transferencia a Hollywood”, comentó Grangel.

Alaba de Pitt su versatilidad como actor, y la capacidad para amoldarse a las exigencias del trabajo. “Fue impresionante apreciar como él podía dar tantas diferentes inflexiones lógicas al personaje, así que cuando debíamos trabajar para convertir la voz en imagen, nos encontrábamos con un sinfin de posibilidades”, comentó el artista.


Francisco Mora

Junto a él colabora un artista plástico “prestado” a la animación. Francisco Mora destacó en la escena del Sur de California al inicio de su carrera con varias exposiciones artísticas en conjunto y solo. Su transición a la animación fue un paso natural.

“No he olvidado mi pasión inicial, la plástica, pero trabajar en este ambiente me ha permitido aprender técnicas desconocidas para mí y darme la estabilidad económica que necesito para desarrollarme integralmente como artista” dijo Mora.

Francisco es un “Visual Development Artist” (desarrollo visual) él recibe los bosquejos iniciales de los dibujos animados y él se encarga de darles vida, exaltar sus detalles y profundizar las texturas de la luz.

“Me adapto a las exigencias de la estética del estudio, ya que ellos buscan una imagen muy específica de su producto, pero eso no impide que yo también le brinde mi toque personal a la creación. Ambos nos alimentamos y crecemos juntos” comentó Mora.

“Es necesario atrapar la personalidad del actor, reconocer esos elementos faciales que lo hacen unido. Todo esto lo debemos hacer con nuestra imaginación, y escuchando una y otra vez las grabaciones, hasta que ya no podemos más” dijo Mora.

Una vez que el trabajo está en su fase final, los actores son traídos una vez más al estudio de grabación para dar el toque sensitivo al trabajo.

“Se ha dicho muchas veces que tan impresionante es el trabajo de los animadores y su capacidad para recrear a los actores en los papeles. Pero es algo muy distinto cuando te ves en pantalla y te cercioras por ti mismo de la calidad del trabajo” comentó Pitt.

“En estos momentos me siento en un perfecto balance: tengo la posibilidad de aprender las últimas técnicas y contar con un presupuesto soñado, trabajar con los mejores profesionales de la animación, y luego puedo traer todo esto a mi propio estudio y desarrollar mis propios proyectos, que aunque no son tan grandes en envergadura, me permiten la libertad creativa que todos los artistas necesitan”, comentó entusiasmado Grangel.

“No me veo haciendo esto por el resto de mi vida, mi verdadera ‘llamada’ como artista está en la escultura y las instalaciones plásticas. Pero no me puedo quejar, cada vez que me llaman a trabajar en un nuevo proyecto, me emociono” dijo Mora.

El futuro de la animación es cada vez más competitivo. El trabajo en computadoras ha prácticamente redimensionado el ambiente, lo cual ha hecho que muchos artistas hayan perdido sus trabajos, “No es fácil. Si uno quiere mantenerse en este negocio, debe estar al tanto de todas las innovaciones técnicas, al minuto que estas aparecen. Si no, es probable que no tengas trabajo mañana” comentó Mora.

Return to the Frontpage