July 2 2004

Los Superhéroes 

Yo el superchavo, Tú la mujer maravilla,

Yo el chico de corazón de oro

Yo el de grandes sentimientos,

el que teñía el cielo de colores

por lograr en tí una sonrisa, 

Yo el superchavo, el grande artista

Yo el que escribía versos y velaba tu sueño

para que no te abrumara la vida,

Yo el cualidoso, el eterno viajero, el analista

Yo el ambulante que arrastra recuerdos

Porque esa es la vida, 

Yo el abrumado, el recuerdo tuyo,

Alguien que te amó y se alejó largos días,

Yo el recuerdo, la sombra ficticia,

mal correspondidas fueron esas briznas,

Y tú en esa brizna,

la misma moneda, que gira y que gira

que pierde la apuesta,

La ley de la vida marcaste en mis días. 

Tú la risueña, tú la trigueña, la grande heroína,

la eterna caricia, el aire, la guía, la palabra madura,

la mordida precisa, la buena caligrafía,

Los superhéroes de batallas perdidas, de chascos y chuscos

de mal paradas salidas, 

Tú la mujer maravilla, tú la divina, la hasta hoy escondida.

De rabia, desilusión e impotencia nos colman la globaliza,

Curiosa la vida, tremenda paliza,

hoy nos cuestan más esfuerzos las tristes sonrisas.

Yo el superchavo, tú la maravilla

Se colgó el tiempo y nos quedó la pasajera ironía,

Ya no tiño el cielo de colores, sino lienzos crudos

Algo más reales y no menos fatalistas,

Yo el súperchavo, tú la sagaz criptonita,

Hay héroes sin causa, hay piedras rodantes

Que nunca se juntan. 

Julio Cisneros 2004.

Return to the Frontpage