January 28, 2005

Diputado Migrante Asume Puesto en Michoacán

Parte 1 de 3

En medio de grandes ex-pectativas a ambos lados de la frontera México-EE.UU, el pasado 14 de enero asumió el primer representante de los michoacanos residentes en Estados Unidos a la legislatura de ese estado de México.

Por Eduardo Stanley

Morelia, Michoacán (México) —Entró tímidamente al recinto de la legislatura y miró hacia arriba, donde estaban su familia y amigos, y saludó sonriente. Apenas pasadas las 11 de la mañana, Jesús Martínez Saldaña juramentó como uno de los 40 diputados a la 70ava Legislatura Estatal de Michoacán.

Culminaba así un largo proceso político impulsado por numerosas organizaciones de michoacanos en Estados Unidos y que contó con el apoyo del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de Michoacán, quien incluyó a Martínez como candidato plurinominal —o pro-porcional— por ese partido. Martínez realizó intensas gestiones y consultas con organizaciones, activistas y ciudadanos de Michoacán en Estados Unidos para elaborar la agenda que impulsará durante los próximos tres años.


Imagen de la Legislatura durante el primer día de sesiones

“Siento la gran responsabilidad de informar sobre aspectos de la migración y sus efectos que mucha gente desconoce, tanto aquí en Michoacán como en Estados Unidos”, dijo Martínez. El estado tiene cuatro millones de habitantes y casi 2.5 millones de michoacanos viven en Estados Unidos, desde donde envían 1.5 billones de dólares al año. Este dinero es crucial para la economía ya que Michoacán, palabra de origen Nahuatl que significa “Pueblo de Pescadores”, depende aún de la agricultura y su industrialización es escasa.

Martínez Saldaña nació hace 44 años en Santiago Conguripo, municipio de Angamacutiro. En 1969 se unió a su familia en Estados Unidos. Se graduó de la Universidad de San José y luego realizó su maestría y doctorado en la Universidad de Berkeley. Al asumir como diputado, renunció a su puesto de maestro en la Universidad Estatal de California, Fresno.

“Estoy muy contento aunque me duele separarme de mi familia”, comentó. Martínez vivió esta clase de experiencia, común a la mayoría de los migrantes, de la separación familiar ya que su padre se estableció en California antes que su familia. Ahora, su esposa, hijo y padres permanecerán en Fresno. Sin embargo, el nuevo representante deberá viajar periódicamente a Estados Unidos para mantener reuniones y contactos con sus representados. Precisamente de un proceso similar se estableció su agenda. Esta incluye impulsar el derecho al voto de los michoacanos en el exterior—propuesta de ley que en la anterior legislatura fué derrotada por los partidos de Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) y por extensión también apoyará la aprobación de una ley federal que permita a todos los mexicanos votar para las elecciones del 2006.

En este sentido, el lunes 17 de enero quedaron constituídas las comisiones legislativas y Martínez Saldaña integra la de Migración. Los demás puntos de la agenda incluyen elevar el estatus de la Coordinación de Atención al Migrante a nivel de Secretaria, apoyar proyectos educativos y culturales de michoacanos en Estados Unidos, establecer o fortalecer proyectos de salud para trabajadores migrantes e impulsar relaciones entre instituciones locales a ambos lados de la frontera.

Martínez Saldaña reconoce que si bien es una agenda ambiciosa se trata de un excelente punto de partida para fortalecer la presencia y decisión de los michoacanos en el exterior. “El será nuestra voz en el Congreso local, hasta ahora hemos sido casi fantasmas”, dijo enfáticamente José Manuel Correa, oriundo de Ciudad Hidalgo y residente de Chicago desde 1960. “También nos gustaría apoyar proyectos productivos y de exportación para que Michoacán mejore”. Correa es dirigente de uno de los clubes de michoacanos en Estados Unidos y activo participante en la Federación de Michoacanos de Illinois. Actualmente, es uno de los impulsores de la Federación Binacional de Migrantes de Michoacán, organización que podrá manifestarse politicamente, a diferencia de los clubes y otras, de tipo social y solidario.

Al igual que Correa, otros representantes michoacanos de Alaska, California y Texas asistieron a la ceremonia de asunción de Martínez Saldaña en Morelia a manera de apoyo a su gestión, destacando aún más la importancia histórica de la elección de un representante de los migrantes.

“Confío en que el Dr. Jesús Martínez contribuirá a sensibilizar a la población de Michoacán sobre temas migratorios y de la necesidad de legislar en provecho de los que tienen que irse y de las familias que quedan aquí”, dijo Claudio Méndez Fernández, de 33 años y encargado de la Coordinación de Atención al Migrante del gobierno. Al igual que Martínez, Méndez fué un migrante en Estados Unidos que decidió regresar para participar de un proceso político que despertó ilusiones de cambios positivos con la llegada de Lázaro Cárdenas Batel a la gobernatura estatal en 2002.

“Estoy seguro que la presencia de Martínez será muy importante para la causa del voto de los michoacanos en el exterior, especialmente ahora que seis de los diputados del PRD también fueron migrantes en Estados Unidos”, comentó entusiasmado el gobernador Lázaro Cárdenas Batel durante una entrevista exclusiva realizada el 13 de enero en Morelia. Cárdenas Batel, de 40 años de edad, es hijo de Cuahutemoc Cárdenas Solórzano y nieto del legendario general Lázaro Cárdenas.

En la próxima entrega de esta serie de reportajes, más detalles de esta entrevista.

Return to the Frontpage