July 2 2004

Los Californianos Tienen Acceso al Primer Programa en el País de Permiso Familiar Pagado

A partir del 1ro de julio, entrará en vigor la nueva ley en California de Permiso Familiar Pagado (Paid Family Leave—PFL.) Esta ley le proveerá a la mayoría de los Californianos, seis semanas de pago parcial al tomar una ausencia de su trabajo para cuidar a un hijo, esposo, pareja de hecho, padre o madre cuyo estado de salud es delicado o para formar lazos afectivos con un recién nacido, un hijo de quien tenga la custodia legal o un hijo recién adoptado. Una investigación conducida recientemente  por el Proyecto de Investigación del Permiso Familiar de California (California Family Leave Research Project) demuestra que a pesar del apoyo popular del permiso pagado, solo un 22% de los Californianos están enterados de que califican para estas prestaciones.

Crea el primer programa íntegro de permiso familiar pagado en la nación. La Ley Federal de Permisos Familiares o Médicos (Family Medical Leave Act—FMLA) les concede a aquellos empleados que califican, 12 semanas de permiso familiar sin paga. Lamentablemente, muchas familias en las cuales ambos padres trabajan, no pueden beneficiarse de dicho permiso ya que el tomar una ausencia de su trabajo sin paga no está económicamente a su alcance. Los beneficios ofrecidos por el Permiso Familiar Pagado son completamente financiados por los empleados a través del Seguro Estatal de Incapacidad de California (California’s State Disability Insurance—SDI) y permiten que los empleados reciban hasta un 55% de su salario, hasta un máximo de $728 por semana mientras cuidan a sus seres queridos.Los empleadores no pagarán nada.

Un estudio a nivel estatal conducido por el Proyecto de Investigación del Permiso Familiar de California, y dirigido por Ruth Milkman de la Uni-versidad de California, Los Ángeles, revela que sólo un poco más de la mitad de las empresas Californianas ya proveen beneficios de permisos familiares y médicos más generosos de lo que dispone la ley. Aquellos que lo hacen, tal vez se beneficien de un porcentaje de retención de empleados más alto y una reducción de los costos asociados con el reclutamiento y entrenamiento. El estudio también descubrió que mientras el 85% de los adultos encuestados favorecían una ley garantizando los permisos parcialmente pagados, sólo un 22% de ellos estaban enterados de esta nueva ley.

El Permiso Familiar Pagado llega en un momento crítico cuando más que nunca hay familias que dependen en el ingreso de ambos padres y más hogares encabezados por sólo la madre. El número de trabajadores con obligaciones de cuidar a sus familiares enfermos ha aumentado. Hay millares de personas en California menores de 65 años que hacen malabarismos para poder cumplir con las demandas del trabajo y la responsabilidad de cuidar de su familia. Los estudios indican que un 15% de estas personas tuvieron que reducir su jornada laboral, y otro 15% se vieron obligadas a renunciar a su trabajo para poder manejar sus responsabilidades familiares. El Permiso Familiar Pagado permitirá que estos héroes olvidados de la crisis nacional de asistencia médica cuiden a sus padres ancianos sin perder sus trabajos y ayudará que los padres puedan darle a sus hijos recién nacidos el tiempo y la atención necesaria para una adultez saludable.

Return to the Frontpage