July 3, 2003

Comentario

Nuevo Medicare: Los Hechos Hablan Más Claro que Mil Palabras

Por la Congresista Hilda L. Solis

En 1965, el partido Demócrata luchó por establecer el programa de Medicare-o Atención Médica para el cuidado de salud de los ancianos Americanos. Cuando firmó como ley el programa de Medicare-o Atención Médica, el Presidente Johnson declaró que: “No se le negará el milagro de la medicina moderna a ningún anciano”. Y así, hemos mantenido ese compromiso para todos los ciudadanos por casi 40 años.

El programa de Medicare-o Atención Médica ha proporcionado un ejemplar servicio de cuidado médico para 41 millones de Americanos. Sin embargo, cuando la legislación del Medicare se elaboró, no incluyó la medicina recetada como parte de los beneficios para las personas mayores. Dado el alto costo de las medicinas, en nuestra comunidad es común que nuestros mayores de edad viajen a México o a otros países para comprar medicamentos. Necesitábamos un verdadero cambio en el programa de Medicare. Sin embargo, ahora que la Cámara de Representantes controlada por los Republicanos aprobó la legislación para reorganizar el programa de Medicare, ofreciendo la cobertura del pago de medicinas recetadas a las personas mayores, les otorgó a las compañías privadas de seguros un papel más amplio en el programa.

En lugar de permitir que los mayores de edad reciban sus medicinas a través del programa de Medicare, los Republicanos en la Cámara de Representantes cambiaron drásticamente este programa. Yo voté en contra de esta legislación porque ignora las necesidades de las personas mayores y es un esquema arriesgado que beneficia solamente a las compañías de seguro privadas. Bajo el nuevo plan Republicano las compañías de seguro médicos privados o (HMOs) diseñarán y administrarán los nuevos planes de medicinas recetadas. También decidirán el precio que quieren cobrar y que tipo de medicina estará disponible. Además el nuevo plan Republicano aumentara el precio de las medicinas y ahora más que nunca, nuestros ancianos latinos no van a poder comprar estas medicinas. El programa de Medicare debe de ser para curar las enfermedades de las personas mayores y no para enriquecer a las compañías de seguro médico privadas.

Los mayores de edad se merecen un programa médico al alcance de sus recursos económicos y que sea comprensible. La realidad del plan Republicano es que aumentará el costo de las medicinas para los mayores y afectara la gran mayoría de personas de bajos recursos.

Los hechos hablan más claro que mil palabras. Los Republicanos que controlan la Cámara aprobaron una legislación que ayudará a sus amigos, las compañías de seguro médico privadas y es otro ejemplo de que no les interesan las necesidades de los mayores de edad en nuestra comunidad.

Los Demócratas presentaron un plan que verdaderamente hubiera ayudado a los mayores de edad. Lo que es más claro que el agua es que el programa Demócrata aspiraba ayudar a los mayores ofreciéndoles la oportunidad de obtener medicinas recetadas a precios más económicos. El proyecto Demócrata, hubiese garantizado cuidado médico para todos los mayores sin importar su ingreso y sin aumentar los costos mensuales. 

La realidad es que el programa Demócrata ofrecía cobertura para todos los Americanos. Ahora serán nuestros hijos los que pagarán el alto costo de haber perdido la oportunidad de mejorar el programa Medicare. 

La congresista Hilda L. Solís (CA-32) sirve en el poderoso Comité de Energía y Comercio y es presidente del panel de asuntos de la salud del grupo de legisladores latinos en el Congreso.

Letters to the Editor Return to the Frontpage